Skip Navigation

Foto por Rev. Anita Mays

Cómo los metodistas unidos/as pueden fijar posición contra el racismo

 

Por Joe Iovino */ Traducción y adaptación por Michelle Maldonado
15 de agosto de 2017

Los/as metodistas unidos/as experimentan y observan el racismo con regularidad. A veces es evidente, como los acontecimientos en Charlottesville, Virginia, del 11 al 12 de agosto de 2017, cuando Heather Heyer fue asesinada, y 19 personas resultaron heridas al ser atropelladas intencionalmente por un supremacista blanco. Otras veces es más sutil, como un comentario desagradable de un compañero de trabajo, o una suposición que cruza nuestra mente y aflige nuestro corazón.

Quienes viven en los Estados Unidos enfrentan una cultura impregnada de prejuicios raciales. Es posible que no podamos evitar el racismo, pero no tenemos que aceptarlo. Si el reino de Dios ha de venir, y la voluntad de Dios debe ser hecha en la tierra como lo es en el cielo, las cosas necesitan cambiar.

Podemos ser los agentes de esa transformación cambiando nuestras creencias y acciones, y trabajando para cambiar el mundo. **

Cambiando creencias sobre la raza

Convertirse en un/a agente de transformación incluye centrarnos en nosotros/as mismos/as, y permitir que Dios moldee nuestros pensamientos y actitudes internas sobre raza y etnicidad.

Ore - Cambiar nuestras creencias comienza con la oración, que "es fundamental para todo lo que hacemos como cristianos/as", escribe Katelin Hansen, Directora de Iniciativas Estratégicas y Entrenamiento en la organización de Desarrollo Comunitario para Todas las Personas de La Iglesia Metodista Unida. Además de las oraciones por eventos de injusticia racial en las noticias y en su vida, ore para que Dios cambie su corazón y sus actitudes. Hansen ofrece un ejemplo de esa oración:

Dios ayúdanos a ser siempre fieles a tu ejemplo, afirmando nuestra identidad única, mientras permanecemos unidos/as a ti como un solo cuerpo. Ayúdanos a buscar las voces que faltan y a fortalecer a los/as marginados/as. Que nuestro testimonio de arrepentimiento, justicia y reconciliación te traiga gloria, Señor.

Amplíe su educación - Es importante incluir más voces en su aprendizaje. Internet es un gran recurso para encontrar autores y pensadores cuyos antecedentes raciales y culturales difieren de los suyos. En un video producido por la Comisión General de Religión y Raza (GCORR) Hansen comparte: "Volví al mundo digital para continuar mi educación racial, y para ser como los/as profesores/as de justicia y teología que nunca tuve".

Busque nuevas relaciones - No hay sustituto para compartir relaciones consistentes, continuas y auténticas con personas de color. Desarrollar esas relaciones puede significar salir de su zona de confort. Hansen y su esposo se hicieron miembros de una iglesia multi-racial y de varias clases sociales. "Nos unimos a la iglesia pues creemos que el aislarnos entre creyentes con antecedentes similares a los nuestros, priva a nuestras almas de la majestad de Dios", dice en el video de GCORR. Construir auténticas relaciones toma su tiempo. No lo apresure.

Cambio de comportamiento

Vivimos el cambio en nuestras creencias a través de cambios en el comportamiento. A través de pasos más importantes, comenzamos a actuar sobre nuestra creencia relativa a la raza y etnicidad.

Capacite a los/as líderes - Utilice sus recursos para promover y equipar a los/as líderes de color. Luego esté dispuesto a seguir a esos líderes. Escuche y actúe sobre opiniones, actividades y puntos de vista diferentes a los suyos.

Asista - "Cuando esos líderes te llamen e inviten, asiste”, escribe Hansen. Mientras nos reunimos para conversaciones y demostraciones, construimos una cultura de justicia en nuestra comunidad y modelamos el amor y entendimiento multicultural.

Gaste responsablemente - Apoye la igualdad racial a través de sus compras y donaciones. Compre en los mercados locales que pertenecen a personas no blancas. Done a organizaciones benéficas y ministerios dirigidos y apoyados por personas de diferente origen étnico y racial.

Revise los medios de comunicación que utiliza - Expanda su horizonte siguiendo medios sociales y sitios de noticias para incluir voces y opiniones diferentes a las suyas. Para historias importantes, asegúrese de consultar múltiples fuentes que expresen diferentes puntos de vista. No se conforme con una sola fuente de información para formarse una opinión.

Considere también sus opciones de entretenimiento. Analice si las películas, música y programas de televisión que usted prefiere promueven la igualdad, o presentan un prejuicio. Escuche más voces y sea consciente de cómo le están moldeando.

Sociedad cambiante

El autor y profesor Robin DiAngelo nos recuerda en el video Conversaciones Vitales de GCORR, que el racismo es "prejuicio de grupo respaldado por el poder institucional". Por lo tanto, para tomar una posición contra el racismo, no podemos simplemente cambiar nuestras propias creencias y comportamientos; también debemos trabajar para cambiar el mundo.

Abogue - Las políticas escritas y no escritas en nuestros vecindarios, lugares de trabajo, iglesias, escuelas y nación pueden desfavorecer ciertas etnias. Aprenda de las personas de color en su vecindario acerca de cómo se sienten desfavorecidos/as, y encuentre maneras de participar en el cambio de esos sistemas.

Patrocine - Las personas de minorías étnicas y raciales a veces tienen dificultades para acceder a los servicios públicos, oportunidades, etc. Utilice su dinero, regalos y áreas de influencia para marcar la diferencia. Patrocine amigos/as y compañeros/as de trabajo que necesitan ayuda para asistir a un seminario profesional. Anime y guie a su congregación para la creación de programas como una Escuela de la Libertad. Invierta en personas y programas que trabajen por la justicia racial.

Tome riesgos - El cambio significativo requiere riesgo. A veces pondremos nuestra reputación, dinero y oportunidades de liderazgo en la línea. Moldear nuestra sociedad e instituciones para reflejar más plenamente el reino de Dios no siempre será apreciado. Debemos estar dispuestos a arriesgarnos y a perder.

Cambiar las creencias, el comportamiento y la sociedad son procesos largos que quizás nunca sean completados. Sin embargo, como Dios nos pide, debemos continuar trabajando por el cambio en las tres áreas.

"Estos pasos son más un ciclo que una progresión", concluye Hansen. "La defensa sin una relación no tiene sentido. La educación sin cambiar el comportamiento es hueca. El patrocinio sin humildad y confianza es equivocado".

¿Qué pasos tomará para participar en el trabajo de transformación de Dios, para llevar nuestra sociedad hacia la igualdad racial?

Para encontrar recursos sobre cómo La Iglesia Metodista Unida está trabajando por la justicia racial visite umc.org/EmbraceLove.

*Joe Iovino trabaja para UMC.org en United Methodist Communications. Comuníquese con él al 615-312-3733.

*Gracias especiales a Katelin Hansen por este marco de su blog. Se usó con su permiso.

Para leer el artículo original, visite el enlace: http://www.umc.org/what-we-believe/ways-united-methodists-can-take-a-stand-against-racism

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org.