Skip Navigation

Foto: Rev. Gustavo Vasquez, Servicio Metodista Unido de Noticias SMUN.

La Revda. Dra. Cristian De La Rosa es la cordinadora y lider histórica de HYLA, desde sus inicios, celebra la graduación junto a los estudiantes de secundaria durante el Encuentro 2018.

Foto: Rev. Gustavo Vasquez, Servicio Metodista Unido de Noticias SMUN.

Foto: Rev. Gustavo Vasquez, Servicio Metodista Unido de Noticias SMUN.

Con la reproducción de una celebración "quinceañera" en la tradición de muchos países latinoamericanos, HYLA celebró su décimo quinto aniversario ministrando entre jóvenes estudiantes de diferentes edades y niveles, en favor de su desarrollo y de formación de los/as líderes que la iglesia necesita para el fortalecimiento de sus ministerios en estos tiempos.

Foto: Rev. Gustavo Vasquez, Servicio Metodista Unido de Noticias SMUN.

La Revda. Dra Cristian De La Rosa, recibió un sentido reconocimiento por su labor en HYLA y el papel que ha cumplido en la formación de líderes para La IMU.

Previous Next

HYLA una quinceañera hija del pueblo metodista unido

 

Por Rev. Gustavo Vasquez *
03 de agosto de 2018

Este verano, HYLA (Hispanic Youth Leadership Academy) está celebrando quince años de ministerio, formando líderes jóvenes hispano-latinos, para La Iglesia Metodista Unida (IMU) y para la sociedad en general.

Con una ceremonia de graduación y posterior celebración al mejor estilo de las fiestas de “quinceañeras” propias de la cultura de muchos países latinoamericanos, que celebró en Encuentro 2018 y el décimo quinto aniversario de HYLA en la Escuela de Teología de la Universidad de Boston, estado de Massachusetts.

Esta academia comenzó en septiembre de 2003, como resultado de la iniciativa impulsada por el Instituto de Estudios México-Americanos de la Escuela de Teología Perkins de la Universidad Metodista del Sur.

La Rvda. Dra. Cristian de la Rosa, ha sido la coordinadora y líder histórica de esta academia y ha visto varias generaciones egresando de los programas de HYLA, para servir a la iglesia en distintos ámbitos. Esta academia ha permitido a muchos jóvenes de la iglesia, poder desarrollar sus capacidades de servicio y liderato, al mismo tiempo que profundizan en su fe y compromiso.

“Yo soy metodista desde México y al venir a los Estados Unidos, comencé mi proceso de ordenación en la Conferencia de California-Nevada. Después de allí me transferí a la Conferencia Anual de Baltimore – Washington y fue allí donde fui ordenada como presbítera. Durante mi proceso de ordenación, es cuando comienzo a tener contacto con el Plan Nacional y me convertí en una de las facilitadoras de los módulos (programas temáticos de formación) que esta entidad desarrolla” recuerda De La Rosa.

Be sure to add the alt. text

Fernando Lopez, es puertorriqueño y percusionista: “HYLA me ha ayudado a entender que no estamos solos en nuestras situaciones y que hay personas que están pasando por cosas iguales o peores que uno y que el acompañarse y apoyarse mutuamente nos ayuda a superar las situaciones, especialmente cuando lo hacemos en comunidad donde nos preocupamos los/as unos/as por los/as otros/as. Foto cortesía de HYLA.

Una hija del Plan Nacional

HYLA es una iniciativa que ha sido el resultado del esfuerzo conjunto de varios sectores y personas, especialmente de la comunidad hispano-latina, dentro de La IMU.  “Yo veo HYLA como el producto de la inversión que hizo el Plan Nacional para los Ministerios Hispano/-Latinos (NPHLM) en mi misma. Yo crecí recibiendo la ayuda y el impulso de la IMU para formarme como líder y en eso incluyo la inversión que ha hecho el Plan Nacional en muchos de nosotros/as para que fuésemos efectivos en servir y trabajar con las comunidades latinas. Para mi HYLA es lo forma como yo implemento concretamente lo que aprendí del Plan Nacional y de lo que aprendo del pueblo.

Ver, juzgar y actuar son los principios de esta metodología que el Plan Nacional implementó, inspirado en los principios pedagógicos de las propuestas pastorales de la Juventud Obrera Cristiana (JOC), concretamente en la “Revisión de Vida” y de la “pedagogía crítica” propuesta por el educador brasilero Paulo Freire, quien fuera uno de los pedagogos más destacados de América Latina en los últimos 50 años y quien resaltó la importancia de la conciencia sobre los problemas sociales cotidianos que experimenta el/la estudiante, como herramienta y base para en la construcción de una nueva sociedad. Estos principios han sido conectados con la misión de La Iglesia Metodista Unida que procura “hacer discípulos de Jesucristo para la transformación del mundo”.

HYLA tiene un currículo (pensum de estudio) de tres años para estudiantes de secundaria y otro para estudiantes universitarios. “Lo que básicamente hacemos - describe De La Rosa-  es usar los módulos que tienen que ver con áreas como la historia, la estructura y la teología de La IMU, utilizando la metodología que nos enseñó el Plan Nacional.

Una quinceañera concebida en Perkins

Para De la Rosa “HYLA fue materialización de una propuesta escrita por el Instituto México-Americano cuando estaba dirigido por la Obispa Minerva Carcaño. Actualmente tenemos estudiantes de Estados Unidos, Puerto Rico, México, Colombia y de otros países”.

HYLA no es una institución con una estructura académica tradicional, sino que está concebida como una red que lleva a cursantes y egresados/as a interactuar en funciones pedagógicas: “HYLA es una red. Nosotros/as no tenemos empleados. El Seminario de la Universidad de Boston nos ha venido apoyando, brindando la oportunidad de “internships” (pasantías) a seminaristas durante el verano. Eso es una red inmensa que involucra, por ejemplo, pastores/as que envían a sus jóvenes para que se formen, desarrollen sus talentos y sirvan a las iglesias; agencias generales y las conferencias anuales como Nueva Inglaterra, Ohio, Michigan, Norte de Illinois y otras, con quienes mantenemos muy buenas relaciones de compañerismo. Ellas apoyan a sus jóvenes para que puedan participar y facilitan el uso de sus instituciones de educación y seminarios para el funcionamiento del programa.

Be sure to add the alt. text

Karen Pacheco, estudiante del último año de secundaria, vive en Cartagena, Colombia, y participa en Hyla desde hace dos años: “este espacio es una herramienta útil para que las nuevas generaciones conozcamos más y mejor el mundo que gira alrededor de nosotros. HYLA nos ayuda a despertar la creatividad y la innovación especialmente en las generaciones “MIllenial” y la generación “Z”. Foto: Rev. Gustavo Vasquez, SMUN.

Desde el punto de vista financiero, HYLA no tiene un presupuesto como tal “es una red inmensa donde los/as más experimentados/as ayudan a los/as más jóvenes, los/as pastores/as ayudan a sus jóvenes”, reitera De La Rosa.

Cada año esta academia recibe entre 90 y 100 jóvenes que participan en las tres sedes que existen hasta el momento en la Escuela de Teología de la Universidad de Boston, en el Seminario Evangélico de Teología Garret en Chicago y en el instituto Universitario Metodista Adrian (Adrian Collegue) en Detroit.

El programa tiene una duración de tres años y consiste en un “encuentro” anual de una semana en cualquiera de las sedes, donde además de estudiar las áreas inherentes a la IMU (estructura, historia, teología, etc…) se aborda, para el análisis y el debate, un tema relevante para la juventud hispana-latina. Este año los temas seleccionados para el trabajo en HYLA fueron la encarcelación masiva y el reclutamiento militar, tomando en cuenta el impacto que ambos asuntos tienen en la comunidad hispano-latina residente en los Estados Unidos.

“Este año el formato fue un poco diferente porque integramos a los diferentes grupos (secundaria, universitario y seminarista) que integran HYLA.  Cada grupo recibe formación y desarrolla su trabajo de acuerdo a su nivel”, agregó De La Rosa.

Cada quien de acuerdo a su nivel

En el trabajo con estudiantes de secundaria, HYLA tiene un énfasis en el apoyo y orientación vocacional para ayudar a los/as participantes a conocer mejor el sistema de educación superior y a escoger las áreas y las carreras en las cuales quieran desarrollarse.

El programa se desarrolla tomando en cuenta tres aspectos fundamentales: las oportunidades de educación superior, el desarrollo de liderazgo, la inmersión en las realidades sociales de las comunidades y la conexión con la identidad sociocultural.

Por otra parte, HYLA ha desarrollado el “Raíces Latinas” Leadership Institute (Instituto de Liderazgo “Raíces Latinas”) el cual surge como una iniciativa para seguir atendiendo a quienes egresaban del programa y a los/as estudiantes a nivel de maestrías en los seminarios: Este año se graduaron 5 estudiantes de secundaria y tuvimos un total de 30 estudiantes pertenecientes a este nivel de educación”, dijo la Revda. Dra. Cristian De La Rosa. 

Respondiendo al momento histórico

La coyuntura histórica que vive el país, con la creciente presión sobre la comunidad inmigrante y el resurgimiento de expresiones de racismo y segregación es un factor que incide en el trabajo que desarrolla HYLA. “Toda esta situación ha facilitado nuestro trabajo de formación de conciencias– dice de La Rosa-, porque los/as jóvenes están en una creciente búsqueda de cosas significativas y relevantes para su vida, mas allá de los logros personales. La pedagogía que usamos ayuda a que los/as estudiantes trabajen internamente sus convicciones y paradigmas”.

“HYLA les ofrece a los/as estudiantes un espacio para explorar y profundizar en temas que son complicados y muy controversiales para ser tratados en sus iglesias locales. Por eso abordamos los temas en lo académico, a la par de lo religioso, lo político, lo social; en fin, en un enlace que trasciende el ámbito eclesiástico”, expresó la directo de la academia. 

Una quinceañera en pleno desarrollo

Entre las acciones y estrategias de crecimiento y expansión de este ministerio, HYLA está trabajando con estudiantes que vienen de otras denominaciones cristianas, especialmente del ámbito de las iglesias protestantes históricas (luterana, episcopal, presbiteriana, discípulos de Cristo, etc…). Así lo describió la Rev. Dra. De la Rosa en un breve discurso durante la celebración aniversario: “Desde hace unos 4 o 5 años, otras denominaciones nos han venido pidiendo participación para sus jóvenes. En este encuentro, por ejemplo, hay un grupo de estudiantes luteranos/as y episcopales.

Para De La Rosa uno de los desafíos que puede enfrentar personalmente en este tipo de trabajo, es darse cuenta de cuan irrelevante se puede llegar a ser en el proceso pedagógico y de aprendizaje, de una generación a otra: “yo procuro que la generación que se gradúe del programa, trabaje con la generación que le precede. Yo coordino y facilito, pero el trabajo deben hacerlo, y lo hacen, los/as estudiantes: los de doctorado trabajando con los seminaristas, los seminaristas trabajando con los de educación superior y estos a su vez trabajando con los de secundaria”.

“Esta cercanía generacional les permite tener mucha más relevancia entre los estudiantes que la que yo podría tener. Estoy consciente de que soy de otra generación y que me cuesta visualizar las cosas de la manera en que lo hacen las generaciones actuales, por eso mi reto es entender esto y facilitar lo que ellos necesitan. Yo creo que es importante tengan este tipo de espacio abiertos y profundos al mismo tiempo, donde se les pueda afirmar en una forma positiva”, afirma De LaRosa.

Esta academia ha formado a muchos de los/as actuales líderes hispano-latinos de La Iglesia Metodista Unida; Emma Escobar, quien trabaja para la oficina episcopal de la Conferencia Anual de Baltimore-Washington; Pedro Pillot, pastor en Nueva Jersey; y muchos que ya son pastores/as en diferentes conferencias anuales, son un fruto de este esfuerzo, de acuerdo con De La Rosa.

El trabajar con grupos tan diferente en edades, niveles de educación e intereses, ayuda mucho a ver el desarrollo y el progreso en la actitud y las capacidades de quien participan en la academia. La Dra. De La Rosa confiesa que le sorprende con frecuencia, cómo cambian muchos/as estudiantes de un año a otro en su actitud; jóvenes que ingresan con mucha timidez, al vivir la experiencia de intercambio y convivencia de HYLA se sueltan y comienzan a desarrollar actitudes y capacidades de liderazgo: “Algo que me hace sentir muy bien es poder plantar la semilla en los/as estudiantes y ver como los/as pastores/as ayudan les ayudan, durante el año a desarrollar sus capacidades”.

Cómo participan en HYLA

Cualquier joven estudiante hispano-latino metodista unido/a que quiera participar en HYLA, puede ir al portal de internet hylaumc.com, llenar los formularios de solicitud de ingreso y preparar un ensayo y otros requisitos, lo que además sirve de práctica para que los/as estudiantes se preparen para el proceso de ingreso a la educación superior.

“Una de las cosas que pudiera ayudar mucho a los/as estudiantes que se forman en HYLA, es que las agencias y diferentes organismos de nuestra iglesia, puedan ofrecerles oportunidades de internados (pasantías) de manera que puedan desarrollar las destrezas y profundizar su formación. Estamos estableciendo un fondo para quienes quieran contribuir al fortalecimiento financiero y la expansión de este programa hacia el futuro”, expresó de La Rosa.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director del Servicio Metodistas Unido de Noticias para la comunidad hispano-latina. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el gvasquez@umcom.org