Skip Navigation

Culto de apertura y el ministerio de Jesús

 

25 de abril, 2012 │ Noticias UMNS
 


Simone Akoh y Anne Paclio Soto, de la Costa de Marfil, durante el culto de apertura de la Conferencia General 2012, en Tampa, Florida. Foto UMNS por Kathleen Barry.

La Conferencia General 2012 de la Iglesia Metodista Unida estuvo llena de imágenes relacionadas con el agua. Delegados de todo el mundo fueron invitados a adorar bajo el tema del ministerio de Jesús a la orilla del mar.

Marcus Briggs-Cloud, miembro de la Nación Maskoke e hijo del pueblo Clan Viento, consagró el culto y el lugar en su tradición y lengua nativas.

Le pidió a los delegados que recordaran la tierra donde se realiza la Conferencia General. "No somos su historia, no somos la historia de Tampa o Florida", dijo. "Somos un pueblo vivo y pujante. Les damos la bienvenida a nuestra tierra nativa".

Un momento cumbre de esta Conferencia General será "Un acto de arrepentimiento para sanar las relaciones con la gente indígena", que ocurrirá el 27 de abril. Este evento surge a causa de un incidente conocido como la Masacre de Sand Creek, en la cual el coronel John Chivington, presbítero metodista, dirigió tropas de los Estados Unidos en un ataque a un campamento Cheyenne donde mataron, por lo menos, a unos 165 hombres, mujeres, niños, y ancianos.

Un culto de oración
Marcia McFee, directora de adoración, se inspiró en las historias de Jesús ministrando a la orilla del Mar de Galilea y en la bahía de Tampa. Videos, bailarines y música establecieron el espíritu para que unos 1,000 delegados se prepararan para las largas horas de debates y decisiones.

El Obispo Larry M. Goodpaster, presidente del Concilio de Obispos, invitó a las 4,700 personas presentes a oír el llamado de Jesús "en medio de toda la legislación que tomará todo nuestro tiempo y energía".

"Al igual que los primeros discípulos en el Mar de Galilea, nos reunimos en la Bahía de Tampa para limpiar y reparar nuestras redes", dijo. "Cada cuatro años, necesitamos reunirnos para reparar y remendar las redes que conocemos como el metodismo unido".

Los delegados recibieron suaves bufandas de seda azul, para la oración, hechas a mano en las cinco jurisdicciones de los Estados Unidos. Las bufandas tienen como fin recordar a todos que los metodistas unidos estarán orando por la Conferencia General.

"Estamos aquí para hacer la obra de Dios y nunca estamos solos", dijo McFee, al mismo tiempo que le pedía a los delegados que se pusieran las bufandas.

El servicio de adoración terminó con la Santa Comunión y los delegados fueron enviados a empezar su labor legislativa.

"Una buena autoridad me dice que Jesús estará presente en Tampa, mientras trabajamos afanosamente en nuestras redes", dijo Goodpaster, quien usó el texto de Marcos 1:14-20 para decir que los discípulos, que estaban a la orilla del Mar de Galilea, "serían invitados a abandonarlo todo para seguir a Jesús".


*Kathy L. Gilbert es periodista para Comunicaciones Metodistas Unidas, especializada en temas de la juventud. Contacto: Kathy L. Gilbert, (813) 574-4837, ó newsdesk@umcom.org.