Skip Navigation

Foto de Kathleen Barry, Comunicaciones Metodistas Unidas

Conferencia de NY recibirá candidatos de cualquier orientación sexual

Por Heather Hahn * / Traducción y adaptación : Rev. Gustavo Vasquez **
04 de marzo de 2016

La Junta de Ministerio Ordenado de la Conferencia de Nueva York anunció el 1ro de marzo que no tendría en cuenta la orientación sexual en la evaluación de candidatos al clero, incluso si la persona tuviese un/a cónyuge del mismo sexo.

La junta "ha observado la eficiencia y vitalidad ministerial en personas que tienen conyugues del mismo sexo” dijo una declaración del Rev. William B. Pfohl, president de la junta y pastor líder de la Iglesia Metodista Unida Memorial Jesse Lee en Ridgefield, Connecticut. La declaración continúa: "En pocas palabras, discriminar a las personas casadas sin importar el sexo de su cónyuge o contra los que esperan a casarse no es el camino que creemos que Dios nos llama a caminar".

La medida pone a la conferencia en contradicción con las enseñanzas oficiales de la denominación sobre la sexualidad humana. Por otra parte, esta declaración se produce a tan sólo semanas después de que la Junta de Ministerio Ordenado de la Conferencia de Baltimore-Washington anunció que estaba recomendando una mujer lesbiana casada, Tara "T. C." Morrow, como diácona provisional.

La recomendación de la junta de la Conferencia de Baltimore-Washington acerca de Morrow, aún necesita la aprobación del clero de la conferencia anual, que vota sobre todas las candidaturas clericales. Pero Pfohl dijo que su entendimiento es que la junta no necesita la ratificación de su conferencia anual para establecer normas para la eficacia del clero.

"Estamos sometidos a la conferencia anual, pero hemos sido elegidos para cumplir con esta reponsabilidad (del establecimiento de normas)", dijo a UMNS. "Esta es la forma funcional en que la junta está trabajando y estamos siendo transparentes".

Treinta miembros de la junta de Nueva York aprobaron las normas, lo que representó un 75 por ciento de apoyo, el 20 de febrero a través del voto secreto, dijo Pfohl. Las normas también afirman celibato en la soltería y la fidelidad en el matrimonio entre dos personas.

La Obispa Jane Allen Middleton, quien es el líder interina de la Conferencia Anual de Nueva York, dijo que está al tanto de la decisión de la junta. "Como presidente de la Conferencia Anual de Nueva York, presido personas que estén de acuerdo y otros que no están de acuerdo con esta decisión", dijo en un comunicado. "Estos son tiempos difíciles en la vida de nuestra denominación y mi intención es proporcionar equidad y respeto para todos. Llamo a todos a luchar por ser fieles discípulos de Jesucristo, sea cual sea nuestra posición sobre este tema”.

El enfoque de la Conferencia General

Tanto las acciones en la Conferencia Anual de Nueva York, como en la de Baltimore-Washington se producen en momentos en que la denominación se prepara para la Conferencia General 2016 en mayo del 10 al 20 en Portland, Oregón. Muchos/as líderes metodistas unidos/as están a la expectativa de que los debates más acalorados, en las sesiones del máximo órgano legislativo de la denominación, se centraran en torno al ministerio y las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales.

El Libro de Disciplina, la constitución de la IMU, prohíbe que las personas que se declaren públicamente homosexuales de "ser certificados como candidatos/as, ordenados/as como ministros/as, o nombrados/as para servir en la Iglesia Metodista Unida". Bajo la ley de la iglesia, el/a ministro/as que se declare públicamente homosexual practicante, podría enfrentar juicio eclesiástico y ser despojados de sus credenciales.

Las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad humana se debaten de forma rutinaria en la Conferencia General, tal como está estipulado en el Libro de Disciplina. Pero ese debate se ha intensificado a medida que más jurisdicciones, incluyendo los Estados Unidos, han legalizado el matrimonio homosexual civil, por lo que algunos/as metodistas unidos/as están anticipando un cisma en la denominación.

Mientras tanto, las juntas de ministerio ordenado enfrentan esta prohibición de diferentes maneras, esencialmente empleando el criterio de “prohibido preguntar, prohibido decir”, que es la expresión con la que se conoce popularmente la política sobre homosexualidad de las fuerzas armadas de los Estados Unidos desde 1993 hasta diciembre de 2010.

Por ejemplo, el Rev. Dan Hulbert, presidente de la Junta de Ministerio Ordenado de la Conferencia Anual del Desierto del Suroeste, dijo que esta junta no tiene una posición oficial. Sin embargo, durante su mandato, la orientación sexual no ha sido un factor determinante en torno a las candidaturas, la ordenación o el desarrollo ministerial.

Hulbert dijo que algunos podrían describir esto como “prohibido preguntar, prohibido decir” y agregó que personalmente ve este criterio como carente de dignidad y lejos de ser lo ideal. Además, se pregunta "¿cómo es posible que La Iglesia Metodista Unida más atrasada que los militares de E.E.U.U. en una cuestión de justicia social?. Un armario con una puerta abierta sigue siendo un armario. Oro por el día en que todos/as los/as llamados/as pueden servir a Dios abiertamente , tal como les creó".

Desarrollo de la política de la Conferencia Anual de Nueva York

Pfohl dijo al Servicio de Noticias Metodista Unido, que la decisión de la junta es independiente de la decisión que se tome en la Conferencia General. En su lugar, dijo que la decisión de la junta responde a una resolución de la Conferencia Anual de Nueva York tomada en el 2014 que se titula "Nuestra visión de una Comunidad Justa y Amorosa", la cual declaró a la conferencia "como un lugar donde LGBTQIQ personas pueden encontrar un espacio seguro." Estas siglas integran a las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, raras, intersexuales y cuestionadoras.

"Tomamos muy en serio nuestra responsabilidad para tratar de identificar, apoyar y preparar al clero para que sean fructíferos en nuestros campos ministeriales. Queremos la mejor gente posible que el Señor haya levantado ", dijo Pfohl. "Entendemos que hay partes del Libro de Disciplina que dan algunas descripciones de lo que se espera y como deben ser los/as aspirantes al ministerios". Sin embargo, agregó que la junta determinó que las restricciones aplicadas sobre el clero gay no debe ser el foco de su atención.

No todos/as los/as miembro de la junta ve la política como lo correcto para la conferencia. El Rev. Roy Jacobsen, un pastor retirado y actual miembro de la junta de ministerio ordenado de la Conferencia Anual de Nueva York, no pudo asistir a la votación. Pero si lo hubiera hecho, dijo que habría votado en contra. "A título personal, puedo decir que esta política tendrá enormes consecuencias negativas para las iglesias, los/as pastores/as y los/as laicos/as ", dijo.

Jacobsen es un líder en el Wesley Fellowship, un grupo no oficial de la Conferencia de Nueva York que está trabajando en una respuesta, según afirma.

El Rev. Thomas Lambrecht, vicepresidente y director general de “Good News”, , dijo que no cree que su grupo tenga ningún recurso en contra de la junta, pero dijo que cualquier clérigo homosexual que reciba una licencia o sea ordenado, podría estar enfrentando procesos disciplinarios.

Su grupo - Good News – defiende la permanencia del lenguaje actual del Libro de Disciplina con respecto a la homosexualidad y refuerza las sanciones contra los que desafían esas enseñanzas. Él ve la acción de la junta de Baltimore-Washington como un "eludir la responsabilidad", pero considera que la de la Conferencia de Nueva York es aún más extrema.

"Las acción tomada por la Conferencia Anualde Nueva York es una declaración muy descarada que va en abierta violación al Libro de Disciplina", dijo. "La iglesia no puede seguir siendo una denominación con conferencias que violan abiertamente o de forma encubierta, nuestro pacto".

Lo que significa este avance

Hay otros sectores que elogiaron la decisión de la junta. La mayoría de los votantes en la Conferencia de Nueva York han aprobado repetidamente peticiones a la Conferencia General que tratan de cambiar la ley de la iglesia sobre la homosexualidad.

La Jurisdicción Noreste, de las cuales las conferencias de Nueva York y Baltimore-Washington son miembros, ha presentado una petición "que permite el ministerio con personas LGBTQ, al tiempo que permite a cada miembro del clero, la iglesia y la libertad conferencia anual de acatar las decisiones de conciencia."

"La Conferencia de Nueva York durante décadas ha ido pública, elocuente y apasionadamente en contraposición al lenguaje de discriminación y el odio de la IMU contra las personas LGBTQI, y esto es una continuación de eso," dijo Dorothee Benz, un delegado Conferencia General y el líder de la MIND (Metodistas en una Nueva Dirección), un grupo no oficial de la Conferencia de nueva York que patrocinó la resolución de la conferencia de 2014 y abogó por nuevas normas de la junta.

La conferencia ya ha tenido personas abiertamente homosexuales entre sus clérigos. La Revda. Sara Thompson Tweedy, quien se casó con su esposa en 2008, se enfrentó a una demanda en 2013 acusándola de ser una lesbiana "praticante". La denuncia fue desestimada posteriormente al año siguiente sin un juicio o multa.

La Rvda. Tweedy dijo en su declaración autobiográfica durante su candidatura al clero, que ella dijo a la junta que estaba en una relación con la mujer que actualmente es su esposa. "Nadie eligió hacerme ninguna pregunta acerca de eso", recordó. También dijo que la decisión de la junta ayudará a las personas a ser ministros/as con mayor autenticidad. "Es un día hermoso en la Conferencia de Nueva York", dijo.

Benz estuvo de acuerdo.

"Lo importante acerca de las declaraciones públicas es que evidencia que nos estamos alejando del “prohibido preguntar, prohibido decir”, dijo Benz y agregó que nos estamos moviendo hacia una afirmación abierta de que somos personas integrales y de que no vamos a hacer de la heterosexualidad un criterio para el ministerio”.

* Hahn es periodista de multimedia para UMNS. Christina Dillabough de la Conferencia desierto del suroeste y Kathy Gilbert, un reportero UMNS, contribuyó a esta historia. Comunicarse con ellos al (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el gvasquez@umcom.org