Skip Navigation

¿Cuál es la importancia del uso de las redes sociales en la iglesia?

Por Gustavo Falcón*

He escuchado pastores decir: «Yo no uso redes sociales y le impido a mi congregación usarlas». ¡Dios mío! No puedo creer que la iglesia, la cual tendría que estar más actual que nadie, piense así. Qué diferente es decir: «Yo uso redes sociales y le enseño a mi congregación a usarlas correctamente».

Un día alguien me dijo:

—Yo no uso redes sociales porque después caigo en pecado.

—Mire hermano —le respondí—, el pecado no está en las redes sociales sino en el corazón y aunque usted no use redes sociales, pero si en su corazón hay pecado de adulterio o fornicación, usted va caer con o sin ellas.

La Biblia nos habla de tener dominio propio y es la cualidad que nos da el Espíritu Santo para enfrentar cosas adversas, situaciones complicadas y tentaciones sin caer, y así poder caminar por los lugares, aún oscuros, llevando la palabra de Dios. El dominio propio no es para alejarnos del mundo, es para caminar por el mundo sin comportarnos como el mundo lo hace.

Claro está que yo uso redes sociales intensamente, por lo que he sido muy criticado. Algunos amigos me dicen que abuso de ellas, pero mi forma de usar las redes es para dos cosas; primeramente es para edificar y en segundo lugar para publicitar nuestros eventos y nuestras reuniones de Vida Monterrey.

EL PROBLEMA NO ES LA HERRAMIENTA SINO EL USO QUE SE HAGA DE ELLA

Es triste ver que a través de las redes los hijos de Dios nos ofendemos, levantamos falsos, criticamos, difamamos, debatimos, ¿y qué crees?; el mundo entero se da cuenta de la terrible división que existe entre nosotros. Me duele ver como las redes sociales son usadas por cristianos para destruir, difamar y debatir.

Hablo de los cristianos que se sienten los defensores de la doctrina y lo único que hacen es perder el tiempo juzgando en las redes, hablando mal de un cantante o de un predicador. Juzgan si son de Dios o no son, destacan si alguno movió la mano e hizo tal o cual señal, acusándolo con ello de las peores cosas, con lo que muchos caen en el juego y responden defendiendo al cantante o al predicador. Mi consejo es que no caigan en el juego de la gente que no tiene nada que hacer.

La verdad siempre le digo a mí congregación: «Cuando usted lea un comentario negativo sobre mí, no conteste, no me defienda en las redes, no pierda su tiempo y mejor escriba algo que bendiga a las personas que lo leen».

RÍASE UN POCO CON ESTOS CONSEJOS:

—Si toma no tuiteé.

—Dime qué tuiteas y te diré quién eres.

—El que con tuiteros deprimidos se junta a llorar por twitter aprende.

—De la abundancia del corazón habla tu facebook.

—No mandes indirectas en twitter, especialmente si la persona que te ofendió ni siquiera te sigue.

Debemos estar consientes de que toda herramienta en esta vida, sin excepción alguna, es un peligro si no sabemos usarla. Es ahí donde entra la urgencia de actualizarnos como iglesia en algo tan relevante como las redes sociales. Si somos líderes o padres de familia enseñemos a nuestra gente a usarlas de manera correcta, que por tus sugerencias y consejos no quede.

UN GRAN ALCANCE

El alcance de las redes sociales es inimaginable y quitando el gasto del servicio de  Internet son gratis. Es impresionante cómo las noticias del mundo entero corren tan rápido a través de las redes sociales que las cadenas de noticias ya no pueden esperar a dar noticias exclusivas en su noticiero nocturno, pues para esa hora ya es noticia obsoleta, por eso ahora se valen de las redes para informar en tiempo real.

Y qué decir de las noticias que le dan la vuelta al mundo aunque un país no quiera darla porque no le conviene. Es decir, puede el gobierno comprar los medios televisivos nacionales para que no de noticias que no les conviene a ellos que salga al mundo entero, pero aunque lo hagan, la velocidad de las redes sociales se encarga de hacerle saber al mundo lo que está sucediendo.

Me da risa cuando escucho decir que las personas civiles se enteraron antes que un reportero. Este es el poder del alcance que tiene las redes sociales.

Los alcances de las redes sociales son tan extensos que las grandes compañías publicitarias prefieren invertir en redes sociales que en televisión. Los programas de televisión han comenzado a medir su rating a través de las redes sociales. Y qué me dices de los millones de visitas que recibe un video de un artista en tan sólo unas horas.

Un amigo que trabaja para la Federación Mexicana de Futbol me dijo que el Estadio Azteca con capacidad para más de 100,000 personas en momento de crisis de nuestra selección lo llenaron con sólo utilizar redes sociales. Sólo imagina si en la iglesia tomamos la gran decisión de actualizarnos en esta área de comunicación social, y hablo de la iglesia en general, no unas cuantas que ya lo hacemos. Quizá mientras lees esto digas: «Ay Gustavo, llegó tarde tu comentario en este libro, ya todos usamos redes sociales». Tú si, posiblemente tu iglesia también. Pero si tú y yo pudiéramos saber la cantidad de pastores, líderes e iglesias que aun no lo hacen, ¡nos iríamos de espaldas!

¿Cuál es mi punto aquí? Que aprovechemos el gran alcance de esta herramienta y juntos impactemos al mundo a través de este medio y le demos a conocer a Jesús y así provocar efectos eternos en las personas que nos siguen en cualquiera de las redes sociales.

LAS REDES SOCIALES SI FUNCIONAN PARA LA IGLESIA

Para Vida Monterrey, la iglesia que pastoreamos Lily y yo, las redes han sido un factor importantísimo de alcance de nuevos creyentes. Hemos ganado muchas personas para Jesús a través de la redes, hemos ministrado muchos jóvenes por medio de las redes y más de una ocasión hemos tratado con personas que están a punto del suicidio y nos han escrito esperando una última palabra que les diga que vale la pena vivir, gracias a Jesús la historia de esas personas ha cambiado y ahora siguen vivas, con Jesús en su corazón.

En nuestra congregación hemos decido poner wi-fi abierto para que las personas tengan acceso y puedan usar sus redes sociales, en momentos de la predicación muchos hacen sus apuntes en la red y lanzan al mundo, en tiempo real, lo que yo estoy predicando. Claro está, es una estrategia personal y no por eso todos lo tienen que hacer. Confieso que al principio tuve conflicto con esto pero sé que hice bien en actualizarnos. Claro, si la gente está escribiendo en su red social «tengo sueño» pues hay dos problemas y uno de ellos es que debo actualizar mi mensaje.

Lo que hemos hecho también es que cuando doy la bienvenida después de nuestro tiempo de alabanza, les pido que tomen su teléfono inteligente que manden un mensaje por las redes sociales anunciando que la transmisión en vivo de mi predicación por Internet está por comenzar para que nos sintonicen, tomamos 3 minutos en nuestro programa de reunión para usar las redes sociales y así llegar a las personas.

Otra cosa que hacemos es que periódicamente ponemos gente con sus computadoras en el lobby de la iglesia, para ayudar a otros a abrir sus propias cuentas en las distintas redes sociales y capacitarles para utilizarlas correctamente. Lo hacemos con el fin que los papás estén actualizados para que puedan supervisar lo que escriben sus hijos.

TIEMPO DE ACTUALIZARNOS

Deseo ver a la iglesia actualizarse y usar estas redes sociales en su máxima expresión para llegar a millones. Vuelva a leer… millones, pues es posible tocar el corazón de millones de personas en tan sola unos instantes con un mensaje que les resuelva su eternidad en Jesucristo.

Sabemos entonces que sin duda hay cosas buenas y cosas malas en las redes sociales, pero  tú y yo elegimos qué hacer y cómo usarlas. Las redes sociales son como la espada de Goliat, nosotros decidimos para qué las usamos.

Quiero terminar este capítulo diciéndote lo siguiente, sé consiente del poder de las redes sociales, ellas te pueden convertir en un motor de cambio en la vida de mucha gente, mucha más de la que siquiera conoces.

¡ACTUALIZATE YA!

*Para más información acerca del artículo, visite el enlace: http://lidervision.com/portal/blogs/blog-gustavo-falcon/cual-es-la-importancia-del-uso-de-las-redes-sociales-en-la-iglesia/ 

Category: Lider
Tags: