Skip Navigation

Foto por Taurai Emmanuel Maforo, SMUN.

Tawanda Chandiwana es saludado por Russell Rusike, compañero de Misión Global, en el aeropuerto de Harare, Zimbabue. Chandiwana llegó el pasado 5 de julio procedente de las Filipinas, donde estuvo detenido desde el 9 de mayo.

Misionero detenido regresa a su casa en Zimbabue

 

Por Eveline Chikwanah */ Traducción y adaptación: Leonor Yanes **
21 de julio de 2018

HARARE, Zimbabue (SMUN)

Tawanda Chandiwana, quien pasó 56 días en un centro de detención en las Filipinas, está finalmente en casa. “Estoy muy feliz, emocionado y agradecido a la iglesia por unirse y ayudarme en medio de este tiempo de dificultades” dijo el compañero de Misión Global al llegar al Aeropuerto Internacional Robert Mugabe en Harare, donde fue recibido por familiares, amigos y representantes de la iglesia. Chandiwana fue arrestado el 9 de mayo mientras asistía a un seminario de entrenamiento en el Instituto Mindanao Peacebuiding, por un cargo relacionado con el status de su visa, pero también se encontró que estaba en una lista del gobierno de presuntos subversivos. Chandiwana negó haber cometido algún delito, y dijo “Estoy muy agradecido por estar de regreso en casa. Fue toda una prueba la situación en las Filipinas, pero al final se hizo justicia para garantizar mi liberación”.

En febrero, él y los misioneros metodistas unidos Miracle Osman y Adam Shaw, habían sido detenidos en los puestos de control policial, mientras participaban en una investigación ecuménica internacional de presuntas violaciones de los derechos humanos, incluida la muerte de nueve indígenas.

Chandiwana fue liberado después de una campaña publica que incluyó la declaración del Concilio Metodista Unido de Obispos/as y una petición en línea solicitando su liberación y el que permitieran a los otros dos misioneros salir de las Filipinas. A Shaw y Osman no se les había permitido abandonar el país; Shaw llegó a los Estados Unidos el 4 de julio y Osman, quien es de Malawi, llegó a su país el 13 de julio, después de haber estado en Manila con su pasaporte esperando noticias sobre los próximos pasos y el cronograma para su partida, informó el Rev. Russell Pierce, portavoz de la Junta General de Ministerios Globales (GBGM) de La Iglesia Metodista Unida (IMU).

“Estoy muy agradecido y espero que crezcamos juntos en la fe; al principio experimenté desesperación, pero cuando las personas comenzaron a mostrar su apoyo para asegurar mi libertad, empecé a ver una oportunidad de aprender de mi experiencia”, nos dijo al expresar su gratitud por el derroche de amor de 13.000 personas quienes firmaron la petición en línea por su liberación.

Tawanda Chandiwana muestra una amplia sonrisa a su regreso a casa en Zimbabue después de 56 días detenido en las Filipinas. Foto por Taurai Emmanuel Maforo, Servicio Metodista Unido de Noticias (SMUN).

También agradeció a las iglesias en las Filipinas y en Zimbabue, a la Universidad de África -su alma mater- y a los/as metodistas unidos/as alrededor del mundo. “Realmente no tengo palabras; nunca esperé que tantas personas se preocuparan… Me sorprendió” dijo Chandiwana.

Thomas Kemper, Secretario General de GBGM una semana antes de su liberación: “Yo estaba muy feliz por la visita de Thomas y compartimos algunos momentos juntos. Estaba muy preocupado y trabajó mucho para asegurar que todo saliera bien” comentó Chandiwana.

Kemper tuvo palabras de apoyo para Osman, “Miracle, manténte fuerte; tú puedes hacerlo. Siempre has sido una mujer fuerte. Oro para que ella también regrese pronto a casa”.

Con emotivas expresiones de solidaridad, Kemper describió su visita a Chandiwana: “Después de haberlo visitado en el centro de detención, mi corazón estaba muy compungido; las condiciones allí eran realmente malas, lo sentí mucho por él y por cómo había llegado repentina e inocentemente a esta situación. Lloré cuando recibí la primera llamada avisando que su liberación podría ser pronto. Estaba abrumado y mi tensión aumentaba todos los días hasta que finalmente nos enteramos de que estaba libre. Lo abracé brevemente en el aeropuerto de Manila y me despedí. Qué momento tan alegre”.
 
Instó a la iglesia a continuar orando: “Imagínate, ahora que más de 13.000 personas de más de 100 países han firmado la petición, qué global es nuestra comunidad metodista unida realmente; estoy agradecido y orgulloso de ser parte de la conexión de La Iglesia Metodista Unida”, dijo Kemper.
 
Simón Mafunda, líder laico de la conferencia del este de Zimbabue conoció a Chandiwana en el aeropuerto. “Estamos muy emocionados de ver a Tawanda en su tierra natal. En él vemos la gracia, vemos a la iglesia global en marcha y tenemos el testimonio cuando vemos a la iglesia metodista verdaderamente “unida”, dijo Mafunda.
 
Carolina Mutsago, quien sirvió por dos años en las Filipinas en el Harris Memorial College en Taytay, estaba entre las personas que le dieron la bienvenida a Chandiwana en el aeropuerto. “Curiosamente recibí la noticia de su detención el 25 de mayo cuando celebrábamos el Día de África. Qué casualidad que estábamos celebrando nuestra herencia e independencia africana, mientras uno de nuestros hermanos era detenido en tierra extranjera. Tawanda tiene una historia, que debería ser contada al mundo, de cómo su vida fue transformada a través de esta experiencia” nos dijo.
 
El Rev. Alan Masimba Gurupira, asistente administrativo del obispo en la Zona Episcopal de Zimbabue también expresó su agradecimiento por el regreso seguro del misionero, quien visitó la sede de la zona episcopal después de su llegada a casa. “Agradecemos al Señor por guiar su regreso a casa de manera segura y deseamos que continúe siendo misionero” dijo Gurupira.

 

* Chikwanah es un comunicador de la Conferencia Anual del Este de Zimbabue. Maforo es un comunicador para la Zona Episcopal de Zimbabue. Contacte a Vicki Brown, editora del Servicio Metodista Unido de Noticias (SMUN) al newsdesk@umcom.org o 615-742-5469. 

 ** Leonor Yanez es traductora independiente.