Skip Navigation

Featured: Mesa Conexional busca postura más amplia sobre la homosexualidad

Foto de Andrew Jensen, United Methodist Communications.

La Mesa Conexional llevó a cabo el tercer panel de discusión sobre Sexualidad Humana, con una participación plural el pasado 10 de Febrero en Maputo, Mozambique. De izquierda a derecho: Obispo Christian Alsted de la Conferencia del Norte y el Bático, el Rev. Israel Alvaran de Filipinas y el Rev. Nday Bondo, académico de la Universidad de Africa.

Foto de Heather Hahn, UMNS

Miembros de la Mesa Conexionaldiscutiendo en grupos seobre las diferentes perspectivas legislativas de la denominación sobre el debate en torno a la sexualidad, durante su reunion en Maputo, Mozambique. En la foto de izquierda a derecha: Monalisa Tuitahi, la Revda. Kennetha Bigham-Tsai (de pieg), Obispa Minerva Carcaño, Revda. Tamara Brown, Rev. Ole Birch, Rev. Harald Rückert y Josephine Deere.

Previous Next

Mesa Conexional busca postura más amplia sobre la homosexualidad

MAPUTO, Mozambique (UMNS)

La Iglesia Metodista Unida podría tener clérigos abiertamente homosexuales y el clero podría oficiar matrimonios del mismo sexo si se aprueba una propuesta en ese sentido y es respaldada por el liderato de la denominación a nivel mundial. La Mesa Conexional planea elaborar una legislación que permita a los líderes que la conforman a nivel global,  tener "una tercera vía" que facilite las conversaciones en este largo debate de la Iglesia sobre la homosexualidad.

En una votación no formal y como resultado de varias horas de discusiones en pequeños grupos de trabajo, este cuerpo gobernante aprobó - el pasado 10 de febrero- por amplia mayoría, eliminar el lenguaje punitivo que presenta a la homosexualidad como un delito imputable bajo la ley eclesiástica, a cualquier miembro del clero que se confiese "homosexual practicante" o que oficie bodas entre personas del mismo sexo.

La Mesa Conexional retomará formalmente el asunto del lenguaje legislativo manifiesto en esta votación no formal, cuando se reúna en mayo en Nashville, Tennessee. El enfoque de esta propuesta sería, por un lado, dejar la decisión sobre si se debe realizar un matrimonio entre personas del mismo sexo sobre la individualidad de cada ministro y por otro, que el Libro de Disciplina - libro legislativo de la denominación - permita a los clérigos decidir sobre las parejas a casar. En ningún caso el clero estaría obligado a bendecir uniones del mismo sexo.

Las conferencias anuales seguirán teniendo la responsabilidad de determinar quién sería ordenado bajo la autoridad de la constitución de la denominación, pero con la opción de ordenar a las personas que sean  abiertamente homosexuales. Al mismo tiempo, la propuesta señala que la denominación "históricamente no ha tolerado la práctica de la homosexualidad y la ha considerado una práctica incompatible con la enseñanza cristiana". También mantiene la prohibición de la denominación en el uso de fondos de la iglesia "para promover la aceptación de la homosexualidad."

En pocas palabras: Si esta propuesta prevalece, el clero no se arriesgaría a juicios dentro de la iglesia o a la pérdida de sus credenciales por sex homosexual o por oficiar bodas entre personas del mismo género.

¿QUÉ DICE LA IGLESIA?

 

El Libro de Disciplina, el libro de ley de la denominación, desde 1972 ha proclamado que la práctica de la homosexualidad es "incompatible con la enseñanza cristiana". El libro prohíbe a las iglesias metodistas unidas y su clero la realización de "ceremonias que celebran uniones homosexuales."

La Conferencia General de 2012 rechazó los esfuerzos para cambiar ese lenguaje, incluyendo una propuesta para decir que la iglesia estaba en desacuerdo sobre la homosexualidad. La asamblea legislativa de mayor autoridad de la denominación será convocada nuevamente en el 2016.

Oficiar uniones del mismo sexo es un delito imputable bajo la disciplina. El clérigo declarado culpable en un tribunal de la iglesia, puede enfrentar la pérdida de sus credenciales como ministros o penas menores. El libro también permite las denuncias contra clérigos que oficien uniones del mismo género puedan resolverse sin la necesidad de un juicio. Ese ha sido el caso de algunas quejas recientes de alto perfil, incluyendo uno contra del Obispo jubilado Melvin G. Talbert.

El Libro de Disciplina establece que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. También afirma que todas las personas tienen un valor sagrado, que todos/as están en necesidad del ministerio de la iglesia y que la gracia de Dios está disponible para todos/as. La Iglesia implora a las congregaciones y sus familias, no rechazar a los miembros y amigos que sean gays o lesbianas. 

Una "tercera vía"

La Revda. J. Kennetha Bigham-Tsai, quien se desempeña en el equipo de redacción legislativa de la Mesa Conexional, describió el enfoque como una posible "tercera vía" que puede ayudar a que la iglesia ponga fin en su impasse sobre la sexualidad humana y se centre más en la misión. Ella es superintendente de distrito en la Conferencia Oeste de Michigan.

"Hemos tratado de permitir en algo el ejercicio de conciencia y permitir diferentes perspectivas para dar espacio a las diferentes prácticas que deben responder a los diferentes contextos… y abrir un espacio para la gracia, donde las personas puedan vivir juntos/as en unidad con sus diferencias", dijo la Revda. Bigham-Tsai. Cualquier legislación adoptada por la Mesa Conexional iría a la Conferencia General de 2016, la máxima autoridad legislativa de la denominación, la cual será quien tenga la decisión final.

El proceso en la Mesa Conexional

La Mesa Conexional es un cuerpo metodista unido integrado por clérigos y laicos de todo el mundo, que actúa como una especie de consejo de la iglesia en la coordinación de su misión, el ministerio y los recursos. El debate de este cuerpo es el resultado de una propuesta aprobada en abril de 2014, después del primero de los tres paneles públicos que se han desarrollado en la iglesia sobre la sexualidad humana.

Después de horas de debate, el cuerpo aprobó "caminos paralelos" de diálogo y trabajo en la formulación de cambios en el lenguaje del Libro de Disciplina para incluir plenamente a las personas LGBT(lesbianas, gay, bisexual y transexuales) en la vida de la iglesia".

En la reunión de este mes, el equipo legislativo presentó las tres orientaciones a la mesa en pleno, para ser consideradas:

La primera fue no introducir ningún cambio en la Conferencia General sobre este asunto.
La segunda opción era que el equipo legislativo promulgara la "inclusión total", con la eliminación de todas las referencias en el Libro de Disciplina, que tuvieran connotaciones negativas hacia la homosexualidad
El tercer enfoque intermedio entre las dos propuestas anteriores, es lo que el equipo legislativo recomendó y fue finalmente aceptado.

Bigham-Tsai invitó a los miembros de Mesa Conexional discutir cada posibilidad en pequeñas “mesas redondas” y luego informar sobre cada opción. Muchas de las mesas tenían gente con diferentes puntos de vista respecto a lo que la Escritura dice y lo que la iglesia debe decir sobre la homosexualidad. Antes de introducir la discusión de cada enfoque, el cuerpo oró por la guía de Dios y de la unidad de la iglesia en el marco de esta reunión que se lleva a cabo en Mozxanbique con la participación de treinta y seis de los cincuenta y nueve miembros que conforman este cuerpo.

Afirmaciones, objeciones y posibilidades

El Rev. Fred Day, alto ejecutivo de la Comisión de Archivos e Historia de la denominación, informó que el consenso en su mesa fue en apoyo de la tercera opción. "Creemos que es un camino intermedio poderosamente importante… a una manera, esto nos dice que el Espíritu no ha terminado su trabajo en esta materia con nosotros todavía; está claro que por nuestro desacuerdo, necesitamos dejar que el Espíritu nos guíe sentir con más claridad hacia donde nos lleva”.

Pero esa visión no fue unánime; el Rev. Harald Rückert de la Conferencia Sur de Alemania dijo que seis personas en su mesa apoyaron el enfoque pero manifestando su preocupación. "Es el único modelo que podemos ver ahora,  que nos permite permanecer en nuestro pacto como la Iglesia Metodista Unida a pesar de que tenemos diferentes opiniones sobre la homosexualidad", dijo.

Sin embargo, Matthew "Theo" Williams de la Conferencia Liberia, dijo que sería mejor si la Mesa Conexional no promueve ningún cambio sobre la forma en como la denominación trata actualmente el tema de la homosexualidad. "En África, para discutir siquiera el tema es un tabú", dijo William ante el pleno del organismo. Más tarde señaló a UMNS (Servicio de Noticias Metodista Unido), que debido a las enseñanzas de la iglesia, los ancianos y diáconos en África no se les permite tener más de una esposa; "es la misma cosa (con la homosexualidad), los misioneros nos enseñaron que la Biblia dice: "Un hombre, una mujer".

Aunque muchos metodistas unidos africanos compartieron la participación de Williams sobre la postura actual de la denominación, Benedita Penicela Nhambiu de la Conferencia del Sur Mozambique planteó a UMNS que los africanos no son monolíticos en cómo se consideran las relaciones entre personas del mismo sexo. El expresidente de Mozambique, Joaquim Chissano, escribió una carta abierta a los líderes africanos el año pasado para pedir el fin a la discriminación "contra las personas por razones de edad, sexo, etnia, condición migratoria, orientación sexual e identidad de género".

Nhambiu dijo que personalmente cree que la opción de la mayoría de los miembros de la Mesa Conexional "es viable", pero se preguntó cómo sería recibida dentro de la comunidad gay.  El Obispo Bruce Ough, del Area de Minnesota-Dakotas presidente de la Mesa Conexional, describió la discusión como "una de las mejores conversaciones que ha sostenido" sobre este tema donde "… hubo realmente un espíritu de tratar de escuchar al otro, y espero ello continúe".

 

* Hahn es un reportera de noticias multimedia para United Methodist News Service. Póngase en contacto con ella al (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5155 o por el gvasquez@umcom.org.