Skip Navigation

El clero LGBTQI de la Iglesia Metodista Unida responde a la designación de la Comisión Especial.

Hoy hablamos como colectivo con la autoridad de lxs que son llamadxs y
reivindicadxs por el Dios cuyo amor no conoce fronteras. Hoy hablamos como
aquellxs cuya Comisión y Ordenación ha sido afirmada por la Iglesia. Exigimos que la
Comisión Especial que ha sido nombrada hable la verdad sobre sus negocios. La
verdad de que ésta Comisión no está hablando del "impase actual relativo a la
sexualidad humana" más bien, está hablando sobre nosotrxs, Lesbianas, Gays,
Bisexuales, Personas Transgénero, Queer e Intersexuales, hijxs de Dios. La verdad de
que ésta Comisión ha sido nombrada para decidir si la denominación en la que
servimos continuará su historia de más de 44 años de discrimen en nuestra contra.
Tras leer la declaración Episcopal sobre la Comisión, nos sentimos invisibilizadxs e
ignoradxs.
Cualquier movimiento de avance tiene que abordar las raíces de nuestra opresión.
En el presente, el Clero LGBTQI y candidatxs están sirviendo a lo largo y ancho de la
Conexión de la Iglesia Metodista Unida, y sin embargo vemos como sólo dos
personas que se autoidentifican como miembros de la comunidad LGBTQI fueron
nombradxs a la Comisión Especial encargada de abordar la sexualidad humana. En
un organismo fundamentalmente formado para discutir el futuro de las personas
LGBTQI en nuestra Iglesia, menos de 10% de la comisión se autoidentifican como
personas LGBTQI. La ubicación geográfica de Texas tiene una mayor representación
que los miembros no heterosexuales de nuestra conexión global. Nuestras vidas y los
ministerios que nos han sido confiados, estarán en la agenda de un organismo, cuya
composición es injustamente hegemónica. Estarán hablando de nostorxs sin tener
una justa representación de nuestra comunidad. Por ejemplo: ¿Cuán equilibrado y
diverso sería la creación de una comisión especial para discutir el tema de raza y
etnia si ésta fuera compuesta en un 90% de miembros de un solo grupo racial y/o
étnico? ¿Cuánto podría nuestra iglesia progresar en la temática de relaciones étnicoraciales
con una estructura tan injusta?
Hoy también lamentamos que la Comisión compuesta por 32 personas aparenta ser
de un 50 a 60 por ciento caucásica. Incluso las dos personas abiertamente LGBTIQ
nombradas a esta comisión son dos hombres gay, cisgénero y caucásicos. Aunque su
presencia dentro de la comisión es importante, es evidente que éste cuerpo no
incluye toda la diversidad de personas LGBTQI de la Iglesia Metodista Unida. En éste
momento histórico que vivimos como denominación, la representación étnica y racial
es fundamental. Sabemos que lxs más vulnerables dentro de la comunidad LGBTQI
son las personas de color cuya vida está en riesgo, particularmente en aquellos
lugares donde el evangelismo colonizador de los EE.UU. ha predicado el mensaje de
la ira de Dios. El deseo de preservar la institución y el fomento de un falso sentido de
unidad a expensas de las personas LGBTQI lacera nuestro testimonio como Cuerpo
de Cristo.
Por tanto: respondemos al anuncio de la Comisión Especial “Vía para Avanzar” del
Concilio de Obispos con preocupación, tristeza, decepción, miedo y oración
profunda. Bautizados en la familia de Cristo, confirmados como miembros de
congregaciones Metodistas Unidas, llamadxs, comisionadxs y ordenadxs como
Diáconos y Presbíterxs a través de la conexión y hablamos basándonos en el amor de
Dios y las promesas que nos hizo la iglesia el día de nuestro bautismo. En el Pacto
Bautismal, al momento de ser recibidxs en la familia de la fe, la iglesia se
compromete a rechazar la opresión en cualquier forma que se presente. En nuestra
candidatura, hemos sido apartadxs para ser ministrxs del Evangelio. En nuestra
comisión y ordenación, lxs Obispxs impusieron sus manos en nuestras cabezas y nos
bendijeron, ordenándonos a "Tomar la Autoridad de Dios ", como ministros del
Evangelio.
Es este Evangelio la increíble "buena noticia que nuestra gente muere por escuchar".
Es esa buena noticia la que nos convoca a exigirle a la Comisión Especial nos rinda
cuentas a nosotrxs, la comunidad LGBTQI laicxs y clérigxs: aquellxs de los que se
hablará, debatirá y decidirá si la iglesia continuará etiquetando como
"incompatibles". Este es el Evangelio que nos compele a seguir proporcionando
ministerios de puertas abiertas a todo el pueblo de Dios. Es en este Evangelio que
Jesús predicó "buenas nuevas a lxs pobres ... la liberación a los cautivxs, vista a los
ciegxs y libertad a lxs oprimidxs." Esta verdad nos compele a brillar sobre la
desigualdad, el abuso de poder, y la complicidad con un sistema que rompe la
primera regla de John Wesley, "no hacer daño".
Oramos por la Iglesia Metodista Unida y por la Comisión Especial “Via para Avanzar”.
Oramos por la liberación de todo el pueblo de Dios: los que son oprimidxs y aquellxs
cuya ceguera ha sometido a la comunidad LGBTQI en el mejor de los casos, a la
invisibilidad y en el peor, a la exclusión y persecución.
Su Clero y Candidatxs LGBTQI “CalledOut” de la Iglesia Metodista Unida:
Rev. Jeanelle Ablola
Rev. Austin Adkinson
Rev. Dr. Israel Alvaran
Rev. Elyse Ambrose
Mx. M Barclay
Rev. Dr. Bonnie Beckonchrist
Rev Anna Blaedel
Rev. Daryl Blanksma
Rev. Thomas Boller
Rev. Dr. Joanne Carlson Brown
Rev Ronna Case
Rev. Randa D'Aoust
Rev. Alexandre da Silva Souto
Pastor Sean Delmore
Rev. Dr. Janet Everhart
Rev. Anthony Fatta
Rev. Becca Girrell
Pastor Taylor Gould
Rev. Nancy Goyings
Rev. John Griffin-Atil
Rev. Gregory Gross
Rev. Dr. Emily B. Hall
Rev. Trey Hall
Rev. Marcia Hauer
Rev. Michael House
Rev. Brittany Isaac
Diaconal Minister Peter Jabin
Rev. Marguerite Jhonson
Rev. Michele Johns
Rev. Elizabeth Jones
Rev. Dr. Jeanne Knepper
Rev. Christie Lagergren Brown
Rev. Bruce Lamb
Rev. J. Daniel Lewis
Rev. Nea Lewis
Rev. Lois McCullen Parr
Rev. Courtney McHill
Rev. Cynthia Meyer
Rev. Jerry Miller
Rev. Sharon Moe
Pastor Matthew Pearson
Pastor Kathleen Reynolds
Pastor Jonathan Rodríguez-Cintrón
Pastor Ryan Scott
Rev. Kim Smith
Rev. Terri Stewart
Rev. Katie Stickney