Skip Navigation

Rechazado proyecto de ley en favor de estudiantes idocumentados en Tennessee

Carlos Reyes, un joven hispano de 15 años de edad, miraba desde el balcón de la Cámara de Representantes de Tennessee, el pasado miércoles 22 de abril,  mientras los/as legisladores/as debatían un proyecto de ley, que podría determinar la subvención de su educación universitaria. Al final, el proyecto de ley para permitir que algunos estudiantes indocumentados puedan recibir el beneficio que les ayude a pagar la matrícula en las universidades y colegios estatales no fue aprobado por un voto, 49-47. Se necesitaban cincuenta votos para aprobar el proyecto de ley, que había pasado en el Senado, lo que hace que el proyecto quede diferido hasta el próximo año.

"Esto me hace sentir decepcionado", dijo Reyes, un estudiante de secundaria de Murfreesboro cuyos padres lo trajeron ilegalmente a los EE.UU. "Realmente espero que pasen esta ley pronto. Nosotros, la comunidad, los inmigrantes, queremos ir a la universidad. Nuestra esperanza, es espera. "

La propuesta fue impulsada por el Representante Mark White (Repúblicano de Memphis), después de que la semana pasada, los senadores aprobaran la versión presentada por el republicano Todd Gardenhire de Chattanooga, con una votación de 21-12, culminando un esfuerzo de tres años por Gardenhire, White y defensores de los/as inmigrantes.

White pensó que tenía los votos pero en el debate horas más, el apoyo comenzó erosionarse cuando  opositores republicanos comenzaron a empantanar el proyecto de ley. Esto le da continuidad a la  frustración en torno a resolver el problema de la inmigración ilegal y la obstaculización de las acciones ejecutivas tomadas por el presidente Barack Obama.

White instó a sus colegas a estar con él.

"Este proyecto de ley es sobre la educación; no se trata de una reforma migratoria", dijo White. "Ellos fueron criados aquí (como hijos/as) y esto les permite pagar la matrícula estatal". Bajo la ley actual, los/as estudiantes indocumentados/as pagan tres veces más de lo que cuesta la matrícula estatal en los colegios públicos, a pesar de que sus familias han vivido y pagado impuestos en Tennessee durante décadas.

El proyecto de ley cubriría a los/as graduados/as de las escuelas de Tennessee, que fueron traídos a los EE.UU. antes de 2007, siendo menores de 16 años y que califican para estar en el país "legalmente" bajo la Acción Diferida para los Llegados/as en la Infancia (DACA en inglés). Ese programa también requiere que los jóvenes pasen la verificación de sus antecedentes penales.

El ataque contra el proyecto de ley se inició, con una serie de tres enmiendas patrocinadas por el representante republicano de Dresden Andy Holt. "Estamos diciendo que no les  vamos a dar el mismo acceso... que a los ciudadanos legales de nuestro país, en cuanto a lo que le estamos dando (a los/as estudiantes)”, argumentó Holt y preguntó por qué los/as estudiantes nacidos en el país, provenientes de los estados vecinos, consiguen in- tasas estatales. Todas las enmiendas Holt fueron finalmente aprobadas, la mayoría por márgenes más grandes que los de la votación final.

Como el debate se encendió, el Representante republicano de Oak Ridge,  preguntó "¿cuántos de estos/as inmigrantes ilegales van a utilizar este beneficio?" a los que White respondió que unos/as 7.000 estudiantes se han considerado para su legalización bajo el programa DACA. "Le estamos dando esperanza a la gente", dijo White, quien agregó: "espero que muchos puedan (calificar)”.

Un sorpresivo aliado de la propuesta de White fue el Representante republicano de Murfreesboro Rick Womick, quien tiene un historial de la feroz oposición a la inmigración ilegal. Womick y otros partidarios del proyecto, dijeron que a los/as estudiantes que ya están aquí, la educación universitaria les ayudaría a conseguir mejores puestos de trabajo y convertirse en contribuyentes productivos que no va a necesitar los servicios sociales. "Es muy probable que ellos/as (estudiantes) se queden aquí después de terminar la escuela y contribuyan con esta sociedad y con nuestro estado", dijo Womick.

Eben Cathey, de la Coalición por los Derechos de los/as Inmigrantes y Refugiados/as de Tennessee, dijo que los proponentes están decepcionados de "haber perdido por un pelo". Pero dijo que haber llegado hasta donde llegaron fue "increíble".

Este proyecto será presentado nuevamente el próximo año, dijo. "No hemos terminado todavía", dijo Cathey. "Sabíamos que iba a ser una batalla cuesta arriba. ... Hay un gran impulso para que esta política se implemente".

El Presidente de la Cámara, el republicano Bet Harwell,  no presidió el debate y ni votó. Pero dijo más tarde habría votado no, calificando el proyecto como una "pendiente resbaladiza... Hay un montón de personas que nacieron aquí, naturalmente, que están luchando para pagar matrículas universitarias. Si vamos a hacer esto por ellos/as, yo creo que debemos quitar la matrícula para quienes venga de fuera del estado también".

 

* Andy Sher es escritor para Times Free Press, para hacer contacto escriba a  asher@timesfreepress.com o 615-255-0550.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el gvasquez@umcom.org.