Skip Navigation

Foto por Kathleen Barry,

La gratitud, el agradecimiento, el mostrar reconocimiento por todo lo que tenemos y el maravilloso mundo que Dios nos ha dado es práctica espiritual de muchas religiones y un sello distintivo del cristianismo.

Acción de Gracias y Compartiendo Gracias: Involucre a su iglesia en gratitud

 

Por Laurens Glass*/ Traducción y adaptación por Michelle Maldonado**

La gratitud, el agradecimiento, el mostrar reconocimiento por todo lo que tenemos y el maravilloso mundo que Dios nos ha dado es práctica espiritual de muchas religiones y un sello distintivo del cristianismo. Los diarios y las listas de agradecimiento son todo un furor en la cultura popular, pero ¿cuántas veces planeamos estar agradecidos como una actividad de la iglesia? Aquí presentamos varias ideas para reunir a las personas en la alegre práctica de la gratitud.

Facebook

Use la página de Facebook de su iglesia para publicar algo que su iglesia agradece: ¿Un custodio? ¿El coro? ¿Los voluntarios para el comedor popular? ¿Un santuario histórico? ¿El nuevo estacionamiento? Diariamente comparta versículos bíblicos relativos al dar gracias o prestar atención: "Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5: 18). Pida a sus amigos de Facebook que añadan una palabra o una foto cada día del mes, o de la semana. Cree una página web con agradecimientos de los miembros, y comparte un poco más de gratitud en el sitio web de tu iglesia.

Tuitee tus agradecimientos

Use tu propia cuenta de Twitter para publicar lo que agradece. ¿Su personal? ¿Su conferencia? ¿Su hijo? ¿Los Beatles? Es una buena forma de difundir un espíritu de gratitud, y permite que otros le conozcan un poco mejor. Desafíe a los amigos, miembros del personal u otros pastores a “Tweet Thanks” también. Etiquételos con una nota de agradecimiento.

El agradecimiento en los niños

Las perspectivas de los niños son tan honestas y únicas que proporcionan un excelente material para pensar, tanto a los adultos como a otros niños. Como un proyecto de escuela dominical, pida a los niños que dibujen cosas (personas o mascotas) por las cuales están agradecidos. Pídales que traigan fotos o imágenes tomadas de una revista, o cosas que aprecian y pregúnteles por qué están agradecidos. Sus razones sin duda alguna divertirán e inspirarán.

Grupos agradecidos

A veces cuando los adultos se reúnen, podemos centrarnos en los problemas, “oops”, y desafíos que tenemos. Es fácil quejarse de lo que no va bien, pero ¿qué pasaría si usted comienza una reunión pidiéndole a todos que compartan algo que va bien? Puede planificar una reunión o clase de Escuela Dominical solamente para agradecer. Si usted organiza cenas en clubes o grupos pequeños, pida a cada miembro que comparta lo que más aprecia en la vida en lugar de elevar una oración. Deje que la gratitud sea su oración.

Publique

No todos están en Facebook. Bueno, mi madre no está en Facebook. Para agregar una ayuda visual en su oficina, ¿por qué no limpia una cartelera de anuncios o pones un panel de presentación para "notas de agradecimiento"? Escribe en la parte superior "¿Por qué estás agradecido?", pon un montón de notas autoadhesivas y algunos bolígrafos, y observa qué pasa.

Gracias por quienes no pueden asistir

Las iglesias son a menudo una conexión principal con la comunidad para los miembros que no pueden estar físicamente presentes en su congregación. Las visitas o llamadas telefónicas son maravillosas, pero ¿por qué no enviar también una nota expresando que estás agradecido por ellas? Todos necesitamos sentirnos necesarios. Alguien que está enfermo o no puede estar allí para echar una mano, sabrá que su membresía, oraciones y apoyo son todavía necesarios y apreciados.

Entregue tarjetas de agradecimiento a su personal

¿Les ha dicho últimamente que los ama? Hágalo oficial con una tarjeta. ¡Y no, yo no trabajo para Hallmark!

Agradezcamos

La gratitud es un lente maravilloso para ver el mundo. Cuando nos enfocamos en nuestras bendiciones, tendemos a ser más felices. Cuando nos damos cuenta de lo mucho que poseemos, tendemos a ser más considerados con aquellos que tienen menos. Cuando hablamos de lo bueno juntos, tendemos a apreciarnos más el uno al otro.

Ser agradecido es realmente ser más consciente. Tal vez esta atención nos ayude a todos a enfocarnos en la abundancia de nuestras vidas, y cómo podemos compartirla con otros. Este mes de noviembre, comprométase a agradecer. Y, recuerde, sólo toma unos treinta días para que una nueva práctica se convierta en un hábito. ¡Gracias a Dios!

*Laurens Glass es redactor y Especialista en Medios Digitales para United Methodist News Service, un servicio de United Methodist Communications. Usted puede comunicarse con ella en lglass@umcom.org o 615-742-5405

Para leer el artículo original en inglés, visite el enlace: http://www.umcom.org/learn/thanksgiving-and-thanks-sharing-engage-your-church-with-gratitude

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org