Skip Navigation

Ideas para cimentar el devocional familiar

 
Darby Jones

8 de junio, 2012 | MyCom


iStockphoto by Lokibaho.

Las familias de hoy tienen muchas actividades. Hoy es difícil juntar a la familia, incluso para cenar juntos todos los días. Algunos adolescentes hasta creen que no es necesario.

Esto hace más difícil juntar a la familia para un devocional familiar. Sin embargo, el reunirnos para discutir y experimentar la obra de Dios en nuestras vidas debería ser una de las metas más importantes para la familia. Es por eso que es importante equipar a los padres con herramientas que cimenten el culto familiar.

A continuación, algunos consejos que se pueden usar en un sermón o blog o boletín de la iglesia.

1. Uno no tiene ser un sabiondo para dirigir
Los padres no tienen por qué ser eruditos en la Biblia o tener todas las respuestas para empezar un tiempo de adoración familiar. Uno sólo necesita la voluntad de guiar a la familia y seguir la guía de Dios.

2. Crear un espacio para la adoración en el hogar
Debe ser un lugar que muestre la conexión entre Cristo y la familia. El orar y conectarse como familia, en este espacio, lo hará sagrado.

3. Fijar un tiempo para la conexión espiritual
La hora y la duración del culto familiar dependen de la edad y la capacidad de atención de los miembros de la familia. Si alguien no está presente, tenga un plan B. Fije un momento virtual de oración. Por ejemplo, a las 6:00 p.m., en el que todos comprometen a decir una oración por la familia, sea que estén juntos o no. Es importante ser consistente en conectarse a la misma hora, para que se forme un hábito.

4. El desafío de un tiempo sin televisión y otros equipos electrónicos
Se puede llamar la noche sin una pantalla, esto es, sin juego de videos, computadoras, teléfonos inteligentes, etc. Este tiempo puede darse tan frecuente como lo determine la familia. El quitar toda distracción nos pone en libertad para el culto familiar, escribir un diario, tener un juego de mesa, o discusión familiar. Mezcle las actividades, especialmente si tiene pequeños con poca capacidad de atención.

5. Que la familia participe en un proyecto comunitario
Esta es una magnífica oportunidad para centrarse en otros, en lo que Jesús nos llama a hacer y, a la vez, pasar tiempo juntos. Se debe preguntarle al pastor de la iglesia sobre proyectos comunitarios que podrían beneficiarse del trabajo de la familia. También se puede contactar al coordinador de Voluntarios en Misión para obtener este tipo de información. Hay otras organizaciones como VolunteerMatch o Habitat for Humanity. Este tipo de actividad se puede enfocar como un acto de adoración familiar.

6. Manos a la obra
No se complique mucho en la preparación del culto familiar. El perfeccionismo puede llevar a la inacción. Simplemente, lea algún texto bíblico favorito sobre un tema que quiera compartir. Desarrolle una corta lista de preguntas sobre la fe, como: ¿Cómo podemos aplicar a la vida el sermón del domingo? ¿Cómo has experimentado la mano de Dios hoy? Desde la perspectiva de la fe, ¿Qué podemos decir del reciente episodio de televisión o película que vimos? Cokesbury ofrece devocionales familiares para este efecto.

7. Diario familiar
Se puede comprar un Diario para escribir en él, o confeccionar uno con páginas perforadas atadas con una cinta. El diario debe mantenerse en el espacio de adoración. Diariamente, cada miembro de la familia registrará algunas experiencias del día. Los más pequeños podrían dibujar algo, o pegar un recorte en una página.

8. Provea ideas sobre la oración
Discuta tiempos y situaciones donde se podría orar, como antes de acostarse o de comer, en una caminata, ante un desafío, al recibir buenas o malas noticias, etc.