Skip Navigation

El líder y su teología: Primera parte

 
7 de octubre, 2011 | GBOD

Los líderes genuinos ponen atención a su relación con Dios y el prójimo. Buscan vivir su fe todos los días. Los hombres y mujeres que lideran nuestras congregaciones tienen muchos dones para crear un ambiente seguro y sano, para que así la gente busque a Dios, responda a la gracia de Dios y encuentre apoyo y ánimo para vivir sus vidas como discípulos en el mundo.

El llegar a ser un líder laico o clérigo espiritual es una experiencia transformadora que es la obra de Dios. La labor de la congregación es apoyar a sus maestros/as y líderes proveyéndoles de oportunidades para el crecimiento espiritual y para aprender más, así como recursos y materiales para ser efectivos.

Los maestros y líderes de la iglesia valoran su relación con Dios y el prójimo. Experimentan la transformadora presencia de Dios a través del ministerio de aprender y enseñar. Los líderes enseñan a otros acerca de Dios, quién es y qué hace. La palabra que usamos para describir todo esto es "teología", esto es, el estudio de Dios y las cosas relacionadas con él.

¿Qué es teología?
Quizá su reacción sea: "Yo no soy teólogo/a. ¿Aprender teología? No estoy seguro de que pueda". Usted no es la primera persona que piensa de esta manera. La sola palabra "teología" puede transformar al maestro más confiado en una persona llena de miedo. La verdad es que no tiene de qué preocuparse. No es difícil ser un teólogo o teóloga. De hecho, si usted es cristiano, usted ya es un teólogo. Cada vez que dice "Dios te bendiga", usted hace una afirmación teológica. Usted está afirmando que Dios se preocupa de la gente y quiere hacerles bien.

Si queremos definir lo que es la teología, una forma muy simple es decir que es "el estudio de Dios". La forma en que pensamos de Dios, cómo hablamos de Dios y lo que creemos de Dios constituye nuestra teología. Demos algunos ejemplos:

? Teología propia: es lo que creemos acerca de Dios.
? Antropología: es lo que creemos acerca del ser humano, su creación, su naturaleza, su caída en pecado, etc.
? Cristología: es lo que creemos acerca de Jesús y la forma en que entendemos su vida, ministerio, muerte y resurrección.
? Pneumatología: es lo que creemos acerca del Espíritu Santo.
? Soteriología: es lo que creemos acerca de la salvación.
? Eclesiología: es lo que creemos acerca de la iglesia.
? Escatología: es lo que creemos acerca del futuro en los planes de Dios.

Pero todas estas palabras complicadas sólo se refieren a la forma en que pensamos de Dios, sus planes y acciones. Cada uno de nosotros tiene una teología. Quizá no ocupemos mucho tiempo pensando en lo que creemos. Quizá no nos sintamos cómodos hablando de nuestra fe. Pero todos tenemos creencias, valores y presuposiciones que fuimos formando desde niños. Respondemos al mundo a través de los lentes de nuestras creencias, valores y suposiciones, incluso si no estamos muy conscientes de ellos.

Se nos llama a hacer teología
Sabemos que hay muchas teologías de Dios, la fe y el discipulado, y esto viene desde los comienzos de la iglesia. Por cierto, el libro de Hechos muestra que había diversas opiniones sobre si los gentiles debían circuncidarse (Hechos 15). Los miembros de iglesia primitiva tenían puntos de vista teológicos diversos. Hoy la iglesia también puede enredarse en muchos debates. Con todo, se nos llama a estudiar, orar y reflexionar para clarificar, probar y renovar nuestra interpretación del evangelio para el contexto de hoy. Lo que nos sostiene es nuestro anhelo de Dios. A pesar de los debates, los metodistas unidos sostenemos creencias teológicas básicas que todos debemos abrazar. En el próximo artículo bosquejaremos cuáles son los puntos básicos.

Para la segunda entrega, visite El líder y su teología: Segunda parte

Este artículo es una adaptación de una parte del estudio Teachers as Spiritual Leaders and Theologians, producido por la Junta General de Discipulado.