Skip Navigation

Foto cortesía de la 61st Avenue united Methodist Church.

La IMU Ebenezer es una congregación muy activa, que a pesar de los obstáculos que pueda enfrentar, trabajan unidos para cumplir con sus ministerios y servir a su comunidad.

“Gentrificación” y ministerios hispano/latinos

 

Por Glendaliz Rivera *
21 de septiembre de 2017

Hay que evolucionar con los tiempos.  Esta frase popularmente usada es la situación actual de La Iglesia Metodista Unida Ebenezer localizada en la comunidad The Nation (La Nación) en Nashville, Tennessee donde en medio de un intenso proceso de “gentrificación” (término que se refiere a los cambios que experimenta una comunidad, cuando los/as habitantes tradicionales van siendo desplazados por nuevos/as vecinos/as de mayores ingresos económicos y de mayor estatus social) rápida, se han visto obligados a cambiar su forma de llevar el evangelio y alcanzar a las personas. 

Sin embargo, la congregación que actualmente cuenta con 35 miembros, no se ha visto afectada según su pastora Myriam A. Cortez.  A pesar de que enfrenta un proceso de transformación para poder permanecer como iglesia, los cambios de acuerdo con la líder de esa congregación, no han sido necesariamente negativos.   Todo lo opuesto a lo que le ocurrió a la Iglesia Metodista Unida (IMU) de la Avenida 61, la congregación anglosajona que se congregaba en el mismo templo, la cual cesó sus actividades el pasado 30 de junio, luego de 116 años de servir a la comunidad. 

Los hogares que en algún momento tuvieron un valor de entre cuarenta y sesenta mil dólares, ahora están siendo reemplazados por casas lujosas, algunas de tres pisos, que cuestan entre $300,000 a $500,000. Foto cortesía de la 61st Street United Methodist Church. 

Esta iglesia experimentó un declive drástico en su membresía durante los pasados 10 años por la “gentrificación”, de 120 miembros que tenía hace una década, sólo 15 personas se mantuvieron hasta el culto de clausura. La mayoría de las personas que formaban parte de congregación eran vecinos de la comunidad La Nación, en su mayoría personas de raza blanca, de ingresos medios, quienes al final nopudieron ajustarse al cambio de su comunidad.  Sus hogares que en algún momento tuvieron un valor de entre cuarenta y sesenta mil dólares, ahora están siendo reemplazados por casas lujosas, algunas de tres pisos, que cuestan entre $300,000 a $500,000.  Por el obvio incremento del costo de las viviendas y rentas, las personas tuvieron que irse a otras ciudades y fue así como comenzó a afectarse el número de miembros y congregantes de la iglesia.

“Desafortunadamente, la intervención del liderato distrital metodistas a través de reuniones entre la iglesia y el liderato regional comenzaron a solo un año del cierre de la congregación.  Se creó un comité estratégico para tratar de mantener a la iglesia activa, pero al no tener un fuerte liderazgo y contar solamente con 10 a 15 miembros, se decidió después de un tiempo de oración y discernimiento, unir a los hermanos a otras iglesias que pudieras suplir sus necesidades”, compartió la pastora Cortez. 

La comunidad se está redefiniendo con personas que en su mayoría son jóvenes adultos, jóvenes empresarios y recién casados.  Así mismo, la iglesia Ebenezer ha tenido que enfrentar su realidad de que está en medio de una comunidad cambiante.  Los vecinos actuales no tienen ningún lazo con la Iglesia Ebenezer – este es el mayor reto que enfrenta la iglesia - lograr atraer a estas familias nuevas a que se interesen en cultivar su vida espiritual junto a la congregación Ebenezer. 

La IMU Ebenezer es una congregación muy activa, que a pesar de los obstáculos que pueda enfrentar, trabajan unidos para cumplir con sus ministerios y servir a su comunidad. Foto cortesía de la Iglesia metodisata Unida Ebenezer.

La respuesta de la iglesia a los cambios demográficos y sociales de la comunidad es en crear un plan donde pueda exponerse a las familias que ahora son los vecinos de La Nación.  En forma de experimento la pastora Cortez y varios miembros fueron han ido explorando los cambios en la comunidad y notaron que las tiendas, que una vez fueron propiedad de hispanos/as, ahora se han convertido en negocios de comida más multicultural, para satisfacer la demanda de sus nuevos/as clientes.  “Con lo que encontraron, los líderes decidieron crear un plan que incluye actividades socioculturales para invitar a los/as vecinos/as de la comunidad a que conozcan a la iglesia, sus miembros y los servicios disponibles para ellos.  Algunas actividades que tenemos planeadas a futuro son un Festival Hispano-Latino donde habrá venta de comida de cada país representado en la iglesia, con el fin de que la comunidad conozca un poco más la composición étnica de la congregación.  También se van a ofrecer clases de español conversacional, libre de costo con el propósito de invitar a las nuevas familias y comenzar a desarrollar una relación con ellas”, explicó la Pastora Cortez.

No obstante, la iglesia ha sentido los efectos adversos de los cambios sociales en la comunidad: “debido a los altos costos de las viviendas en el área, casi todos los miembros que vivían en The Nation tuvieron que mudarse. Las familias están pagando unos precios excesivos por las mismas casas.  Algunos de ellos se han mudado ya.  La renta la subieron de $450 a $1,200”.  Esto ha afectado la participación de los/as miembros en los ministerios y actividades semanales de la iglesia. “La asistencia –añade la pastora Cortez- a los estudios bíblicos y clases dominicales ha bajado significativamente.  Antes de que surgieran estos cambios en la comunidad, cada ministerio de adultos, jóvenes y niños tenían su estudio bíblico.  En estos momentos sólo llegan no más de 20 personas en total.   Y llegan tarde o no llegan a las clases dominicales por la distancia en que ahora se encuentran”.

La misión de la iglesia Ebenezer está escrita en sus materiales y medios de comunicación, mitad en español y mitad en inglés, lo que algunos llamarían en “Spanglish” ya que “es un retrato de lo que verdaderamente ocurre en nuestra iglesia”, explica la Pastora Cortes. Foto Glendaliz Rivera, NPHLM-UMCOM.

La iglesia ha cambiado su estrategia y ahora lleva los estudios bíblicos a las áreas donde vive una mayor cantidad de miembros, por lo que próximamente la pastora comenzará a ir a la ciudad de Antioch, para dirigir un nuevo grupo de estudio bíblico, mientras otros líderes seguirán con otro grupo que asiste al estudio en las instalaciones de la iglesia. Está dinámica no es un obstáculo para la pastora Cortez, quien piensa que la iglesia debe de llevarse a las personas y no solamente quedarse entre las cuatro paredes del templo. 

La IMU Ebenezer es una congregación muy activa, que a pesar de los obstáculos que pueda enfrentar, trabajan unidos para cumplir con sus ministerios y servir a su comunidad.  Otro de los cambios que ha tenido que hacer la iglesia es el integrar el idioma inglés en sus cultos porque reconocen que es el idioma que habla su juventud y los que le rodean fuera del templo.  Los niños y jóvenes leen la biblia y tienen sus clases bíblicas en inglés.  Al principio, algunos miembros de la congregación no aceptaron con facilidad el uso del inglés, pero los padres al ver el impacto positivo que ha tenido en sus hijos/as, ahora tienen una diferente opinión y están agradecidos y comprenden que era necesario alabar y estudiar la biblia en los dos idiomas.

Esta congregación comenzó en un hogar como una célula de adoración, donde la pastora se reunía con varias familias de su comunidad y llevaban a cabo un estudio bíblico.  Al ver que el grupo crecía, decidió acercarse al pastor Paul Slent, quien lideraba la congregación de la Avenida 61, para pedir permiso de comenzar a reunirse en su templo y compartir la estructura.  Así comenzó esta iglesia hispana que en estos momentos sus miembros provienen de siete países principalmente de Centro América y El Caribe. 

La Iglesia Metodista Unida (IMU) de la Avenida 61, la congregación anglosajona que se congregaba en el mismo templo, cesó sus actividades el pasado 30 de junio, luego de 116 años de servir a la comunidad, como consecuencia de la "gentrificación". Foto: Glendaliz Rivera, NPHLM-UMCOM.

Es una congregación donde más del el 50% de sus miembros son niños/as y jóvenes.  Por lo tanto, la iglesia tiene un sólido ministerio para estos dos grupos. De hecho, el ministerio más popular que tiene la iglesia es el de fútbol.  El equipo se reúne todos los martes y jueves en un parque de la comunidad en donde participan más de 50 niños de la iglesia y comunidad; dirigen un devocional y oración antes de cada juego.  Ahora enfrentan otro desafío porque el dirigente del equipo de niños va a ser deportado.  Una situación difícil para la congregación por el gran impacto que este ministerio tiene no tan sólo en la congragación sino en todas las familias que son parte de este ministerio. 

Cuando se le preguntó a la pastora Cortez si ha recibido el apoyo necesario de su conferencia durante este tiempo de transformación en su iglesia y comunidad, ella compartió que su pasada superintendente, Harriet Bryant, apoyó muchísimo y mostró interés en los ministerios de la iglesia especialmente los que atendían a la juventud; lo mismo ha hecho el actual superintendente.  Sin embargo, piensa que algo en que puede mejorar la conferencia para la comunidad hispana es el poder ofrecer a los laicos talleres de formación en español.  Actualmente, no pueden participar porque todos son en inglés.  También añadió que “a veces no nos enteramos de los programas existentes que tiene la conferencia para los miembros de la iglesia local ni de las oportunidades de becas para la juventud.  La conexión puede mejorar y ser más fuerte; eso nos falta”, expresó la pastora Cortez.

La misión de la IMU Ebenezer es: Ser una iglesia vibrante en la cual nos amamos sin importar de donde vengamos.  Where all nations come together to worship with the purpose of making disciples one person at a time”.  Esta declaración de misión fue establecida mitad en español y mitad en inglés, lo que algunos llamarían en “Spanglish”.  Según explicó la pastora Cortez: “es un retrato de lo que verdaderamente ocurre en nuestra iglesia”.

Hasta el momento la Iglesia Ebenezer no ha sido amenazada con cerrar sus puertas debido a l;os cambios en su vecindario, por lo que la congregación continúan reuniéndose y teniendo sus servicios dentro y fuera del templo.  Sólo que ahora su enfoque de crecimiento es la inclusión con las familias de su nueva comunidad, para en un futuro no muy lejano convertirse en una iglesia multicultural. 

La Iglesia Metodista Unida Ebenezer celebra su culto de adoración los domingos a las 11:00am.   Está localizada en la 6108 de la Avenida Nueva York en Nashville, Tennessee.

* Glendaliz Rivera  es parte de equipo de comunicadores/as hispano/latinos de el NPHL y UMCOM.