Skip Navigation

Foto: Mike DuBose, UMNS

El Rev. M. Douglas Meeks habla durante una mesa redonda sobre educación teológica en el Bennett Center Scarritt en Nashville, Tenn.

La Rvda. Sarah Sours habla durante una mesa redonda sobre la educación teológica en el Scarritt Bennett Center en Nashville, Tenn. Sours es instructora en Huntingdon College en Montgomery, Alabama

Los asistentes leen de la "Formación para el Ministerio en el metodismo americano", libro escrito por el reverendo Russell Richey durante el panel de discusión sobre la educación teológica en el Scarritt Bennett Center en Nashville, Tenn. Foto por Mike DuBose, UMNS

Previous Next

¿Tiene futuro la educación teológica?

 

Por Heather Hahn | 16 de marzo, 2015 | NASHVILLE, Tenn. (UMNS)
Traducido y adaptado por Amanda M. Bachus (*)

La educación teológica metodista unida en los Estados Unidos está en crisis, y un renombrado académico dice que si persisten las tendencias, la forma moderna en capacitar pastores podría desaparecer por completo.

El Rev. M. Douglas Meeks advirtió seriamente sobre la crisis a una audiencia de 40 profesores de teología y académicos metodistas unidos reunidos en el Centro Scarritt Bennett de Nashville en febrero 26 y 28, para discutir el futuro de la educación teológica.

"Hay una gran escasez de gente que será el maestro de los maestros", dijo Meeks que es el Canciller de Cal Turner y Profesor de Teología y Estudios Wesleyanos en la Escuela de Divinidad de la Universidad de Vanderbilt. El Rdo. Meeks fue uno de los organizadores de la conferencia.

"Cada vez que hacemos una búsqueda para un presidente, un decano o un miembro para la facultad en nuestras escuelas teológicas, las listas de candidatos son increíblemente cortas", dijo en la reunión.

El evento reunió a representantes de más de 13 seminarios metodistas unidos de Estados Unidos, así como Vanderbilt, el Seminario Teológico Asbury, y Hood Theological Seminary una escuela metodista africana Episcopal Zion en Salisbury, Carolina del Norte. También estuvieron presentes miembros del personal de la Casa Metodista Unida de Publicaciones y la Junta de Educación Superior y Ministerio de la denominación.

Meeks teme que los metodistas unidos estadounidenses podrían terminar como la Iglesia Metodista de Gran Bretaña, que ya no tiene escuelas teológicas y tiene que depender, en gran parte, de sus relaciones ecuménicas para la formación del clero.

"Creo que la situación es tan grave que vamos a tener que empezar a imaginar más creativamente sobre lo que el futuro puede traer a la educación teológica", dijo Meeks.

Muchos asociados para pocos puestos

El Rdo. Meeks habló a un grupo intergeneracional que incluía a profesores titulares con varios años en sus cargos y a recientes graduados doctorales ( Ph.D.) quienes están luchando para ganarse la vida como instructores teológicos. Sus experiencias muestran que las vías para los profesores metodistas unidos tienen algunas obstrucciones graves.

Be sure to add the alt. text

La Rvda. Sarah Sours habla durante una mesa redonda sobre la educación teológica en el Scarritt Bennett Center en Nashville, Tenn.  Sours es instructora en Huntingdon College en Montgomery, Alabama.

Algunos de los estudiosos más jóvenes hacen malabarismos enseñando múltiples cursos como instructores adjuntos en universidades, a la vez que enseñan cursos de estudio a los pastores locales con licencia. Otros sirven en una iglesia local y lo que esté disponible en algún puesto de enseñanza. Casi todos trabajan con el peso de enormes deudas por préstamos estudiantiles acumulados tras años de estudios requeridos para el posgrado.

Un participante en la conferencia, el Rev. Sean Hayden, también trabaja en carpintería para poder solventar sus gastos de cada mes. "He asumido muchos roles en los últimos cinco años en la lucha por encontrar empleo --no vamos a utilizar la palabra ‘remunerado’, sino ‘estable’-- en la profesión para la cual he sido entrenado", dijo Hayden, que es padre de tres hijos.

Meeks y otros oradores dicen que una gran parte del problema es que en los últimos años las universidades han respondido a las crisis financieras reduciendo el número de posiciones de profesores a tiempo completo. Para llenar los vacíos, las universidades dependen cada vez más de personal adjunto que son mucho menos costosos y que trabajan bajo contrato, sin beneficios de salud o de jubilación.

Más de la mitad de todos los miembros de la facultad de los Estados Unidos tienen ahora nombramientos imprevistos a tiempo parcial, según reporta la Crónica de Educación Superior. La pesada carga académica de un adjunto --a veces en múltiples instituciones- - deja poco tiempo para completar una investigación original no renumerada que podría abrir las puertas y dar paso a una posición titular y posición económica estable.

Si desea saber más sobre la educación teológica metodista unida, visite la Junta General de Educación Superior y Ministerio.
 
 

 

A menudo hay una discrepancia entre las especialidades teológicas de los estudiosos y el tipo de profesor o profesora que un seminario está buscando, dijo el reverendo Russell E. Richey al servicio Metodista Unido de Noticias. Los estudiantes de doctorado, por ejemplo, pueden ser alentados a centrarse en el Antiguo Testamento. Pero en el momento en que se gradúen, las únicas plazas disponibles son para especialistas en el Nuevo Testamento.

Richey es profesor invitado en la Escuela de Divinidad de la Universidad Duke, y ex decano de la Facultad de Teología Candler, Universidad de Emory. "Si usted ha pasado varios años sin conseguir algo, es como si quedara marcado ", dijo. "Es difícil de coordinar el ingreso de los estudiantes de posgrado, y cinco años más tarde con las plazas disponibles ".

Impacto en los jóvenes investigadores

"¿Cómo ven la educación teológica metodista unida aquellos que están empezando como estudiosos? Desorientador y agotador ", dijo el reverendo Tim Eberhart, profesor asistente de teología y de ecología en el Seminario Evangélico de Teología Garrett y en la Facultad de Teológica Metodista en Ohio.

Dijo que los estudiosos más jóvenes necesitan ser "adaptables, emprendedores e innovadores" en dónde enseñan y cómo enseñan. Por ejemplo, el encontró el éxito para candidatos del clero y el laicado con un curso que combina tanto la interacción personal como la interacción en línea.

Los aspirantes también se enfrentan a desafíos particulares en el sistema metodista unido. Presian Burroughs, quien enseña en el Seminario Teológico Unido, señaló que las Juntas del ministerio ordenado de algunas conferencias no saben qué hacer con los presbíteros candidatos que sienten que están llamados al sector académico en lugar del ministerio en la iglesia local, entonces colocan algunas vallas.

La Rvda. Carolyn Davis sirve como analista de políticas a tiempo completo con el Centro para el Progreso Americano y como profesora adjunta en el Seminario Teológico Wesley dice que las estadísticas muestran que la mayoría de los académicos de su edad y más jóvenes no pasarán a la carrera académica como titulares de tiempo completo. Sin embargo, sugirió que los teólogos pueden encontrar diferentes maneras de seguir el llamado de Dios. Señaló que los aspectos del trabajo de investigación, la enseñanza, el escribir y el servicio también existen fuera de la academia, de manera que aún les permitirá servir a la próxima generación de líderes de la iglesia.

Ella ha encontrado que su posición actual le permite usar su experiencia en investigación y trabajar hacia el equipamiento de las comunidades religiosas para la justicia social. También apoya sus continuas contribuciones a la educación teológica metodista unida como su visita a la conferencia. "A veces tienes que renunciar al sueño para encontrar la vocación", dijo.

Los próximos pasos

Por en cuanto, Meeks y otros participantes de la conferencia no están dispuestos a renunciar a la estructura básica de educación en el seminario metodista unido. Pero dijeron que puede ser el momento de repensar algunos aspectos del sistema.

Los estudiosos están trabajando en un artículo sobre sus discusiones que se presentará a los obispos metodistas unidos y ejecutivos de la agencia. También están trabajando con la Junta Metodista Unida de Educación Superior y Ministerio para formar una asociación de estudiosos metodistas unidos de EE.UU. que puedan colaborar e intercambiar ideas. La denominación ya tiene asociaciones similares en África y Asia. Otras ideas para la educación teológica podrían provenir de los metodistas unidos en África y Filipinas, que se enfrentan a sus propios desafíos, o del pasado histórico del metodismo.

Richey señaló que la formación del clero ha evolucionado muchas veces desde la llegada del metodismo a las costas de América hace más de 200 años. Él hizo una presentación general de su nuevo libro "La formación para el ministerio en el metodismo americano: Desafíos del siglo XXI y Dos siglos de resolución de problemas". En un principio el clero metodista, en su mayor parte, fue autodidacta en las obras de John Wesley, y luego se sometieron a programas de aprendizaje bajo un pastor de mayor jerarquía. Pero a medida que pasó el tiempo, el movimiento metodista requirió de más educación formal. Eventualmente se desarrolló el programa de seminario teológico para presbíteros que se requiere hoy. Cada cambio se produjo después de "presiones negativas".

"Parece que en casi todas las etapas, hubo algún problema urgente que la iglesia sintió que tenía que resolver", dijo Richey. "Pero en cada etapa, la iglesia también vio nuevas oportunidades".

* Hahn es una reportera de noticias multimedia para United Methodist News Service. Póngase en contacto con ella en (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org.

(*) Amanda M. Bachus es escritora independiente para Comunicaciones Metodistas Unidas.