Skip Navigation

Foto cortesía de Paul Jeffrey de la Alianza ACT.

Ahlam Al Khaled, una educadora de salud y nutrición para Caridades Cristianas Ortodoxas Internacionales, camina con los niños en un área de refugiados sirios en Minyara, un pueblo en el distrito de Akkar al norte de Líbano.

Foto cortesía de Paul Jeffrey de la Alianza ACT

Maha Shoker, una educadora de salud con Caridades Cristianas Ortodoxas Internacionales, examina a un niño sirio refugiado en el centro de salud de la comunidad en Kab Elias, una ciudad en el Valle de Bekaa en el Líbano.

Foto cortesía de Paul Jeffrey de la Alianza ACT

Niños iraquíes saltan en una cama en el sótano de la Iglesia Católica del Sagrado Corazón en Amman, Jordania, donde 60 refugiados cristianos iraquíes están viviendo. Lutheran World Relief ha ayudado a la iglesia a alimentar a los refugiados y remodelar el sótano para proporcionar un poco de privacidad para las 10 familias.

Foto cortesía de James Rollins de UMCOR

Francesco Paganini, gerente de respuesta a desastres internacionales para el Comité Metodista Unido de Auxilio (UMCOR), se une en una actividad durante su visita al espacio para niños apoyados por UMCOR para los refugiados sirios en Turquía.

Previous Next

Cristianos/as bajo amenaza en Siria e Iraq

 

Linda Bloom*/ Traducción y Adaptación: Michelle Maldonado**
20 de agosto de 2015

La crisis de los refugiados de Siria sigue siendo una preocupación internacional y las amenazas contra los cristianos y otros grupos religiosos permanecen activas en ese país e Iraq.

Tarek A. Sater, quien es el director de la oficina y coordinador de programa para el “Consejo de Iglesias de Oriente”, le dijo a “United Methodist News Service” que el Consejo y el Secretario General, Padre Michel Jalakh, están "en comunicación constante " con las iglesias de ambos países.

"Los cristianos en Siria, a diferencia de sus hermanos en Irak que han sufrido amenazas internas durante más de una década, viven cómodamente en la sociedad siria", dijo Sater en un mensaje de correo electrónico. "La guerra ha causado que muchos cristianos en Siria hayan huido, mientras que otros se niegan a abandonar sus hogares y han tenido que sufrir secuestros y violencia", añadió Sater.

Muchas organizaciones religiosas y no gubernamentales están ayudando a los refugiados sirios e iraquíes de todas las religiones. El Comité Metodista Unido de Auxilio (UMCOR) ha comprometido más de $2 millones en respuesta a la crisis en Siria e Irak desde finales de 2013. El reverendo Jack Amick, el ejecutivo de UMCOR, comparó el conflicto en Siria, Iraq y los países vecinos a "un fuego de combustión lenta que se enciende de vez en cuando y periódicamente llama la atención de la prensa" aunque el dolor y el sufrimiento "persiste diariamente."

Señas que el problema continúa

Entre los brotes de este mes:

Reuters informó el 11 de agosto que el Estado Islámico, también conocido como ISIS o ISIL, soltó 22 de los cristianos asirios que secuestraron de unas aldeas en el noreste de Siria a principios de este año, pero que más de 150 permanecen cautivos.

• Fuentes y activistas de la iglesia de Siria dijeron que perdieron contacto con cientos de personas, muchos de ellos cristianos, después que el Estado Islámico ataco la aislada ciudad oasis de Qariyatain en la provincia de Homs a principios de agosto.

• Dos líderes de la iglesia fueron secuestrados en el norte de la provincia de Aleppo de Siria el 22 de abril 2013. El arzobispo Gregorius Yohanna Ibrahim de la Iglesia Ortodoxa de Siria y el obispo Boulos Yazigi de la Iglesia Ortodoxa Griega siguen desaparecidos.

• La agencia “Associated Press” reportó que más de diez mil cristianos iraquíes, se exiliaron en Jordania el año pasado después de huir de las comunidades controladas por el Estado islámico.

Vian Dakhil, quien es miembro Yazidi del Parlamento iraquí, le dijo al “London Telegraph” que "el mundo se ha olvidado de nosotros" en el primer aniversario de los asesinatos y secuestros de miles de cristianos Yazidi. Por su parte, la “Comisión de Estados Unidos sobre Libertad Religiosa Internacional” señaló el pasado 15 de marzo en un comunicado de prensa, en el marco del cuarto aniversario de las protestas que llevaron al conflicto de Siria, que la diversidad religiosa y la libertad en Siria ha sido víctima de la guerra civil.

El “Consejo Mundial de Iglesias (CMI)” ha expresado reiteradamente su preocupación por la amenaza contra las comunidades minoritarias en Siria e Irak. El Consejo envió una delegación a la región del Kurdistán de Irak el verano pasado para reunirse con líderes de la iglesia y las personas desplazadas de las comunidades cristiana, yazidi y kaka’i (sufí musulmán).

Posteriormente, el CMI presentó una declaración en la Sesión Especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la Situación de Derechos Humanos en Irak el 1 de septiembre de 2014, en las oficinas de la ONU en Ginebra, Suiza.

Trabajos de socorro

Como lo ha hecho desde su fundación hace 75 años, UMCOR proporciona asistencia humanitaria a todos, señaló Amick. "Los testimonios que escuchamos acerca de las comunidades cristianas perseguidas nos rompen el corazón", declaró a United Methodist News Service. "Pero como la historia del Buen Samaritano, Jesús nos recuerda que todo sufrimiento humano debe romper nuestro corazón de tal manera que tomamos la acción independientemente de las divisiones humanas y etiquetas de raza, credo o religión”.

Trabajando en conjunto con otros compañeros, UMCOR ha ayudado a abastecer las necesidades básicas de familias sirias e iraquíes desplazadas en los últimos dos años. Francesco Paganini, director de la agencia para la respuesta internacional en situaciones de desastres, dijo que cuentan actualmente con dos subvenciones: el suministro de ayuda alimentaria a través de cupones  para 850 familias en Siria, la provisión de 985 kits de higiene y 99 kits de salud para recién nacidos para las víctimas de los desplazamientos internos en el norte de Irak.

Las donaciones durante una larga crisis humanitaria siempre son un problema, pero ambos oficiales de UMCOR enfatizan que olvidar estos refugiados no es una opción. Cuando Paganini visitó el espacio para niños/as refugiados/as apoyado por UMCOR en Turquía, pensó en su propio abuelo, quien una vez fue un refugiado. Tanto su abuelo como los niños que conoció ese día, sirvieron como un recordatorio "que todavía vivimos en un mundo en crisis" y hay que tomar medidas, escribió en un comentario de la revista “Intérprete”.

Para algunos niños atrapados en la crisis de Siria e Irak, la violencia se ha convertido en parte de la narración de sus vidas, Amick señaló. "De alguna manera tenemos que romper el ciclo de violencia", dijo. "Oremos por la sanidad de los niños porque ellos son nuestra única esperanza para la paz en el futuro."

Amick insta a los miembros de las iglesias a no olvidarse de Siria e Irak y orar semanalmente por la paz y el fin de los conflictos violentos en todo el mundo.

* Bloom es un periodista multimedia de United Methodist News Service con sede en Nueva York. Para más información acerca del artículo, visite el enlace: http://www.umc.org/news-and-media/under-threat-in-syria-iraq

** Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el mmaldonado@umcom.org