Skip Navigation

Reunión aborda el ministerio del clero joven

Vicki Brown

21 de septiembre, 2012 | GBHEM


Participantes de la Cumbre de Clero joven levantan sus manos durante un himno.

Mentores inaccesibles que no conocen el proceso, gente de la iglesia que quieren conseguirle novia/o al clero soltero, sentarse en una reunión de candidatura donde todos tienen la edad de padres o abuelos. Estas son algunas de las historias que cuentan los jóvenes adultos que buscan ser ordenados en la Iglesia Metodista Unida.

Un grupo de más de 25 clérigos y candidatos conversó sobre las frustraciones y triunfos del proceso, incluyendo también algunos mentores fantásticos e iglesias que los han apoyado todo el camino. Esto ocurrió en la Cumbre de Clero Joven, auspiciada por la Junta General de Educación Superior y Ministerio (GBHEM), los días 20 al 21 de agosto, en Nashville, Tenn.

Un video irónico sobre el proceso de ordenación en la IMU, advirtió, entre otras cosas, que el clero joven y entusiasta será enviado a iglesias rurales con gente anciana para que paguen sus deudas por 20 años.

Una joven contó que eso fue lo que se le dijo cuando escuchó el llamado de Dios. Otra dijo que cuando conoció a su mentor, este le dijo que realmente no sabía lo que debía hacer. "Tuve la suerte de que soy hija de un pastor y mis padres sabían lo que tenía que hacer".

Otros hablaron de mentores fantásticos que los visitaron en la universidad, los llamaron con frecuencia para saber cómo estaban, y de congregaciones que los ayudaron de muchas maneras.

El grupo también observó que los mentores no reciben ayuda en sus conferencias anuales. Los clérigos que desean ser buenos guías no encuentran tiempo para hacerlo.

La joven Rda. Jasmine Smother, africano-americana y directora asociada de ministerios conexionales de la Conferencia Georgia Norte, afirmó que es preocupante el número reducido de jóvenes étnico-raciales en el proceso de candidatura. "Hay 53 candidatos africano-americanos menores de 30 años. ¿Estamos tan concentrados en la gente anglo que no hay espacio para gente étnico-racial?", afirmó. Se habla de 53 candidatos de un número de como 1,200.

La Rda. Kim Cape, directora de GBHEM, dijo que cree que el grupo ha tenido una excelente partida para determinar el camino para la Iniciativa Clero Joven, para la cual la Conferencia General 2012 apartó $7 millones.

En su sermón de inauguración, Cape dijo que "si percibimos más clero joven como una herramienta de sobrevivencia institucional, no tendremos éxito. La salud de la institución es un resultado del vigor espiritual".

Un tercio del grupo tenía 30 años o menos, y casi la mitad estaba bajo los 40 años de edad. En la reunión estuvieron dos obispos, un presidente de seminario y oficiales de admisión, personal de conferencias anuales y agencias, así como clero joven y candidatos jóvenes.

Los participantes se dividieron en grupos pequeños para fijar metas respecto a problemas relacionados con el apoyo al clero joven en la IMU, tales como reducción de deudas por tuición en el seminario y ayudar al clero joven a que no estén alienados y sin apoyo.

"No queremos modificar el proceso de candidatura. Queremos saber qué podemos hacer, en forma radical, para reclutar y conservar los líderes que la iglesia necesita en 10 años más", dijo la Rda. Meg Lassiat, directora de Candidatura, Guía y Relaciones Conferenciales de GBHEM.

El grupo produjo las siguientes metas:


Un grupo discute cómo apoyar al clero joven.

Educación
Implementar un proceso claro de colaboración, llamado a cuentas y eficacia entre el seminario y la iglesia, a fin de reducir el monto general de deuda del clero joven, en los primeros 5 años de su ministerio, para crear los mejores líderes espirituales para que formen una nueva generación de metodistas unidos.

Formación
Identificar personas llamadas a ser mentores y proveer dinero y apoyo para los mentores efectivos. Se habla de, posiblemente, de clero bi-vocacional o jubilado para formar un equipo en el que un candidato tiene dos o tres mentores, con sólo unos cuantos mentores por conferencia anual dedicados a los candidatos y con conexiones entre los mentores de cada conferencia.

Discernimiento
Empoderar a líderes locales (congregación, distrito, conferencia) para conectarse con gente joven mediante oportunidades de discernimiento y para que entablen relaciones con ellos durante el proceso de candidatura. A las entidades que establezcan estos liderazgos, se les ofrecerá una subvención igual a lo que ellas inviertan en el establecimiento de dicho liderazgo. Reunir una vez al año a estos líderes para que compartan las mejores prácticas.

Reclutamiento
Una vez al año, realizar un domingo con el tema "Responde al Llamado", en cada iglesia, escuela teológica y ministerio universitario.

Apoyo
Desarrollar sistemas de apoyo diseñados por clero joven de cada conferencia anual, para incrementar mediblemente su ministerio, satisfacción y efectividad por periodos de tres años.

*Brown es escritora y editora asociada de la oficina de interpretación de GBHEM.