Skip Navigation

Foto cortesía de Ronny Perry

Los pros y contras de las aplicaciones bíblicas

 

Eduardo Escobar * / Adaptación: Michelle Maldonado**
10 de agosto de 2015

Como pastor he escuchado argumentos a favor y en contra sobre lo que llamo “Bibliapps. Más allá de gustos, algunos dicen que no son Biblias de verdad aferrándose a la versión impresa. Otros argumentan el favor del uso exclusivo de la versión digital menospreciando lo impreso. Por mi parte, mientras la Biblia sea leída, estudiada y compartida no tengo preferencia alguna en su presentación. Pero la verdad es que todas las versiones tienen pros y contras. Aquí te dejo 5 de cada una ya sea que la utilices en tu “smartphone” o “tablet”:

Pros

1. Portabilidad. Ahora podemos llevar todo el tiempo nuestra Biblia en el bolsillo de la camisa o el pantalón. Es práctico para leer en cualquier lugar: casa, trabajo e incluso en el transporte público. Aunque hay versiones impresas portátiles se sacrifica el tamaño de la letra, mientras que con las “Bibliapps” puedes tener lo mejor de los dos mundos: tamaño portátil con letra legible.

2. Variedad. A aquellos que disfrutan de leer en más de una versión encontrarán que la mayoría de las “Bibliapps” ofrecen una variedad de versiones, traducciones e inclusive idiomas en una misma aplicación. Con las “Bibliapps” puedes disfrutar de la elegancia de la poesía en la Reina Valera 60 y la claridad de la prosa de la Traducción Lenguaje Actual.

3. Interactividad. Si eres un lector activo, disfrutaras de interactuar con la Biblia al subrayar con diversos colores, hacer anotaciones e inclusive compartir en las redes sociales tus pasajes favoritos. Esto no es exclusivo de las “Bibliapps”, pero con ellas no necesitas cargar un cuaderno de notas, diferentes marcadores para resaltar, lápices o plumas.

4. Accesibilidad Muchas “Bibliapps” cuentan con opciones de accesibilidad. Si se te dificulta la lectura con letras pequeñas no sólo puedes cambiar el tamaño para ajustar una lectura cómoda, sino que también puedes cambiar el tipo de letra, el color de fondo de la pantalla, el interlineado y los márgenes. Inclusive hay “Bibliapps” que te leen la Escritura mientras tú te relajas.

5. Herramientas. ¿Alguna vez te has encontrado en esa situación en la que no recuerdas el libro, capítulo y versículo pero si recuerdas algunas palabras del pasaje? Las “Bibliapps” tienen opciones de búsquedas con las cuales al ingresar una serie de palabras claves arroja posibles resultados. De la misma manera, la integración de comentarios bíblicos en algunas de estas apps son herramientas por las que vale la pena su preferencia.

Contras

1. Impresión. Aunque las “Bibliapps” tienen muchos beneficios, no todo es color de rosa. Algunos argumentan que la experiencia de la lectura en una pantalla no genera la misma impresión en el lector como lo haría su contraparte impresa, dificultando de esta forma la memorización, profundización y reflexión en lo leído.

2. Shutdowns. Sin importar lo avanzado de tu equipo, tarde o temprano sufrirá de apagones: se congelará la pantalla, se cerrará la “Bibliapp” y probablemente no salvará tus últimas notas y marcaciones. Esto no es un problema serio, pero si es poco pertinente si estás haciendo una lectura pública, dando un estudio o simplemente interactuando con el texto.

3. Distracción. Una de las más grandes desventajas, en mi opinión, es lo fácil que es distraerse al leer en una “Bibliapp”. Si eres como yo y tienes todas tus redes sociales, correos electrónicos, recordatorios y calendarios en tu teléfono inteligente, sabes lo molesto y tentador que pueden ser las notificaciones en el momento de buscar soledad, quietud en oración y meditación, usando una “Bibliapp”. Basta con desactivar las notificaciones, pero nuestra naturaleza pecaminosa aún deseará abrir Facebook para compartir el pasaje y distraerse con las últimas publicaciones de tus amigos.

4. Batería baja. En una ocasión escuché a alguien molesto porque los jóvenes usan las “Bibliapps”. Su argumento principal era que a una Biblia impresa nunca se le acaba la batería. Pensé que eso era irrelevante y que siempre puedes prevenir eso y tener a mano un cargador. Sin embargo no puedo mentir, he estado en esos momentos en el que la batería se me acaba y no cuento con mi cargador y, aunque no pasa a mayor y simplemente poder leer con el de a lado, sigue representando una ocasional desventaja.

5. Comodidad. Esto lo cuento como una ventaja y al mismo tiempo una desventaja. Es cómodo tener una Biblia siempre en tu bolsa que es capaz de leer por ti, guardar anotaciones, buscar pasajes por temas o palabras claves e inclusive realizar comentarios acerca del tema. El problema es cuando nuestro teléfono inteligente hace lo que yo debería hacer con mi esfuerzo. Nadie es salvo por saberse los libros de la Biblia de memoria, pero debería ser tan natural en nosotros el conocer este libro, memorizar textos y reflexionar sobre lo leído  que a veces pareciera que una “Bibliapp” puede llegar a ser un respirador artificial que usamos a pesar de que nuestros pulmones están sanos.

Si cuentas con una “Bibliapp” te invito a leer de vez en cuando una Biblia impresa. Y si sólo tienes una Biblia impresa no temas abrir tu “appstore” o “Google Play” y escribir la palabra Biblia en el buscador.

* Para más información sobre Eduardo Escobar y su ministerio visite el enlace: http://eduardoescobar.me/2015/07/27/pros-y-contras-de-las-bibliapps/

** Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el mmaldonado@umcom.org