Skip Navigation

Foto: Lekisa Coleman-Smalls, UMNS

Robert Griggs (centro) ora junto a otras personas afuera de la Iglesia Morris Brown African Methodist Episcopal Church in Charleston, S.C. Metodistas Unidos se unieron a miembros de la iglesia AME en oración después del fatal asesinato en la Iglesia Africana Metodista Episcopal Emanuel en Charleston.

Foto: Lekisa Coleman-Smalls, UMNS

Foto: Lekisa Coleman-Smalls, UMNS

Mike Richards, un pastor, invita a la gente a arrodillarse para orar y bendecir a Charleston, Carolina del Sur. Photo by Lekisa Coleman-Smalls, UMNS

Foto: Lekisa Coleman-Smalls, UMNS

Una corona de flores como ofrenda de pesar de parte de la Iglesia Metodista Unida se colocó en la barricada de la policía en la Iglesia Africana Metodista Episcopal Emanuel, donde nueve personas murieron durante el servicio de oración y estudio bíblico la noche de miércoles. Foto cortesía de Billy Robinson.

Previous Next

Metodistas unidos apoyan a la Iglesia Africana Metodista Episcopal después de la masacre

 

Por Heather Hahn y Matt Brodie* | Traduccion y adaptacion por Amanda M. Bachus **
19 de junio, 2015

Los metodistas unidos en los EE.UU. están unidos en oración y desean ofrecer toda la ayuda posible a sus hermanos y hermanas de la Iglesia Africana Metodista Episcopal después del crimen de odio perpetrado contra miembros de la congregación en la iglesia, el 17 de junio, en Charleston, Carolina del Sur.

"Como pueblo de fe comprometidos con la justicia social y contrarios a la violencia armada y el racismo, nos dolemos por las vidas perdidas y destruidas por este horrendo acto de violencia", dijo el Obispo metodista unido de Carolina del Sur, L. Jonathan Holston, en una petición de oración. "La realidad es que todos han sido afectados e impactados por el horror que ocurrió en este lugar de culto".

El obispo Warner Brown Jr., presidente del Concilio de Obispos, envió una carta a los obispos de la Iglesia Africana Metodista Episcopal ofreciendo apoyo de parte de la Iglesia Metodista Unida y llama a los metodistas unidos para trabajar hacia un futuro más pacífico.

"Hacemos un llamado a los metodistas unidos y todos los hombres de buena voluntad para apoyar a las víctimas de este y todos los actos de violencia, a trabajar para acabar con el racismo y el odio, a buscar la paz con justicia y vivir la oración que el Señor nos dio, que dice: “venga tu reino, y que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo", dijo la carta de Brown.

Un hombre armado abrió fuego en la Iglesia Africana Metodista Episcopal Emanuel durante la reunión de oración y el estudio bíblico la noche del miércoles matando a nueve personas. Esta histórica iglesia ubicada en el centro de la ciudad es considerada la más antigua congregación AME al sur de Baltimore.
Entre los muertos estaba el pastor, reverendo Clementa Pinckney, quien también era un senador estatal. Pinckney también era un candidato al programa doctoral del Seminario Metodista Unido Wesley en Washington D.C.

Los oficiales de policía detuvieron a un sospechoso, Dylann Roof de 21 años, y están investigando la masacre como un posible crimen de odio.

"Antes de hacer nada, debemos comenzar por solidificar aquello que afirmamos, nuestra fe", dijo el reverendo Ken Nelson, secretario de la Conferencia de Carolina del Sur y director de servicios para el clero. Nelson consideraba a Pinckney un amigo y colega.

"Es importante que estemos con esta congregación y con la gente de fe". Nelson es uno de los metodistas unidos que planeaban asistir a un servicio de oración del mediodía en la iglesia Bethel AME en Columbia, Carolina del Sur.

Otras iglesias africanas metodistas episcopales en los Estados Unidos también llevaron a cabo servicios de oración, y los metodistas unidos se unieron en un sentimiento de pesar, agachando la cabeza en reverencia.

Algunas iglesias metodistas unidas de Carolina del Sur están abriendo sus puertas a cualquier persona que necesite un tiempo de silencio y meditación.

Cristianos responder a la tragedia 

Una serie de organismos y líderes cristianos han llamado a la oración y a condenar la violencia. Entre ellos están:

• El Concilio Mundial Metodista
• Consejo Nacional de Iglesias, de la que la Iglesia Africana Metodista Episcopal es miembro fundador
• Iglesias Unidas en Cristo
• Oficina Metodista Unida de Unidad Cristiana y de Relaciones Interfe
• Junta General de Iglesia y Sociedad de la Iglesia Metodista Unida
• Marcus Matthews Obispo de la Iglesia Metodista Unida del área de Washington

Encuentre recursos sobre cómo la iglesia está respondiendo a la violencia en www.umc.org/violence.


Fortalecimiento de los lazos

El tiroteo sucede cuando los metodistas unidos y miembros de la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) han estado fortaleciendo sus lazos.

En 2012, la Conferencia General de la Iglesia Metodista Unida – el cuerpo legislativo más importante de la denominación- aprobó una resolución de estar en plena comunión con otras cinco denominaciones metodistas afiliadas,  incluyendo la Iglesia Africana Metodista Episcopal. Plena comunión significa que las iglesias se reconocen mutuamente como asociados en la fe cristiana y se comprometen a trabajar juntos en el ministerio. Dicho acuerdo también significa que pueden intercambiar sus clérigos(as).

El Rvdo. Amiri Hooker, presidente del equipo de diseño de reconciliación racial de la Conferencia de Carolina del Sur, dijo que habló con Pinckney el viernes sobre un encuentro afiliado de ambas iglesias  previsto para las próximas semanas.

"Un número de pastores con quienes he hablado esta mañana dicen que este es un tiempo para la oración y el apoyo a las familias afectadas, sino también para asegurarse de que como comunidad no sucumbamos al miedo", dijo Hooker, que estaba en camino para asistir al servicio religioso en Charleston.

"No vamos a dejar que esta tragedia robe nuestro propósito de ser una iglesia que está abierta a todos los hijos de Dios". Hooker se unió a otros líderes de la iglesia para instar a las congregaciones a estar atentos y revisar sus planes de respuesta para cuando ocurra un peligro. Señaló que muchas iglesias metodistas unidas de Carolina del Sur están realizando sus escuelas bíblicas de vacaciones esta semana.

Enfrentar el mal
Históricamente, las congregaciones afroamericanas han tenido una buena razón para estar atentas, dijo Valerie Cooper, profesora asociada de estudios eclesiásticos negros en la Escuela de Divinidad Metodista de la Universidad Duke.

"Hay una larga y triste historia de violencia anti-negros, bombardeos, incendios provocados y dirigido a las iglesias negras, que son como el corazón palpitante en la teología, asuntos socio-políticos, e incluso económicos de muchas comunidades negras", dijo. "En particular, durante el siglo 20, la quema de iglesias negras era una manera de intimidar a los negros que buscaban mayor poder político o económico, puesto que las iglesias a menudo funcionaban como el eje de la organización de derechos civiles".

Señaló el bombardeo de 1963 de la calle 16 Baptist Church en Birmingham, Alabama, lo que resultó en la muerte de cuatro niñas que estaban congregadas allí para la escuela dominical.

Ese evento "conmocionó a la nación por la  violenta magnitud que los racistas perpetraban para perturbar y destruir iglesias negras, y por extensión, a las comunidades negras", dijo.

La gobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley, una metodista unida, dijo en un comunicado la noche del 17 de junio: "Nunca vamos a entender qué puede motivar que alguien ingrese en uno de nuestros lugares de adoración y tome la vida de otra persona".

El Rvdo. D. Cedrick Bridgeforth, presidente de Metodistas Negros para Renovación de la Iglesia, (Black Methodists for Church Renewal) desafió a los metodistas unidos a utilizar este tiempo "para examinar nuestra propia complacencia, la apatía y el apetito por el sensacionalismo en medio de las tantas tragedias que siguen tratando de llamar nuestra atención para erradicar el pecado del racismo, el clasismo y todo tipo del fanatismo que prevalece entre nosotros".

Una pregunta que a menudo sigue a una tragedia es por qué Dios permitió tal brutalidad. Emanuel, después de todo, significa "Dios con nosotros"."El mal es real, y nuestro mundo todavía se ve afectado por eso. En este momento, tenemos que mantenernos firmes decir que hay otra fuerza en el mundo ", dijo el Rvdo. Nelson. "La iglesia tiene que ser un testigo tan fuerte como sabemos que el amor de Dios está presente todavía y trabajando en el mundo".

* Hahn es una reportera de noticias multimedia para United Methodist News Service. Brodie es el director de comunicaciones de la Conferencia de Carolina del Sur. Para contactare con ella llame a (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org.

** Amanda M. Bachus es escritora independiente para United Methodist Communications.