Skip Navigation

¿Dónde están los jóvenes adultos?

 
Jeremy Smith*

7 de febrero, 2012 | Hacking Christianity Net


Los jóvenes quieren más que voz.

Uno se pregunta dónde están los jóvenes adultos en la legislación de Llamado a la Acción. Esta reestructuración carece de la voz de los jóvenes.

Una de las recomendaciones de Llamado a la Acción es redistribuir fondos a los adultos jóvenes (aquellos por debajo de los 35 años), cinco millones de dólares del primer monto de dinero ahorrado va a ellos. Ese es un buen gesto y el dinero será usado bien. Pero me pregunto si Llamado a la Acción valora el ministerio hacia los jóvenes, en lugar del ministerio con los jóvenes. ¿Se nos está incluyendo en la conversación o sólo se nos está "ministrando"?

La joven adulta y delegada Rachel Birkhahn-Rommelfanger, Conferencia Anual Illinois Norte, y yo le echamos una mirada a los números, y encontramos algo muy perturbador.

La Mesa Conexional, que populó los equipos de Llamado a la Acción, sólo tiene 3 miembros jóvenes adultos en el equipo. Esto es fantástico y me alegra que estén involucrados en el más alto cuerpo perpetuo de la iglesia junto con el Concilio de Obispos. Si se resta al personal, 3 de los 49 miembros hace que el porcentaje de los adultos jóvenes en la Mesa Conexional sea de 6.12%. Lo colocaremos como línea de base.

El comité de Llamado a la Acción, que realizó la mayor parte del trabajo primario, sólo tiene un joven adulto, junto a otros 15 miembros. Eso está muy bueno, no es representativo del número actual de jóvenes adultos pero todavía algo respetable en un equipo pequeño. Esto lleva el porcentaje a 6.35% en el grupo Llamado a la Acción.

Las malas noticias son que en el Equipo Interino de Operaciones, que produjo la mayoría de la legislación de Llamado a la Acción, no hay ni un solo joven adulto entre sus 12 miembros. De modo que, para la real producción de legislación, poniendo toda la visión en juego, la contribución y la capacidad de decidir de los jóvenes adultos fue 0%.

Los jóvenes adultos son vistos y escuchados, pero no están involucrados en la actual redacción de legislación para Llamado a la Acción. ¡Qué lata!

Las buenas noticias es que usted tiene otra opción a su disposición.