Skip Navigation

Tres mitos sobre la vida simple

 

Michele Minehart

4 de diciembre, 2012 | Rethink Church

Si la filosofía de "menos es más" es lo que usted quisiera poner en práctica en su vida, veamos lo que significa simplificar la vida. Así como seguir a Jesús hace nuestra vida mejor pero no más fácil, la vida simple tampoco es fácil. Es como abordar la vida patas arriba. Veamos algunos mitos sobre la vida más simple.

Mitos 1: Uno puede comprar un producto para simplificar la vida
Esto es lo que los ejecutivos de marketing quieren que usted crea, pero no es así. Betty Crocker quiere que usted compre un aparato para que sea más fácil hacer panqueques, pero la verdad es que el asunto ocupará más espacio en la cocina y hará las cosas más difíciles.

Mito 2: La vida simple significa más fácil
Esto no es cierto. Ocurre que la vida simple a veces significa más trabajo. Simplificar no es un camino más corto, sino es el camino a una vida más libre. El reciclar la basura requiere más trabajo que simplemente botar todo a un tacho de basura.

Mito 3: lo simple significa algo vacío
La gente cree que una vida más simple significa una habitación sin muebles y con sus paredes vacías. Pero no es así. Uno todavía tiene cosas que hacer y responsabilidades que cumplir. Uno debe tener las cosas que nos capacitan para realizar nuestras responsabilidades. La simplicidad lo ayuda a uno a concentrarse en lo importante y vital, pero no a vaciarlo todo hasta que uno quede sin medios para hacer nada.