Skip Navigation

Foto cortesía de Melissa Lauber

El obispo Marcus Matthews (camisa morada) con el Revdo. Joe Daniels, superintendente en el Distrito de Washington, en la Iglesia Metodista Emanuel en San Juan de Puerto Rico.

Los asuntos de Jesús

Melissa Lauber*/ Traducción y Adaptación: Michelle Maldonado**
14 de octubre de 2015

Recientemente metodistas en San Juan de Puerto Rico le dieron la bienvenida al obispo Marcus Matthew y al liderato de la Conferencia Anual de Baltimore-Washington (CBW) y visitaron lugares en donde pudieron interactuar con comunidades en situación de vulnerabilidad y con personas sin hogar.

"Es un lugar para el aleluya", dijo Coral Corcino, directora de la escuela de la Iglesia Metodista Emanuel y esposa de Ingmar Rivera, quien es el pastor de la iglesia.

En el calor sofocante, el obispo Matthews compartió bebidas y frutas, mientras que su esposa, Barbara, repartió comida a más de 80 personas que se reunieron para el almuerzo que se lleva a cabo mensualmente. Las personas también aprovecharon los servicios de un centro de distribución de ropa, con duchas recién instaladas.

En medio de este encuentro la sra. Matthews les ofreció alimento a tres niñas, mientras Coral Corcino compartió palabras de aliento con ellas, ya que su madre las había abandonado. Ellas están viviendo con la supervisión mínima y a menudo se quedan con hambre. Cuando puede, la iglesia ofrece amor y ayuda.

En un momento determinado, la señora Corcino dejó su comida a un lado para compartir con la gente que vive debajo de un puente cercano. La Iglesia Metodista Emanuel ha estado ofreciendo estas comidas durante los últimos dos años y están creando una comunidad de fe fuera de la estructura de la iglesia. Uno de los hombres que vive debajo del puente, recoge las comidas y se las lleva a dos mujeres que viven al cruzar la calle de la iglesia que pero no pueden salir.

"Se trata de la fe en acción”, dijo el Rev. Jorge J. Rivera Velázquez, pastor de la Iglesia Metodista Río Piedras Heights, cuya congregación trae voluntarios para cocinar las comidas. Por su parte, el programa y la escuela de Head Start para niños/as entre el 1ero y 4to grado también proporcionan asistencia a un barrio que incluye el proyecto de viviendas más grande que hay en esa localidad.

La Iglesia Metodista Apóstol Juan también brindó oportunidades para que los líderes de la CBW, pudieran seguir sirviendo, llevando sándwiches a una comunidad en una zona donde las agujas hipodérmicas usadas por quienes son víctimas de la adición a las drogas, cubren el suelo.

Cathy Link, quien es de la región occidental de la CBW, doblo y entregó ropa, mientras Carmen Rodríguez, pastora asociada en La Iglesia Metodista Unida Salem en Baltimore, ofreció cortes de pelo. El programa de la iglesia Lazos de Amor ofrece comida, ropa, atención médica y oportunidades para cuidado personal.

"A veces puedes escuchar a la gente cantando en las duchas. Los/as oyes cantando, ‘Yo no he tenido un duchazo en cinco meses y ahora estoy limpio/a’", dijo la Revda. Aixa Maldonado Martí, pastora de la Iglesia Metodista Apóstol Juan, quien agregó que “cuando nos presentamos en un lugar, nuestra iglesia se oye; hay música, risas y testificamos el amor de Dios. La gente sabe que estamos allí. Nosotros/as tenemos la oportunidad de ver el rostro de Dios en la gente a quien servimos".

A menudo ese es el punto, aparecerse y hacer presencia de una manera en Cristo sea una realidad tangible en las vidas de las personas necesitadas; "estos son los asunto de Jesús", afirmó la señora Corsido.

* Para más información acerca del artículo, visite el enlace: http://bwcumc.org/a-postcard-home-5-part-2-oct-10-2015/

** Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el mmaldonado@umcom.org