Skip Navigation

Foto: Kathleen Barry (UMNS)

La Rvda. J. Kennetha Bigham-Tsai explica que una ley en el Libro de Disciplina está en línea con el mandato de la Mesa Conexional para abordar "temas emergentes".

Foto por Kathleen Barry (UMNS)

El reverendo Thomas Lambrecht de Good News se dirige a la Mesa Conexional en Nashville, Tenn. De pie a su izquierda, el Rev. Walter B. Fenton, también con Good News.

Foto por Kathleen Barry (UMNS)

El Obispo Bruce R. Ough habla durante una reunión del 18 de mayo, donde la Mesa Conexional aprobó la legislación que, de ser adoptada por la Conferencia General, cambiaría algunas de las reglas de la denominación en cuanto a la homosexualidad.

Foto por Kathleen Barry (UMNS)

La Rvda. Amy DeLong de Love Prevails habla durante la reunión de la Mesa Conexional.

Previous Next

Mesa Conexional pide mayor transparencia sobre sexualidad humana

 

Por Heather Hahn * | Traducción y adaptación por Amanda M. Bachus **
19 de mayo de 2015

Miembros del clero de la Iglesia Metodista Unida podrían realizar bodas entre personas del mismo género, y las conferencias podrían ordenar a clérigos/as homosexuales practicantes si la legislación sometida por el cuerpo de liderazgo de la denominación gana la aprobación de la Conferencia General.

Con una votación de 26 a 10 y una abstención, el 18 de mayo, la Mesa Conexional aprobó una legislación que eliminaría el lenguaje prohibitivo existente bajo la ley de la iglesia que hace un delito imputable el ser clérigo/a "auto declarado/a homosexual practicante" o que pueda oficiar bodas del mismo sexo.

En pocas palabras: si esta legislación es aprobada, el clero ya no correría el riesgo de ser llevado a juicio en la iglesia o de perder sus credenciales por oficiar bodas entre personas del mismo género, o como en algunas conferencias, pronunciarse abiertamente como gay.

Después de la votación, el Obispo del área de las Dakotas y Minnesota, Bruce R. Ough, quien preside la Mesa Conexional, dirigió al grupo en oración: "oramos que mediante el don del Espíritu Santo, ustedes puedan realizar este trabajo de manera que sea para su honra y nos pueda ayudar a encontrar el camino a seguir como la expresión Metodista Unida de la fe", dijo Ough.

La Mesa Conexional es un cuerpo metodista unido conformado por clero y laicado de todo el mundo y sirve como una especie de consejo de la iglesia para la denominación, coordinando su misión, su ministerio y sus recursos.

En última instancia, la Conferencia General – la asamblea con suprema autoridad en lo que respecta a la aprobación legislativa – determinará si la propuesta llega a ser la política oficial de la denominación cuando se congregue del 10 al 20 de mayo de 2016 en Portland, Oregón.

¿Qué dice la legislación?

Según la propuesta, cada clérigo/a tendría la posibilidad de decidir, de acuerdo a su discernimiento personal, si oficia o no un matrimonio entre personas del mismo sexo, de la misma forma en que lo establece acualmente el Libro de Disciplina –  libro de ley de la denominación – con respecto a las parejas heterosexuales que solicitan casarse. Esto infiere que no será una norma impositiva sobre los/as clérigos/as el bendecir uniones del mismo sexo, como tampoco lo es hacerlo con parejas heterosexuales. 

Del mismo modo, la propuesta no incluye la normativa de que cada conferencia tendrá la atribución de decidir la ordenación de clérigos/as abiertamente homosexuales, debido a que la constitución de la denominación, dentro de los lineamientos del Libro de Disciplina, ya otorga a las conferencias la autoridad principal para decidir en esta materia.

¿QUIÉN ESTÁ EN LA MESA CONEXIONAL?

La membresía de la Mesa Conexional incluye a 21 miembros del clero y del laicado elegidos por las cinco jurisdicciones de Estados Unidos y un miembro de cada una de las siete conferencias centrales en África, Europa y Asia.

Incluyen a representantes de cada una de los cinco caucuses étnico-raciales oficiales de la denominación, al igual que un joven y una joven adulta de la División Metodista Unida de Ministerios con los Jóvenes.

La membresía de la Mesa Conexional también comprende a los directores ejecutivos de las 12 agencias generales y la mayoría de los presidentes de las agencias, que son los obispos, así como el oficial ecuménico del Concilio de Obispos. Los 12 ejecutivos de la agencia tienen voz pero no voto en la toma de decisiones del organismo.

En total, la Mesa Conexional tiene 59 miembros y 47 de ellos pueden votar.

Se espera que la Conferencia General reciba múltiples peticiones que se ocupan sobre el prolongado debate de la iglesia en cuanto a la mejor manera de ministrar a personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer, o a individuos en cuestión.

La Conferencia General

La legislación propuesta define el matrimonio como un pacto que "se manifiesta en el amor, el apoyo mutuo, el compromiso personal y la fidelidad compartida entre dos personas que se casan entre sí". También señala que tal matrimonio "es tradicionalmente entre un hombre y una mujer".

Asimismo, la propuesta señala que la denominación "históricamente no ha tolerado la práctica de la homosexualidad y ha considerado la práctica incompatible con la enseñanza cristiana"; del mismo modo, mantiene la prohibición sobre el uso de fondos de la iglesia "para promover la aceptación de la homosexualidad".

El proceso de la Mesa Conexional

El voto se realizó después de más de tres horas de oración, discusión en grupos pequeños, y finalmente, tres discursos a favor y en contra de cada una de las legislaciones. La discusión de la mañana también incluyó un tiempo para cantar himnos y reflexionar en las escrituras.

Cada grupo pequeño tenía miembros de variadas perspectivas sobre la postura de la iglesia, la cual afirma en este momento que la práctica de la homosexualidad es "incompatible con la enseñanza cristiana".

La Rvda. J. Kennetha Bigham-Tsai, quien dirige el equipo de redacción legislativa de la Mesa Conexional, dijo a los miembros de la mesa antes de la discusión que, sea cual sea la decisión, los metodistas unidos sentirán una sensación de pérdida.

"Nuestros hermanos y hermanas LGBT ya están lidiando con la sensación de pérdida de aceptación en nuestras iglesias", dijo. "Si cambiamos nuestra posición, nuestros hermanos y hermanas de postura teológica y social más tradicional sentirán una sensación de pérdida de aceptación en nuestra iglesia. No importa lo que hagamos, si permanecemos en conflicto entre nosotros, seguiremos sintiendo la pérdida de la estabilidad y la unidad".

El voto de la Mesa Conexional continuó con la propuesta aprobada en abril 2014 después del primero de los tres paneles públicos, sobre la sexualidad humana. Después de horas de debate, el cuerpo aprobó "caminos paralelos" de diálogo y trabajo hacia el cambio de la Disciplina "para incluir plenamente a las personas LGBT en la vida de la iglesia”. Las iniciales significan lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.

En la reunión de la Mesa Conexional de febrero en Maputo, Mozambique, el equipo legislativo anunció que no estaba considerando propuestas para reorganizar la estructura de la denominación, según las posturas ideológicas.

En su lugar, el equipo presentó tres direcciones para que el cuerpo completo considere en respuesta a la moción de 2014.

  • La primera fue para no traer cambios a la Conferencia General sobre este asunto.
  • La segunda opción fue, lo que el equipo legislativa llamó, "inclusión total", eliminando todas las referencias en el Libro de Disciplina que proyectan una imagen negativa a la homosexualidad.
  • El tercer enfoque de la eliminación de la lengua prohibitiva era lo que el equipo legislativo recomendó y, en su gran mayoría, la mesa afirmó en la reunión de Mozambique. Treinta y seis miembros de la Mesa Conexional asistieron a esa reunión.

La reunión de mayo de la Mesa Conexional, básicamente puso la propuesta en lenguaje legislativo.

¿Por qué la Mesa Conexional aborda este asunto?

Bigham-Tsai dijo que la legislación está en consonancia con el mandato del Libro de Disciplina en cuanto a la Mesa Conexional para abordar "temas emergentes", y determinar "la forma más efectiva, cooperativa y eficiente en proporcionar la mejor administración de los ministerios, del personal y los recursos".

El debate apasionado sobre la postura de la Iglesia en cuanto a la homosexualidad ha brotado en cada Conferencia General desde 1972. La asamblea legislativa ha votado consistentemente para mantener el mismo lenguaje, y con los años se han expandido las restricciones contra clérigos homosexuales y las uniones del mismo género.

Pero el debate se ha intensificado mientras cada vez más países y estados de la nación estadounidense reconocen legalmente el matrimonio civil entre personas del mismo sexo, al mismo tiempo que aumentan los requerimientos de matrimonio igualitarios a petición de los/as congregantes homosexuales que forman parte de la iglesia.

La Corte Suprema de Estados Unidos está ponderando la posibilidad de revocar las prohibiciones estatales de reconocer este tipo de uniones. El fallo en cuestión no se espera hasta fines de junio. Casi el 60 por ciento de los/as metodistas unidos viven en los Estados Unidos. Desde el año pasado, algunos metodistas unidos han planteado la posibilidad de una división denominacional sobre puntos de vista teológicos.

Bigham-Tsai dijo que hay esperanza que esta propuesta sea considerada como "la tercera vía" que puede mantener a la gente en la mesa y posiblemente termine el largo estancamiento de la denominación.

Reacciones en la sala

Representantes de Good News (Buenas Nuevas) y de Love Prevails (El Amor Prevalece), ambos grupos que abogan por causas contrapuestas dentro de la iglesia, fueron algunos de los observadores de la discusión. La Mesa Conexional invitó a estos dos grupos a compartir sus ideas sobre la legislación propuesta. 

Ambos grupos hablaron en contra de las propuestas.

"Creemos que esta propuesta que están considerando tiene el potencial para aumentar el conflicto", dijo el reverendo Thomas Lambrecht, vicepresidente y gerente general de Good News, que apoya las enseñanzas actuales de la denominación sobre la homosexualidad. Explicó que la propuesta tomará una disputa que ocurre a nivel de la Conferencia General y "bajará a cada conferencia anual y a la iglesia local".

La Rvda. Amy DeLong de Love Prevails también habló. Love Prevails aspira cambiar la postura de la iglesia sobre la homosexualidad y terminar con lo que considera una discriminación contra las personas LGBT: "decir que hay una tercera vía en temas sobre la opresión y la discriminación es como decir que hay un cierto nivel de discriminación sobre mi, con el cual todos/as ustedes se sienten cómodos/as" , dijo DeLong, una lesbiana que ha estado con su pareja desde hace más de 20 años y que enfrentó un juicio en la iglesia en 2011.

Se espera que la propuesta de la Mesa Conexional sea una de muchas peticiones que se ocuparán de la sexualidad humana a presentarse ante la Conferencia General de 2016.

* Hahn es reportera de noticias de United Methodist News Service. Puede contactarse al teléfono (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org.

** Amanda M. Bachus es escritora independiente para United Methodist Communications.