Skip Navigation

Cuando se quiere, se puede

Por Rosita Mayorga


Los pastores Marino Chacón y Ana Luisa Mayorga de Chacón, son originarios de la República de El Salvador, Centro América. En el año 1997, fueron invitados a venir a Estados Unidos a participar del Curso de Estudios para Pastores Locales, en el Seminario Teológico Garrett, en Evanston Illinois. Fue precisamente en este mismo año que, en la sala de su casa, comenzaron reuniones de oración y estudio de la Palabra de Dios. El grupo creció rápidamente y, un año después, cuando el espacio les quedaba pequeño, rentaron un lugar para reunirse. Así nació la Iglesia Metodista Vida Nueva, en la ciudad de San Salvador, siendo los pastores Chacón-Mayorga sus fundadores. En los años subsiguientes, continuaron viajando desde El Salvador, para participar del Curso de Estudios.


Pastores Marino Chacón y Ana Luisa Mayorga de Chacón

En 2003, fueron invitados para venir a la Conferencia de Wisconsin a pastorear la IMU Príncipe de Paz en Kenosha, WI, donde Marino recibió nombramiento episcopal, como pastor local. En 2004, Ana Luisa recibió nombramiento episcopal como pastora de IMU Casa de Dios, en Racine, Wisconsin. Residiendo en Wisconsin completaron el Curso de Estudios Básico.

Pero esta historia no termina aquí. Después de haber completado su Curso de Estudios Básico, esta pareja se puso la meta de llegar a ser ministros ordenados en la IMU. De manera que, en 2006 retomaron sus estudios, para continuar preparándose a través de los Cursos Avanzados que se ofrecen en dicho Seminario.

El 11 de mayo de 2012, esta pareja tuvo la bendición de graduarse de Garrett, donde recibieron su certificado y palabras de reconocimiento por el logro obtenido. Es la primera vez que Garrett reconoce en su graduación a estudiantes de los cursos avanzados que han completado por lo menos 36 horas clases a nivel de seminario. 

Esta historia de éxito, y superación, es un ejemplo vivo de dedicación y perseverancia y una muestra viva de que cuando se quiere se puede. Para alcanzar la meta estudiarpm en Garrett por 12 años todos los veranos. Tuvieron que acrificar sus vacaciones y, aunque conseguieron algunas becas, tuvieron que esforzarse económicamente  aportado el mayor porcentaje de su educación. Pero entienden que la educación es importante. Los pastores y pastoras bien preparados, están mejor capacitados para servir al señor”, a su parroquia y a su comunidad.

Su uno pregunta a los pastores Chacón - Mayorga cuales han sido sus mayores retos en este peregrinaje, su respuesta es: el sacrificar comprar algunas cosas para ahorrar dinero. Hacer milagros con el tiempo, para cumplir con la exigencia del estudio y atender ministerios en las comunidades en las cuales servimos.

La pastora Ana Luisa y el pastor Marino ahora también son estudiantes del programa de Bachillerato en Ciencias Teológicas de la Universidad Bíblica Latinoamericana, de Costa Rica, patrocinado por la Junta de Educación Superior y Ministerio de la Iglesia Metodista Unida. Ella continúa estudiando una Maestría en Divinidades y él para obtener su Bachillerato en Teología, ambos con el propósito de llegar a la ordenación.



--Rosita Mayorga, pastora de la IMU El Buen Samaritano, Waukesha, Wisconsin
 

el Intérprete, noviembre-diciembre, 2012