Skip Navigation

Ilustración por Michelle Maldonado

"Ahora en muchas congregaciones comienza una nueva temporada de vida y ministerio," dijo el Obispo Ken Carter, Obispo de la Conferencia Anual de Florida.

Cuando llega un/a nuevo/a pastor/a: Cinco claves esenciales para comenzar una relación

 

Por el Obispo Ken Carter*/ Traducción y Adaptación por Michelle Maldonado**
3 de julio de 2017

Esta semana varios hombres y mujeres dejaron una comunidad y una congregación, y viajaron para comenzar un nuevo ministerio. Este proceso es desafiante en lo físico, emocional y espiritual.

El papel del gabinete de nombramientos en la consideración de los dones del clero y su envío a nuevos cargos, comenzó en diciembre y continuó hasta mediados de abril. Nuestro trabajo incluyó oración, consultas con laicos/as y el clero, y el escucharlos. Al final, las asignaciones fueron confirmadas en la Conferencia Anual de Florida, que se reunió en Orlando a principios de junio.

Ahora en muchas congregaciones comienza una nueva temporada de vida y ministerio.

Es importante decir primero que un cambio en el liderazgo del clero es una interrupción. El gabinete de nombramientos hace este trabajo en respuesta a las jubilaciones, las solicitudes de las iglesias locales y el clero, el declive, status quo o conflicto. Estamos bastante claros de que no se trata de cambiar por el bien del cambio.

Sin embargo, en un contexto de status quo, declive o conflicto, la interrupción puede ser constructiva. Puede ser la nueva creación de Dios (2 Corintios 5: 17). Algunos elementos de este cambio son esenciales para que la nueva temporada sea productiva.

1. El/la pastor/a y la congregación tendrán que hacer la paz con su propio pasado. A veces la congregación querrá proyectar sus sentimientos acerca de su ex líder en el/la pastor/a nuevo/a. A veces el/la pastor/a tendrá asuntos no resueltos del último ministerio. Hacer la paz con el pasado permitirá que cada uno/a vea al/a otro/a con nuevos ojos e incluso, con un nuevo corazón.

2. La congregación se preguntará acerca de su nuevo/a líder: "¿Nose amará así como somos?" "¿Él o ella nos conocerá a nosotros/as y a nuestra comunidad?" "¿Será un/a buen/a pastor/a?" Estas preguntas están relacionadas con la sabiduría de uno de mis mentores, Ken Callahan, quien señaló que la gente nos experimenta primero como un/a pastor/a, luego como un/a predicador/a y finalmente como un/a líder.

3. ¿Cómo se logra esto en la práctica? Es importante, en las primeras semanas, tener horarios programados y estructurados para: 1) compartir comidas y 2) contar historias. ¿Cómo comenzará el/la pastor/a a conocer las historias de la congregación y la comunidad? ¿Cómo comenzarán los/as líderes de la congregación a conocer la historia de la vida del/la pastor/a, su conversión a Cristo y su llamado al ministerio?

4. La relación del clero y la congregación va con el tiempo, mucho más allá de si se gustan o están feliz con el otro. Con el tiempo, el tema más importante es el compromiso con el campo misionero, que es la comunidad que nos rodea. En la Conferencia Anual de Florida tratamos de ver como "nuestros hijos/as", a los/as niños/as nuevos/as o que están en riesgo en las escuelas. Esta es una manera simple en la que el liderazgo de una iglesia puede comenzar a ver el campo de misión.

5. Por último, en un tiempo de profundo cambio (que seguramente es la primera semana de vida y ministerio del/la nuevo/a pastor/a en una nueva congregación), es esencial que confiemos en Dios y en las disciplinas que Dios usa para restaurar, renovar y equipar. Esto incluye leer la escritura, interceder por la gente, conversar con un/a mentor, amigo/a o superintendente/a de distrito, tomar un día de descanso (incluso en medio de un trabajo por terminar), y planificar alguna actividad familiar (si es apropiado) que reconozca la experiencia de la familia de transición.

Estaré orando esta semana por cada uno del clero que está comenzando una nueva posición de liderazgo. Ruego que experimenten la gracia proveniente de Dios que los ha precedido. Ruego que anuncien en su primer domingo las buenas nuevas de Jesucristo al pueblo, y oro para que Dios cubra todas sus necesidades.

También estaré orando esta semana por cada una de las congregaciones que están recibiendo nuevos/as pastores/as. Ruego que reciban un/a pastor/a que vendrá a amarte y a guiarte. Oro para que juntos/as vean el campo misionero que los/as rodea. Oro para que experimenten en esta nueva etapa un avivamiento y un renovado sentido de la proximidad de Dios.

Nada de esto sucede por accidente. Pide intencionalidad, planificación y caminar juntos/as. Que Dios los bendiga y esté con ustedes en esta primera semana de ministerio juntos/as.

*El Revdo. Ken Carter es el obispo de la Conferencia Anual de Florida. Para leer el artículo original en inglés, visite el enlace: http://www.flumc.org/blogdetail/when-a-new-pastor-arrives-five-essential-keys-to-beginning-a-relationship-8649267

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org