Skip Navigation

Foto Ilustrativa de Mike DuBose, UMNS.

En 2014, las ofrendas a los ministerios de la Iglesia Metodista Unida aumentaron en casi todas partes del país.

Gráfico cortesía de umcgiving.org

Consejo General de Finanzas y Administración. El 6 porciento de las ofrendas de benevolencia incluyen las ofrendas especiales que una iglesia puede recaudar por los Domingos Especiales o por fondos designados por adelantado.

Previous Next

Conferencias consiguen aportar 100% de sus asignaciones

Por Heather Hahn* | Traducción y adaptación por Amanda M. Bachus **
9 de abril, 2015 | NASHVILLE, Tennessee (UMNS)

Si la Iglesia Metodista Unida tuviera un sello de goma que diga "Pagado en su totalidad", es probable que necesite más tinta. Eso, porque en los últimos años un número récord de conferencias han pagado 100 por ciento de sus asignaciones, lo cual refleja una imagen positiva sobre el aporte de la denominación.

En 2014, 25 de 57 conferencias anuales estadounidenses pagaron sus asignaciones completas para apoyar los ministerios nacionales e internacionales de la iglesia. Ese número ha subido de 20 desde 2012 y 2013, y es el número más alto en los últimos 10 años -- tiempo durante el cual el Concilio General de Finanzas y Administración, la agencia de finanzas de la denominación, ya tiene los registros listos.

El récord anterior fue en 2007, cuando 23 conferencias cumplieron con sus pagos - justo antes de la crisis económica mundial. En ese entonces, la denominación tenía más de 60 conferencias en los Estados Unidos.

"Considero esto como muy, muy buena noticia", dijo Charlie Moore, miembro de la junta directiva de la agencia financiera de la iglesia, y sirve en el comité de finanzas de La Conferencia de Baltimore-Washington, una conferencia que mantiene la tradición de aportar el 100 por ciento.

"Creo que es un reflejo de la recuperación de la economía, pero también creo que es evidencia del compromiso continuo de las personas en la congregación y del liderazgo de las conferencias anuales que desean apoyar a la conexión."

Asignaciones o prorrateos son la cuota que aporta cada conferencia y cada iglesia local para apoyar las misiones internacionales, nacionales y regionales. En el plano general de la iglesia, ese dinero apoya a los obispos, a la educación ministerial metodista unida, a las agencias más generales y a los esfuerzos de toda la denominación, tales como el Fondo Universitario Negro y la Universidad de África en Zimbabue. La ofrenda también paga por el trabajo del Servicio Metodista Unido de Noticias.

Las aportaciones comienzan en la iglesia local

La Iglesia Metodista Unida Hand Memorial en Pelham, Georgia, es una de las 10 iglesias del Sur de la Conferencia Georgia que, por primera vez en varios años paga sus asignaciones completas. La última vez que la iglesia de 161 miembros contribuyó en un 100% fue en 2010.

La Rvda. Carrie Myers, pastora de la iglesia, dijo que el reeducar a la congregación sobre a dónde va el dinero --como cuando se ayuda a los pastores jóvenes asistir al seminario-- fue un catalizador para aportar más generosamente.

"Hemos reconocido el ministerio global que se puede hacer a través de los prorrateos, y porque podemos hacer más en todo el mundo colectivamente de lo que podemos hacer como iglesia individual. La iglesia alcanzó a reunir sus asignaciones sin interrumpir ninguno de sus ministerios locales”.

"Sólo teníamos que recordarnos a nosotros mismos que el dar es importante, y Dios nos llama a hacer eso y nos llama a dar más, y no solamente para el funcionamiento del presupuesto de la iglesia."

Más señales de la generosidad metodista unida

El número de conferencias en este club del 100 por ciento no es el único signo positivo.

PAGARON EN SU TOTALIDAD

Las siguientes conferencias estadounidenses pagaron sus asignaciones generales a la iglesia en el año 2014:

 

Alaska, Baltimore-Washington, Texas Central, Desierto del Suroeste, Ohio del Este, Nueva Jersey, Holston, Illinois Grandes Ríos, Iowa, Kentucky, Minnesota, Nueva York, Nueva Inglaterra, Carolina del Norte, Oklahoma Indígena Misionera, Oregon y Idaho, Peninsula Delaware, Río Grande, Montañas Rocosas, Susquehanna, Tennessee, Pennsylvania Oeste, Michigan Oeste, Ohio y Virginia Oeste

 

El año pasado, los metodistas unidos dieron más de $ 130 millones al fondo general de la iglesia, casi el 91 por ciento de los prorrateos solicitados. Eso es un aumento desde 2013 cuando los metodistas unidos dieron $ 128.6 millones a los fondos generales de la iglesia, una tasa de recolección de prorrateo de poco menos del 90 por ciento.

El presupuesto de la denominación para los fondos generales se basa en el supuesto de que se recogerá el 86 por ciento de las asignaciones.

En el año 2014, la ofrenda también creció en cinco de los seis domingos especiales - ofrendas especiales programadas durante todo el año para apoyar diversos ministerios de la iglesia.

Los domingos especiales designados por la Conferencia General - máximo órgano legislativo de la denominación - son el Día de Relaciones Humanas, La Gran Hora de Compartir, Ministerios Nativo Americanos, Domingo de Paz con Justicia, Domingo de Comunión Mundial, y el Día del Estudiante Metodista Unido.

Solo los fondos para el Domingo de Ministerios Nativo Americanos que apoya a los estudiantes de seminario y congregaciones nativo-americanas vieron una caída en las remesas de 2013.

Este incremento en las ofrendas se da mientras la membresía metodista unida y la asistencia a las iglesias en los Estados Unidos continúa en declive desde hace diez años. Sin embargo, Moore señala, esas cifras no cuentan la historia de la generosidad metodista unida. "Creo que se reduce a que el ofrendar por miembro, o la ofrenda por asistente, ha ido en aumento". Y agregó: "Nuestra iglesia realmente no tiene un problema de mayordomía sino que tiene un problema de asistencia. La mayordomía entre aquellos que todavía están con nosotros sigue siendo muy importante, muy positiva", dijo Moore.

La Iglesia Metodista Unida, de hecho, está creciendo con un estimado de 12,8 millones de miembros en todo el mundo.

Los metodistas unidos norteamericanos, en este momento, portan una parte gigantesca de los gastos generales de la iglesia.

Líderes de la Iglesia, entre ellos obispos en África, Europa y las Filipinas han trazado un objetivo de contribuir más a los ministerios globales de la denominación. La junta directiva del Concilio General de Finanzas y Administración está trabajando con los líderes para desarrollar una fórmula de prorrateo para conferencias fuera de los Estados Unidos que se va a proponer a la Conferencia General de 2016.

Cada conferencia en África, Europa y las Filipinas ya aporta al menos el 10 por ciento de los gastos de la oficina de su obispo. Algunos pagan hasta un 80 por ciento. Hay 76 conferencias fuera de los Estados Unidos.

GCFA, la agencia financiera, solicita las asignaciones de cada conferencia en Estados Unidos sobre la base de una fórmula que incluye sus gastos como iglesia local, los costos de la iglesia local, la fortaleza económica de la conferencia, y una base porcentual aprobada por la Conferencia General.

A nivel de conferencia

El aumento de las aportaciones a nivel general de la iglesia refleja el compromiso por parte de las conferencias a la conexión Metodista Unida.

"Hay mucha discusión entre los tesoreros sobre la importancia de pagar las benevolencia al 100 por ciento", dijo la reverenda Jodi Smith, directora del Centro de Recursos Conexionales de la Conferencia del Norte de Texas. Este año es la presidenta de la Asociación Nacional de Tesoreros de Conferencias Anuales.

La Conferencia de las Montañas Rocosas pagó sus asignaciones completas por primera vez desde 1976. La conferencia abarca a metodistas unidos en Colorado, Utah y partes de Wyoming.

Noreen Keleshian, tesorera y oficial de beneficios de la conferencia, dijo que la conferencia pide a las iglesias locales a dar el 13 por ciento de sus ingresos, los que se ajustan para otros gastos tales como los pagos a los fondos de subsidios. Por lo general, alrededor de la mitad de las iglesias pagan ese porcentaje, dijo Keleshian.

La conferencia también paga el 95 por ciento de sus asignaciones generales a la iglesia. Pero el cumplimiento de ese objetivo depende en gran medida de los caprichos de las finanzas de la iglesia local.  "Si las iglesias tienen un mal año", dijo, "no conseguiremos suficiente dinero."

En 2014, muchas iglesias de las Montañas Rocosas claramente tuvieron un buen año. Sus ingresos fueron de aproximadamente $115.000 dólares, una cifra más alta que la conferencia había presupuestado y sus gastos acabaron siendo menores. Cuando el Concilio de Asuntos Económicos de la conferencia se reunió en diciembre, decidió usar  inmediatamente el superávit para pagar el total de su prorrateo.

Ahora que lo ha hecho, la Obispa de la Conferencia de las Montañas Rocosas, Elaine Stanovský, está empujando a la conferencia a seguir contribuyendo con la cantidad completa.

Keleshian está compartiendo las noticias por toda la conferencia.

"Cuando digo: " Con tu ayuda -- con la generosidad de las iglesias de la conferencia – pudimos pagar el 100 por ciento nuestros aportes", se puede oír un suspiro y entonces todo el mundo aplaude," dijo ella. "Es importante para nuestras iglesias que pagan escuchar que hemos alcanzado nuestro compromiso".

* Hahn es reportera para el Servicio Metodista Unido de Noticias.  Puede contactarse en (615) 742-5470 o por newsdesk@umcom.org

** Amanda M. Bachus es escritora independiente y contribuye a Comunicaciones Metodistas Unidas.