Skip Navigation

Se alaba decisión de Obama sobre inmigración

 
Amanda Bachus y Barbara Dunlap-Berg*

21 de junio, 2012 | Noticias UMNS


Presidente Barack Obama durante una campaña presidencial, en 2008. Web iStockphoto por John Moore.

Los metodistas unidos que apoyan la reforma de sistema de inmigración aplaudieron el anuncio del Presidente Obama, del 15 de junio, en cuanto a que el gobierno federal dejará de deportar a algunos de los jóvenes indocumentados que entraron al país como niños.

La acción se llevó a cabo por una orden ejecutiva que no requiere legislación. Esta decisión se asemeja un poco a lo propuesto por el DREAM Act, ley que fuera detenida en el Congreso, en 2010. Una diferencia es que la meta del DREAM Act es proveer un camino hacia la ciudadanía para ciertos jóvenes inmigrantes indocumentados. La acción del ejecutivo podría beneficiar como a 800,000 personas.

Bajo la nueva medida, los inmigrantes menores de 30 años que ingresaron al país antes de haber cumplido 16 años, que no presentan una amenaza criminal o de seguridad y que han sido estudiantes exitosos o que han servido en el ejército, podrán obtener un aplazamiento de dos años de su deportación. Quienes cumplan con los requisitos, podrán solicitar permiso para trabajar, a condición de que estén ahora en el país y que lo hayan estado por los últimos 5 años.

"El anuncio de la administración Obama, hoy día, de que algunos jóvenes indocumentados que viven en los Estados Unidos recibirán un alivio temporal de la deportación y que serán autorizados para trabajar, es un avance extraordinario hacia la necesaria reforma de inmigración", dijo Minerva G. Carcaño, obispa del área de Phoenix y defensora del DREAM Act.

"Entre los jóvenes que serán bendecidos por esta acción están metodistas unidos con quienes celebramos y damos gracias a Dios. Este día llega como resultado de los esfuerzos diligentes de muchos, incluyendo el de los grupos de respuesta sobre inmigración de nuestras conferencias, el trabajo de varias de nuestras agencias, Mujeres Metodistas Unidas y la clara y firme voz del Concilio de Obispos".

Abrumador y agridulce
"Es algo verdaderamente abrumador", dijo una chica de 18 años que asistía a la reunión de la Conferencia Anual de Florida, cuando escuchó el anuncio. "He vivido aquí desde que tenía 2 años y he crecido en América. El hecho de que ahora, finalmente, podré trabajar y estudiar aquí, hará la vida más fácil". La joven es voluntaria de