Skip Navigation

Foto de Sam Hodges, SMUN.

El Rev. Tom Steagald de la Iglesia Metodista Unida Hawthorne Lane en Charlotte, Carolina del Norte, lee el Plan de Iglesia Única durante un descanso en la Conferencia Unitaria Metodista del pasado 17 de julio en Dallas, estado de Tejas. Los tres planes y el informe completo de la Comisión “El Camino a Seguir” serán parte del expediente del Concilio Judicial de octubre.

Detalles del expediente judicial que propone planes de cambio para la IMU

 

Por Linda Bloom, Kathy L. Gilbert y Vicki Brown/ Traducción y adaptación: Rev. Gustavo Vasquez
24 de julio de 2018

La Conferencia General especial de 2019, programada para los días 23 y 26 de febrero en San Luis, intentará encontrar un camino para las diferencias existentes en La Iglesia Metodista Unida (IMU), al considerar los tres planes diferentes incluidos en el informe desarrollado por la Comisión “El Camino a Seguir”. El informe completo y toda la legislación son parte del expediente.

El Concilio de Obispos/as ha pedido al Concilio Judicial, el máximo tribunal de la denominación que se reunirá del 23 al 26 de octubre en Zúrich, que decida si la legislación propuesta para los planes: Iglesia Única, Conferencia Conexional y Modelo Tradicional, cumplen con la legalidad constitucional requerida para ser considerados por la Conferencia General.

Incluido en la solicitud de 231 páginas de los/as obispos/as, está el informe completo de la Comisión “El Camino a Seguir”, 17 peticiones relacionadas con la implementación del Plan de Iglesia Única, 14 peticiones para la implementación del Plan Conferencia Conexional y 17 peticiones para la implementación del Plan del Modelo Tradicional.

Los/as obispos/as, que han solicitado una audiencia para hablar sobre los planes durante la reunión en Zúrich, fueron quienes nombraron a la Comisión “El Camino a Seguir” con sus 32 miembros. Ellos/as originalmente dijeron que los planes se harían públicos el 8 de julio, pero luego retrasaron la publicación del informe porque la traducción a los cuatro idiomas oficiales de la Conferencia General no estaba completa. Los organizadores de la Conferencia General luego dijeron que esperan que el informe traducido esté disponible para el 30 de julio.

Los Reverendos Thomas M. Berlin, Thomas Lambrecht y la Sra. Patricia Miller, fueron nombrados como para presentar la legislación propuesta en nombre de la comisión. Berlin presentó el Plan de la Iglesia Única, Miller el Plan de Conferencias Conexionales y Lambrecht para el Plan del Modelo Tradicional.

Plan Iglesia Única

“El Plan Iglesia Única, les da a las congregaciones el espacio que necesitan para maximizar la presencia de un testigo metodista unido en tantos lugares del mundo como sea posible", dice la declaración de apertura en un informe sobre el trabajo de la Comisión “El Camino a Seguir”.

El informe dice que el plan honra la naturaleza conexional de La IMU y que ninguna conferencia anual, obispo/a, congregación o pastores/as serían "obligados/as a actuar en contra de sus convicciones".

Los temas clave de la legislación incluyen la eliminación del lenguaje del Libro de Disciplina, "La Iglesia Metodista Unida no aprueba la práctica de la homosexualidad y considera que esta práctica es incompatible con la enseñanza cristiana".

También se elimina el requisito de que los/as clérigos/as ordenados no sean "homosexuales practicantes autoproclamados". Cada Junta de Ministerio Ordenado y la sesión del clero pueden determinar los estándares para la ordenación o certificación, incluidos los estándares relacionados con la sexualidad humana.

Cuando las leyes en la sociedad civil definen el matrimonio como unión entre dos adultos, no se puede exigir a un/a presbítero/a o diácono/a metodista unido celebrar o bendecir una unión del mismo sexo. Pero, al mismo tiempo, no se podrá prohibir a un miembro del clero realizar matrimonios, uniones o bendiciones entre personas del mismo sexo.

Los/as clérigos/as que no pueden en buena conciencia continuar sirviendo en una conferencia o iglesia basada en los estándares de ordenación con respecto a las personas homosexuales, pueden solicitar ser transferidos/as. Todo el clero que esté en proceso de recibir nombramiento, podrá continuarlo en la conferencia anual a la que sea transferido/a.

Los/as miembros de la iglesia local pueden decidir qué es lo mejor para su contexto congregacional y misional relacionado con el matrimonio entre personas del mismo sexo en la propiedad de la iglesia. Las iglesias locales deben votar, en una conferencia de la iglesia abierta a todos/as los/as miembros, sobre si permitirían que las instalaciones pudiesen ser utilizadas para la realización de ceremonias matrimoniales igualitarias (entre personas del mismo sexo).

Estos cambios se aplican solo a las conferencias jurisdiccionales en los EE. UU., según el informe de la Comisión “El Camino a Seguir”.

"Las conferencias centrales, a través del trabajo del Comité Permanente sobre Asuntos de la Conferencia Central, tendrán la autoridad de conservar el lenguaje actual sobre los delitos imputables al clero y las cuestiones de ordenación relacionadas con la homosexualidad que se encuentran en el Libro de Disciplina (2016) o trabajar en un lenguaje que respondan mejor a la realidad de sus contextos misionales".

El Plan de la Iglesia Única termina con la amenaza de juicios eclesiales en torno a los matrimonios igualitarios. Las iglesias locales tendrán la autoridad para establecer políticas matrimoniales, y los/as pastores/as tendrá la autonomía para decidir a quién casarán y a quién no.

El informe “El Camino a Seguir” también solicita al Concilio General de Finanzas y Administración (GCFA) que encuentre medios consistentes con el Libro de Disciplina para asegurar que cada conferencia o área jurisdiccional apoye los costos de su propio líder y oficina episcopal.

Bajo el título "Fundamentos teológicos y bíblicos", el informe dice que el Plan de la Iglesia Única ofrece más espacio para tradicionalistas y progresistas. "Los metodistas unidos en las conferencias centrales quieren espacio para dar forma a las conversaciones sobre la sexualidad de acuerdo con su contexto nacional y sin replicar las prácticas que adopten las iglesias en los Estados Unidos”.

"Sectores del pueblo metodista unido quieren dar espacio, lo más generosamente posible, sin comprometer la identidad y la misión central”.

El Plan Iglesia Única honra a los/as metodistas unidos/as que creen que la disyuntiva que vive denominación en torno al matrimonio igualitario y la ordenación de personas homosexuales "no debe conllevar a una iglesia dividida".

El informe detalla los efectos del Plan de la Iglesia Única en cada segmento de la Iglesia Metodista Unida. "Este plan minimiza la intervención sobre la iglesia local (en la mayoría de los casos) y da libertad a las congregaciones para que se adapten a las necesidades de sus contextos, a fin de ministrar a la comunidad LGBTQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero y Diferentes) en sus propios términos. Permite independencia e interdependencia y crea una iglesia contextual para la próxima generación ".

El plan permite que el clero permanezca o abandone la denominación, ante los posibles cambios en el lenguaje del Libro de Disciplina. Su pensión adquirida estará protegida en el momento de su partida y permitirá que el clero se transfiera a otra conferencia anual. Según la comisión, con este plan no se necesitarán enmiendas a la constitución.

Si se aprueba en la Conferencia General de 2019, el Plan de Iglesia Única podría entrar en vigencia el 1 de enero de 2020. Sin embargo, se recomienda que la iglesia tome hasta el 31 de diciembre de 2020 para implementar completamente el plan para dar tiempo a todos/as a adaptarse.

Los tres planes contienen disposiciones para administrar los fondos de pensiones, pero los planes de Iglesia Única y Conferencia Conexional no contienen disposiciones para las iglesias que desean cambiar su relación con La IMU. De acuerdo con el informe “El Camino a Seguir”, el Concilio de Obispos/as indicó que ya existen disposiciones para que una iglesia pueda irse de la denominación.

"El lenguaje de 'salida' debe usarse con cuidado para no alentar las deserciones sino ayudar a La IMU a enfocarse en la unidad", dijo el Concilio de Obispos/as en el informe “El Camino a Seguir”. Por su parte, el Plan del Modelo Tradicional incluye disposiciones para iglesias autónomas y conferencias anuales, así como para tratar los asuntos relacionados con las propiedades de la iglesia.

Plan Modelo Tradicional

El Plan Modelo Tradicional afirmaría el lenguaje actual en el Libro de Disciplina, que prohíbe la ordenación al clero de personas auto-declaradas homosexuales practicantes y así como al oficio de bodas igualitarias. También haría cumplir esas prohibiciones de manera rápida y estricta.

Las peticiones legislativas del plan también brindan una manera para que las iglesias y las conferencias anuales que no están de acuerdo con la aplicación estricta establezcan iglesias o conferencias autónomas, afiliadas o concordantes. De acuerdo con el informe, algunos miembros del Concilio de Obispos/as prepararon un "Modelo Tradicional" y no fue un trabajo de comisión.

El apoyo a este plan, tanto de la comisión como del concilio, fue "muy limitado" por lo que se había decidido suspender el trabajo. Sin embargo, se reanudó en mayo a pedido del Concilio de Obispos/as de que se desarrollara un plan que presentara el modelo tradicional, según el informe.

Otras provisiones incluyen:

  • Ampliar la definición de "homosexual declarado practicante" para incluir a cualquier persona que viva en un matrimonio o una unión civil homosexual, o que se declare públicamente homosexual.
  • Establecer sanciones mínimas y una expulsión más rápida después de una sentencia ante alguna violación legislativa.
  • Requerir que los/as obispos/as y las conferencias anuales certifiquen que mantendrán y aplicarán las normas disciplinarias sobre el matrimonio y la ordenación a personas LGBTQ. Los/as obispos/as que no lo hagan no serían elegibles para compensaciones de gastos después de 2021 y se les instaría a unirse a las iglesias autónomas.
  • Evitar que los/as obispos/as consagren, ordenen o comisionen a "homosexuales auto-declarados/as", incluso si esa persona ha sido elegida o aprobada por la conferencia jurisdiccional o la sesión del clero. Esa petición no incluye el término "practicante" como parte de la prohibición.
  • Revisar el estatus de los/as obispos/as que no puedan certificar que mantendrían la Disciplina, a través de un Comité de Relaciones del Concilio de Obispos/as creado recientemente para una posible acción.
  • Manejo de denuncias contra obispos/as bajo nuevas disposiciones establecidas en una enmienda constitucional que fue ratificada en mayo y destinada a requerir que el Concilio de Obispos/as haga rendir cuentas a sus miembros.
  • Establecer un cronograma estricto para las nuevas disposiciones para manejar las denuncias y hacer que el rechazo de estas sea más difícil.
  • Permitir que las iglesias locales, que no estén de acuerdo con las decisiones de la conferencia anual respectiva que conduzcan al incumplimiento de la Disciplina, puedan permanecer en La Iglesia Metodista Unida.
  • Permitir que las iglesias locales que no estén de acuerdo con las decisiones de una conferencia que mantenga el cumplimiento de las prohibiciones establecidas en la Disciplina, puedan unirse a iglesias "autónomas, afiliadas o concordantes". Grupos de 50 o más iglesias podrían formar nuevas denominaciones.
  • Alentar al clero que no mantenga las prohibiciones sobre el matrimonio y la ordenación de personas LGBTQ, a abandonar la denominación y unirse a las iglesias afiliadas.
  • Exigir una resolución judicial que lleve al compromiso de no repetir una ofensa, cuando se presente una denuncia de violación a la Disciplina.
  • Exigir que cada conferencia anual certifique que mantendrían las prohibiciones disciplinarias y las que no lo hagan “serán alentadas" a formar cuerpos autónomos.
  • Continuar con las agencias generales actuales que podrían negociar sus servicios con iglesias y conferencias que abandonen la denominación.
  • Exigir a la Junta de Ministerio Ordenado de las conferencias, que realicen un examen para determinar si un/a candidato/a es homosexual practicante, incluida la búsqueda de información en las redes sociales.

El Plan Tradicional reconoce que "debido al actual conflicto profundo sobre la posición de La Iglesia Metodista Unida sobre el matrimonio y la sexualidad", una iglesia o conferencia puede querer formar una iglesia que se autogobierne", dice el informe “El camino a Seguir”. Este plan establece un cronograma para que las conferencias voten sobre ese tema y los procedimientos detallados sobre cómo se manejarán los fondos, incluidas las pensiones.

La fecha de implementación del Plan del Modelo Tradicional sería el 1 de enero de 2021.

Plan de la Conferencia Conexional

El plan de la Conferencia Conexional simplificaría la estructura general de la iglesia y proporcionaría "tanto el espacio como la conexión entre las partes de la iglesia que actualmente están en conflicto profundo", dice el informe de la Comisión “El Camino a Seguir”. El plan reemplazaría a las cinco jurisdicciones de EE. UU. con la creación de tres conferencias de conexión que están "basadas en valores" en lugar los criterios de ubicación geográfica.

Las conferencias centrales actuales de la denominación, que se encuentran fuera de EE. UU., podrían unirse a una de las tres conferencias de EE. UU. para formar una conferencia global o crear su propia conferencia de conexión. Sin embargo, las conferencias anuales individuales que no están de acuerdo con la decisión de su conferencia central tienen la opción de votar para unirse a una conferencia de conexión diferente.

Cada conferencia de conexión crearía su propio Libro de Disciplina que incluye elementos "comúnmente acordados por los/as metodistas unidos", con la autoridad para adaptar otros elementos no incluidos en un Libro General de Disciplina.

El Colegio de Obispos de cada conferencia conexional proporcionaría supervisión y responsabilidad episcopal y se encargaría de las elecciones, las asignaciones y la financiación. Las conferencias de EE. UU. pagarían sus propios/as obispos/as, y todas las conferencias de EE. UU. seguirían apoyando a los/as obispos/as en otros países. El Concilio de Obispos/as más grande se centraría en las relaciones ecuménicas y el aprendizaje compartido.

Cada conferencia de conexión tendría su propia administración y financiamiento; sus propias políticas con respecto a los matrimonios igualitarios, la ordenación de personas LGBTQ y sus propios estándares para el clero.

Los ministerios de justicia relacionados con el racismo y el sexismo se organizarán en el nivel de la conferencia conexa y serán considerados responsables por la iglesia general. La cooperación y las asociaciones entre conferencias de conexión cruzada seguirían siendo las mismas y todas las conferencias conexionales continuarían apoyando el trabajo misionero y el ministerio fuera de los EE. UU.

Una Conferencia General acortada retendría la autoridad sobre la doctrina compartida de la iglesia y los servicios de las agencias generales. Como sede, la Conferencia General serviría como un lugar de reunión para el culto, la inspiración y el intercambio de las mejores prácticas.

El informe especifica que Wespath, la Casa Editorial Metodista Unida de Publicaciones, el Concilio General de Finanzas y Administración (GCFA), la Comisión General de Archivos e Historia (GCAH) y partes de la Junta General de Ministerios Globales (GBGM) incluido el Comité de Auxilio Metodista Unido (UMCOR), serían considerados "agencias generales continuas", mientras que la estructura futura de las otras agencias deberán ser determinadas, considerando que “las conferencias conexionales desearían participar en ellas".

El Concilio Judicial, cuya membresía incluiría dos personas elegidas por cada conferencia conexa, tendría autoridad sobre todos los asuntos judiciales basados ​​en los respectivos Libros de Disciplina de la conferencia conexional. Pero las conferencias también podrían tener sus propios tribunales separados.

Incluido en el procedimiento y la línea de tiempo para el plan de la Conferencia Conexional:

  • El primer nivel de afiliación a conferencias de conexión sería a nivel jurisdiccional. Las conferencias anuales en desacuerdo pueden elegir una conferencia diferente, y ninguna iglesia local debe votar, a menos que las elecciones sean diferentes a las de su conferencia anual.
  • La propiedad jurisdiccional pertenecería a la conferencia conexional afiliada. Las entidades propiedad de la iglesia o relacionadas con la iglesia podrían tomar sus propias decisiones de afiliación.
  • A menos que se determine lo contrario, las conferencias centrales estarían autorizadas a elegir obispos/as en 2020, según lo programado. Las regiones que no elijan obispos/as en 2020, deberán aplazar la jubilación de sus obispos/as por motivo de edad hasta el 2022.
  • La Conferencia General de 2020 establecerá un Comité Permanente de Conferencias de Conexión para ayudar al Concilio de Obispos/as a facilitar las conexiones entre las conferencias y el ministerio cooperativo.
  • La Conferencia General 2024 se pospondrá hasta el 2025 para dar tiempo a la transición y "desconectar las siguientes Conferencias Generales del ciclo de elecciones de los EE. UU."

Lea el expediente completo presentado por el Concilio de Obispos/as (en inglés), aquí.

* Bloom es editora asistente del Servicio Metodista Unido de Noticias (SMUN) en Nueva York. Gilbert es periodista multimedia y Brown es la editora del SMUN en Nashville. Para contactarles puede hacerlo al 615-742-5470 o newsdesk@UMNews.org.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director del Servicio Metodistas Unido de Noticias para la comunidad hispano-latina. Puede contactarle al (615) 742-5111 o por el gvasquez@umcom.org