Skip Navigation

Sam Hodges, UMNS

Iglesia Metodista Unida La Fundición de Cristo en Tejas.

Qué hacer cuando los adultos ignoran a la juventud en la iglesia

Kelly Peterson*/ Traducción y Adaptación por Michelle Maldonado**
1 de junio de 2016

Es un problema muy viejo dentro de la iglesia. A menudo los/as jóvenes son echados/as a un lado ignorados/as en la vida de la iglesia, por sus miembros. Es muy común escuchar "no puedo relacionarme, no les entiendo o no hablo su lenguaje de adolescencia". Así que permítanme aclarar esto: ustedes envían a los/as jóvenes a su "salón de jóvenes" por separado, y a menudo ¿los/as sacan del culto para que tengan su propio programa fuera del ministerio de la iglesia? Su interacción principal sucede con sus líderes juveniles, a veces un/a pastor/a y la única vez que la congregación los/as ve o interactúa con ellos/as es cuando están recaudando fondos o en el programa de navidad.

La clave para la inclusión y la interacción positiva entre los/as miembros de la iglesia de mayor edad y sus jóvenes son relaciones mutuas. Los/as jóvenes tienen muchas cosas que aportar y demasiada información. Yo se que esto puede parecer una tarea de enormes proporciones e imposible y sé que estás pensando, "es que no conoces a mi iglesia", pero hay algunas iniciativas sencillas que puedes tomar para reducir la brecha generacional entre el grupo de jóvenes y el resto de los/as miembros de tu iglesia.

De acuerdo con el trabajo del Instituto de Investigación sobre los 40 Elementos, esos/as niños/as que están envueltos en relaciones positivas intencionales con adultos donde sienten apoyo, capacitación, expectativas y el uso constructivo de su tiempo (que incluye el tiempo pasado en una comunidad religiosa) son significativamente menos propensos a involucrarse en comportamientos de alto riesgo, y con más probabilidades de tener éxito en la escuela, las relaciones personales y en el alcance de logros. (Integración de Activos en Congregaciones, James Conway-2000 Search Institute)

Usted podría:

  • Ayudar a que los miembros de su congregación empiecen a apoyar a sus jóvenes asistiendo a sus actividades extra-curriculares (actuaciones de bandas, eventos, debates, representaciones teatrales, juegos deportivos, etc.) o reconocerlos/as y hacer que interactúen con los/as asistentes durante el saludo.
  • Encontrar miembros de su congregación que han tenido carreras interesantes o acontecimientos de la vida, e invitarles a platicar con su grupo de jóvenes. (Cuando lo hice me encontré con un ex jugador de la NFL, un científico de la NASA y un viajero que había estado en todos los continentes). Prepare de antemano a sus jóvenes y su invitado/a para que no haya momentos de silencio incomodos. 
  • Considerar la posibilidad de tener un retiro formal o un taller de formación de líderes. Comience enseñándole a sus adultos a que hagan preguntas abiertas a sus jóvenes, pidiéndoles que vean a los/as jóvenes como contribuyentes e identificar cómo podrían contribuir a la vida de la iglesia más allá de ayudar a limpiar el templo y de su servicio de jóvenes esporádico.
  • Encontrar ministerios dentro de tu iglesia que se pueden conectar a los/as jóvenes.
  • Fomentar el desarrollo de estudios bíblicos o grupos de libros que podrían incluir a la juventud.
  • Preguntarle a las Mujeres Metodistas y Hombres Metodistas que planifiquen una actividad que podría incluir a los/as jóvenes. (Partido de béisbol, día de artesanía, etc.)
  • Preguntarle a personas no padres si prestan su hogar para que los/as jóvenes tengan una cena, y tengan la oportunidad de conocer a un/a miembro de la congregación y él/ella conozca a los/as jóvenes.
  • Encontrar la manera de incluir a los/as jóvenes en el culto, proyectos de trabajo, cocina, etc.
  • Tener un/a joven como copresidente/a de un evento por temporada (colecta de juguetes en navidad, recogida de huevos en pascua, etc.)
  • Coordinar que los/as jóvenes conduzcan una clase de computadora u otro taller digital para miembros mayores de la congregación (Esto fue muy exitoso en mi iglesia).

El punto es que el cambio no va a ocurrir a menos que usted ayude a su Iglesia a mirar a los/as jóvenes a través de un lente diferente y comiencen a crear un cambio intencional hacia las relaciones intergeneracionales.

*Para más información acerca de Kelly Peterson o del artículo, visite el enlace: https://umcyoungpeople.org/the-latest/what-to-do-when-the-elders-of-the-church-ignore-young-people

** Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el mmaldonado@umcom.org

Category:
Tags: