Skip Navigation

Foto: Maidstone Mulenga, Concilio de Obispos/as.

Los/as miembros de la Comisión sobre "El Camino a Seguir" se reúnen en pequeños grupos durante su ultima reunión realizada del 6 al 8 de abril en Washington, DC.

Comisión “El Camino Seguir” estudia cambios en estructura de la IMU

 

Por Heather Hahn*/ Traducción y adaptación: Rev. Gustavo Vasquez **
26 de abril de 2017

Los 32 miembros de la Comisión sobre “El Camino a Seguir”, están dedicados a concretar lo que el propio nombre de la comisión describe: ayudar a una denominación profundamente dividida sobre la homosexualidad, a avanzar hacia alguna alternativa de convivencia futura en unidad, lo que implica que la IMU, puede dejar de operar de la manera que lo ha venido haciendo y definir una nueva estructura para el desarrollo de su misión.

"Después de reuniones para fortalecer relaciones y constituir equipos de trabajo, la comisión está profundizando en su tarea prevista - encontrar un camino para que la iglesia pueda seguir hacia adelante", dijo Mazvita Machinga, miembro de la comisión y decano de la Universidad Metodista de África en Mutare, Zimbabwe. "Hay gran optimismo de que ese camino que nos queda por delante, los vamos a ir construyendo en la medida en que trabajemos juntos/as en equipo", agregó.

La comisión multinacional celebró su tercera reunión del 6 al 8 de abril en el “United Methodist Building” en Washington, la cual fue a “puerta cerrada”, a diferencia de las dos anteriores que estuvieron abiertas a los medios de comunicación.

Esta comisión, que fue creada y autorizada por la Conferencia General 2016, está buscando nuevas maneras de ser una iglesia global, en donde convivan los/as metodistas unidos/as que ven la práctica de la homosexualidad como un pecado y quienes consideran que el pecado está en la marginación de las personas LGBTQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero y Diferentes) del liderato de la iglesia.

El Rev. Thomas Lambrecht compara este trabajo con la construcción de un rompecabezas. El grupo ha puesto las piezas sobre la mesa y está tratando de averiguar cómo las piezas podrían encajar. El reto es que el grupo no tiene una imagen o un diagrama establecido para completar su labor.” Estamos reconociendo que hay diferencias profundamente arraigadas en la iglesia y hay partes de la iglesia que no pueden convivir juntas en una conexión rígida y cerrada. Así que estamos buscando maneras flexibilizar la conexionalidad. ¿Qué forma puede tomar? todavía no lo sabemos", dijo Lambrecht.

Matt Berryman estuvo de acuerdo con la evaluación de Lambrecht. "Lo que estamos contemplando es contextualizar la estructura de la denominación, de cara al conflicto sobre si debe haber uniformidad en la práctica y la creencia en torno a la gente LGBTQ", dijo Berryman.

Scott Johnson de Upper New York advirtió que no se dejara llevar por la idea de "flexibilizar la estructura de la denominación ": "Creo que no hay duda de que seguimos viendo a una Iglesia Metodista Unida conectada. Estamos trabajando hacia la unidad", dijo.

Esta comisión reúne a clérigos/as y laicos/as de nueve países y de diversas perspectivas teológicas. Al menos tres miembros, entre ellos Berryman, son abiertamente homosexuales. Otros, como Lambrecht, han defendido desde hace mucho tiempo el mantenimiento de las prohibiciones a que personas homosexuales practicantes, sean líderes del laicado o el clero.

"Estamos tratando de pensar y modelar los nuevos comportamientos que ayudarán a los/as líderes que profundamente se preocupan por la iglesia a ver nuevas formas y estructuras que permitan diferentes expresiones de la iglesia global", dijo a UMNS el obispo de la Conferencia Anual de Florida, Ken Carter. Él es uno de los tres obispos que está moderando el trabajo de la comisión.

El grupo no sólo está buscando un camino sobre la controversia en torno a la homosexualidad, sino que también está trabajando en cómo aumentar la vitalidad de las iglesias locales y fortalecer la misión de la iglesia. Según un comunicado de prensa sobre la reunión, los miembros de la comisión indicaron que se están inclinando hacia una estructura más simple "con procesos más claros para la toma de decisiones y la rendición de cuentas".

El Rev. Tom Berlín, pastor principal de la Iglesia Metodista Floris en Herndon, en el estado de Virginia, dijo que la comisión todavía no sabe lo que sería "más simple": "Tenemos la sensación de los procesos son mucho más complicados de lo que necesita ser. Es por eso que están escuchando a la gente decir 'más simple' y 'más flexible'". Berlín añadió que en su experiencia, La Iglesia Metodista Unida es "una denominación que siempre ha vivido la tensión de las diferentes perspectivas de quienes la integran”.

Los miembros de la Comisión también discutieron lo aspectos que les conectan y para ello escucharon la presentación del obispo de Houston, Scott Jones - presidente del Comité de Fe y Orden de la denominación - quien destacó específicamente lo que los/as metodistas unidos/as comparten en común. Su comité ha preparado el documento "Maravilla, Amor y Alabanza", que explora cómo el pueblo metodistas unido entiende lo que significa ser la Iglesia.

Jones recordó al grupo tres convicciones distintivas que unen a los/as metodistas unidos/as. La iglesia cree que el amor salvador de Dios es "para todas las personas", es "transformador" y "crea comunidad". Alice Williams de Florida y miembro de la comisión de Florida, dijo que está en sintonía con la presentación de Jones: "Para mí, pensando en este trabajo que estamos adelantando, estos tres aspectos serán piedras angulares", dijo.

La comisión se reunió menos de un mes antes de que el Concilio Judicial, el máximo tribunal de la denominación, celebrara una audiencia relacionada con la elección, el año pasado, de la Obispa Karen Oliveto, primera líder episcopal abiertamente homosexual de la denominación.

Los miembros de la comisión hicieron hincapié en que, independientemente de las decisiones del Concilio Judicial, su trabajo continúa. Los/as moderadores/as de la comisión planean publicar una declaración por separado, después audiencias y decisiones del Concilio Judicial.

David Field de Suiza y miembro de la comisión, señaló que las deliberaciones del Concilio Judicial estarían basadas en el actual Libro de Disciplina de la denominación, mientras que el trabajo de la comisión es la revisión de la legislación vigente en este libro con miras a posibles revisiones y cambios. "Espero que encontremos un camino positivo hacia adelante, que libere a la iglesia de estas diatribas, para enfocar el tiempo y la energía que hemos gastado luchando entre nosotros/as, en la misión", dijo.

La próxima reunión de la comisión será del 17 al 21 de julio en Chicago. Para que cualquiera de sus propuestas se convierta en realidad, la comisión necesita el consentimiento de los/as delegados/as de la Conferencia General, por lo que los/as obispos/as han convocado a una Conferencia General Extraordinaria en 2019.

* Hahn es reportera del Servicio Metodista Unido de Noticias. Vicki Brown, es redactora de noticias de UMNS, contribuyó a este informe. Comuníquese con ellos al (615) 742-5470 or newsdesk@umcom.org

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el gvasquez@umcom.org.