Skip Navigation

Pintura de Ferdinand Pauwels (1830-1904), dominio público, cortesía de Wikimedia Commons.

Martin Lutero establece las 95 Tesis o Disputación sobre el Poder de las Indulgencias, una lista de proposiciones para una disputa académica, el 31 de octubre de 1517. Lo que pretendía suscitar el debate cambió el mundo.

Las seis maneras como la Reforma afecta nuestro mundo

 

Por Heather Hahn*/ Traducción y Adaptación por Michelle Maldonado**
23 de octubre de 2017 | UMNS

Cuando Martín Lutero publicó sus 95 Tesis el 31 de octubre de 1517, esperaba iniciar una conversación teológica sobre el arrepentimiento.

En su lugar, el monje alemán desató una revolución con ideas que transformaron Europa Occidental y, finalmente, el mundo. Su publicación en la puerta de la Iglesia del Castillo de Wittenberg podría ser el momento más memorable de la historia. Quinientos años más tarde, los/as cristianos/as -y no sólo los/as protestantes- siguen viviendo con los cambios que esta Reforma inició.

Aquí hay seis cambios que tenemos hoy gracias a esa fatídica víspera de Todos los Santos.

Un sacerdocio expandido

Lutero no fue la primera persona que llamó a la Iglesia Católica a reformarse. Pero podría decirse que fue el primero en ser viral. La imprenta, Internet de su época, difundió sus ideas más allá de la ciudad universitaria de Wittenberg. En los días previos a las leyes de derechos de autor, diferentes impresoras no tuvieron ningún problema en publicar las mismas obras varias veces. Piensa en ello como la versión del siglo XVI de los retweets.

En un momento dado, se estima que Lutero fue el autor del 20% de los textos publicados en Europa, dijo Richard Manly Adams Jr., director interino de la biblioteca teológica Pitts. La biblioteca, parte de la Escuela Metodista Unida Candler de Teología de la Universidad Emory en Atlanta, es el hogar de la Colección de Reforma Richard C. Kessler, que incluye el mayor conjunto de escritos de Lutero en América del Norte. La biblioteca descubrió recientemente que la colección incluye dos ejemplos de la escritura manuscrita de Lutero.

Entre las obras influyentes de Lutero se encuentran tres tratados de 1520 que argumentaban que tanto laicos como clérigos compartían el sacerdocio de Jesús. Esto marcó el comienzo de la doctrina conocida como el "sacerdocio de todos los creyentes", lo que significa que todos los bautizados tienen acceso directo a Dios sin un mediador humano. Esta idea igualadora dio forma a gran parte de lo que siguió.

La Biblia en el lenguaje cotidiano

Si todos/as los/as bautizados/as son sacerdotes, todos deben tener acceso a la palabra de Dios. Esa premisa llevó a Lutero a lo que tal vez fuera su obra más trascendental: una traducción de la Biblia al alemán vernáculo.

Él no fue el primero en traducir el Antiguo y Nuevo Testamento a un idioma que no fuera el latín. Sin embargo, Lutero fue el primero en incluir al hebreo y griego original en su obra (en lugar de la Vulgata Latina de Jerónimo).

“Algunas personas dicen que no era un gran erudito del hebreo o griego", dijo Jonathan Strom, profesor de Historia de la Iglesia en Candler. "Pero Lutero fue brillante en desarrollar una especie de lenguaje para la Biblia, y eso funcionó."

Entre la gente influenciada por la traducción de Lutero estaba el reformador inglés William Tyndale, quien también quería producir una Biblia en el idioma de su pueblo. Los esfuerzos de Tyndale lo condujeron finalmente a su martirio, pero no antes de que completara la traducción que ayudaría a dar forma a la Biblia de Ginebra usada por William Shakespeare, los peregrinos y los traductores de la versión King James.

El impacto de Lutero se siente cuando la gente encuentra la Biblia en palabras que puede entender.

Nuevas formas de adorar

Lutero no se detuvo con las Escrituras. También tradujo la Misa en latín al idioma cotidiano. Eso a su vez influyó en la creación del Libro de Oración Común de Inglaterra, que John Wesley adaptaría más tarde para su movimiento metodista.

Los/as metodistas unidos/as también pueden agradecer a Lutero que el canto congregacional sea parte regular de la adoración, dijo el Rev. Taylor Burton-Edwards, director de recursos de adoración en la Junta General de Ministerios y Discipulado.

El sacerdocio de los creyentes significa que la congregación necesita no sólo ver todo el servicio, sino también participar activamente en todo el servicio ", dijo Burton-Edwards.

Lutero también animó a los/as cristianos/as a orar juntos/as en los servicios diarios, dijo Lucy Lind Hogan, profesora de Predicación de Hugh Latimer Elderdice en el Seminario Teológico Unido Metodista Wesley en Washington. Este semestre dicta un curso especial titulado "Lutero a los 500".

“El creía que reunirse frecuentemente para orar era importante para alentar a la gente a verse a sí misma como parte del sacerdocio de Dios", dijo Hogan. El amor de Lutero por el canto perdura en las obras corales de los compositores luteranos Johann Sebastian Bach, George Frideric Handel y Felix Mendelssohn.

Educación masiva

La Reforma se benefició del aumento de la alfabetización que comenzó en el 1440 con la invención de la imprenta por Johannes Gutenberg. Sin embargo, los reformistas ampliaron aún más las oportunidades de alfabetización y educación. Después de todo, si quieres entender la Biblia o cantar un himno, necesitas saber leer.

“Los/as protestantes construyeron nuevas escuelas y escribieron nuevos catecismos, inaugurando una era de educación laica", dijo Anna M. Johnson, profesora de Historia de la Iglesia Reformada en el Seminario Teológico Evangélico Garrett-Evangelical Metodista Unido, cerca de Chicago.

Algunos/as cristianos/as criticaron este énfasis en la educación teológica utilizando el aprendizaje con libros, sobre rituales, emociones y buenas obras, dijo Johnson. El movimiento metodista con su énfasis en la santidad social, ayudó a corregir este desequilibrio.

“Al mismo tiempo, la educación laica ha sido una fuerza poderosa para el compromiso laico en la iglesia, el progreso económico y la democracia", dijo Johnson.

 

 

Recordatorio de arrepentimiento

Sin embargo, la Reforma no se trataba sólo de laicos empoderados y corales alegres. La revolución y el propio Lutero tenían un lado oscuro definido.

Por un lado, la Reforma marcó una escisión de denominaciones con las que los cristianos todavía viven hoy en día. Lutero no se propuso formar un movimiento disidente, pero una vez que la jerarquía católica lo declaró hereje, se opuso con fervor a su antiguo hogar eclesiástico; y frecuentemente, también estuvo en desacuerdo con otros reformadores.

Los debates sobre la doctrina pronto estallaron en guerras sangrientas que causarían la muerte y la destrucción durante la mayor parte de un siglo.

Tan vitriólico como Lutero era acerca de los/as católicos/as, fue aún más despiadado en sus últimos escritos sobre sus vecinos judíos. Su retórica antisemita se haría eco en la brutalidad de la Alemania nazi.

Strom, el profesor Candler, dijo que la celebración del aniversario de la Reforma debería ser también un tiempo de arrepentimiento. "No es sólo,' Yay, somos protestantes'", dijo Strom, quien es luterano.

Él sugirió a los cristianos de hoy que escuchen la primera proposición en las 95 Tesis de Lutero: "Cuando nuestro Señor y Maestro Jesucristo dijo'Arrepentíos' (Mateo 4:17), él quiso que toda la vida de los creyentes fuera de arrepentimiento".

Señora Libertad

Lutero asumió las estructuras de poder de su época cuando se negó a retractarse, incluso ante la excomunión y la posible ejecución. Su desafío a la autoridad de la iglesia también encendió otros levantamientos que él no anticipó.

Denunció a los campesinos que, inspirados por el celo reformador, se levantaron contra la opresión de los nobles y terratenientes.

Sin embargo, Lutero no pudo detener los llamamientos a la libertad que se extienden desde la Guerra Campesina hasta los movimientos de derechos humanos en la actualidad. Si la gente cree que debe tener voz y voto en la iglesia, no es difícil creer que debe tener voz y voto en su gobierno.

“La Señora Libertad tiene una gran deuda con Martin Luther", dijo David Teems, autor de "Godspeed: Voices of the Reformation", un libro recién publicado por la prensa de Abingdon Press, que cita escritos de Lutero y otros reformadores.

Lutero escribió en un tratado de 1520: "¿El Papa establece las leyes? Que las arregle él mismo, y quite las manos de encima de mi libertad, o la quitaré sigilosamente". Teems llamó a Lutero "un verdadero campeón de la conciencia".

Inspirado por ese espíritu de desafío, un pastor bautista llamado Michael King supuestamente decidió cambiar su nombre y el de su joven hijo por el del reformador. El reverendo Martin Luther King Jr. defendió la libertad y la justicia a su manera.

Para los metodistas unidos, el impacto más directo de Lutero puede ser su defensa incondicional de la libertad que los cristianos tienen a través de la justificación de Cristo por la fe.

Escuchar el prefacio de Lutero a Romanos ayudó a estimular la renovación espiritual de Wesley en la noche del 24 de mayo de 1738.

“Aproximadamente a un cuarto para las nueve, mientras el líder estaba describiendo el cambio que Dios hizo en su corazón a través de la fe en Cristo, sentí mi corazón extrañamente cálido", escribió Wesley en su diario. "Sentí que confiaba en Cristo, solamente en Cristo para la salvación..."

Con su corazón cálido, Wesley fundó el movimiento que los metodistas unidos conocen hoy en día, lo cual probablemente no habría ocurrido sin la Reforma.

*Hahn es reportera de noticias multimedia para United Methodist News Service. Comuníquese con ella al (615)742-5470 o newsdesk@umcom.org.

Para leer el artículo original en inglés, visite el enlace: http://www.umc.org/news-and-media/6-ways-the-reformation-affects-our-world

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org