Skip Navigation

Foto por Phileas Jusu, UMNS.

1) Una vista de la Montaña Pan de Azúcar en Freetown, Sierra Leona, África muestra la vasta zona que fue devastada por las inundaciones el 14 de agosto. Las lluvias torrenciales condujeron a un deslizamiento de tierra que causó la muerte de casi 400 personas, cifra que se espera aumentará a medida que los esfuerzos de rescate continúan.

Foto por Phileas Jusu, UMNS.

El 15 de agosto fue el segundo día de esfuerzos para recuperar cuerpos en la escena del deslizamiento de tierra devastador en la Montaña Pan de Azúcar en Freetown, Sierra Leona, África.

Foto por Phileas Jusu, UMNS.

Los voluntarios esperan en el puente Wallace Johnson para detectar y recuperar cuerpos después de un deslizamiento de tierra e inundaciones en la Montaña Pan de Azúcar en Freetown, Sierra Leona, África.

Foto por Phileas Jusu,

Una multitud se reúne en la morgue del Hospital Connaught, donde la gente espera la oportunidad de identificar a sus familiares. No muchos tuvieron la oportunidad de entrar. Cada vez más cuerpos llegaban mientras oficiales de seguridad trataban de controlar la multitud y mantener el orden.

Foto por Phileas Jusu, UMNS.

Una ambulancia, con personal de emergencia colgada del exterior del auto, cruza una calle muy concurrida en Freetown después del deslizamiento de tierra.

Previous Next

Cientos de muertos y desaparecidos en los deslizamientos de tierra e inundaciones en Sierra Leona

 

Por Phileas Jusu*/ Traducción y Adaptación por Michelle Maldonado
16 de agosto de 2017 | FREETOWN, Sierra Leona, África (UMNS)

Metodistas unidos/as - incluyendo familias enteras - están entre los cientos de muertos después de las lluvias torrenciales que causaron un deslizamiento de tierra mortal e inundaciones cerca de Freetown.

El capitán John Jimmy, su esposa y cuatro hijos, miembros de la Iglesia Metodista Unida Price Memorial, fueron enterrados bajo escombros en un deslizamiento de tierra, dijo un familiar al Servicio de Noticias Metodista Unido (UMNS). Jimmy, un oficial del ejército, era el hijo del difunto Rev. Edward Jimmy, un trabajador metodista unido y clérigo.

Sahr Kelly, miembro de la Iglesia Metodista Unida de Charles Davies, perdió a su hijo y a su hija en las inundaciones del lunes, dijo el Rev. Sahr E. K. Fallah, pastor de la iglesia, y agregó que las casas de otros dos miembros estaban inundadas.

El canal BBC informó que casi 400 personas han muerto y al menos 600 siguen desaparecidas. Se espera que esas cifras aumenten a medida que continúen los esfuerzos de rescate. Aunque gran parte de Freetown fue inundada, la mayoría de las muertes fueron en las comunidades Kaningo y Regent.

El obispo metodista unido John K. Yambasu, presidente del Consejo de Iglesias de Sierra Leona, lamentó la pérdida de vidas en este “innecesario y previsible desastre”, y emitió una declaración en nombre del consejo, la organización cristiana más grande del país. El 16 de agosto, el obispo y los líderes de iglesias de otras denominaciones, visitaron la zona de desastre en la Montaña Pan de Azúcar.

"Nos solidarizamos con miles de personas, incluyendo principalmente mujeres y niños, que sobrevivieron al desastre, ahora viven en condiciones peligrosas para sus vidas, y no tienen un lugar que puedan llamar hogar", dijo Yambasu.

El obispo señaló que la ciudad se encuentra debajo de las laderas de las colinas circundantes, y todos los años hay muertes por las inundaciones, pero este desastre es sin precedentes.

"Nunca en la historia de la ciudad habíamos experimentado una catástrofe tan terrible y de tal magnitud, con casas enterradas, familias enteras desaparecidas y cuerpos descubiertos, y desmembrados", dijo Yambasu.

Dijo que la destrucción masiva de vegetación para la agricultura, el uso de leña para generar energía y como material para la construcción de casas, así como la minería de piedras había dejado la tierra descubierta y suelta, haciéndola vulnerable a corrientes de agua y deslizamientos de tierra durante la temporada de lluvias.

"Damos gracias a Dios por los sobrevivientes al desastre, y oramos por los muchos que perdieron la vida. Como nación, nuestra responsabilidad más urgente ahora es ser solidaria con las miles de personas que sobrevivieron al desastre", dijo Yambasu.

En nombre del Consejo de Iglesias, pidió a los funcionarios gubernamentales que aceleren la identificación y el entierro de los cuerpos para prevenir consecuencias no deseadas para la salud.

Registrar a los sobrevivientes y proporcionarles refugio temporal permitirá a otras agencias distribuir artículos de primeros auxilios a los sobrevivientes, dijo.

El Comité Metodista Unido de Auxilio (UMCOR) dijo en un comunicado que la agencia está "haciendo esfuerzos para conectarse con nuestros socios metodistas unidos en Sierra Leona. Continuaremos explorando las opciones para responder a esta tragedia". UMCOR dijo que los fondos vendrán probablemente del Avance Internacional de Respuesta a Desastres #982450, si la gente quiere ayudar.

"Por favor oren por las familias afectadas por esta tragedia", dijo el comunicado.

Yambasu pidió a las iglesias miembro que donen comida, ropa, mantas y otros artículos necesarios, y que observen tres días de luto, ayuno y oraciones a partir del 18 de agosto.

Mujeres Metodistas Unidas (UMW) ya estaban recolectando donaciones, incluyendo ropa usada y efectivo para los sobrevivientes afectados por el desastre.

El presidente de Sierra Leona, Ernest Koroma, dijo que el país "nuevamente se encuentra atrapado por el dolor". Korma declaró una semana de duelo y pidió a todos que observaran un minuto de silencio al mediodía del 16 de agosto.

"Muchos de nuestros compatriotas han perdido la vida; muchos más han sido gravemente heridos y miles de millones de Leones (moneda del país) en estructura han sido destruidos en las inundaciones y deslizamientos de tierra que barrieron algunas partes de nuestra ciudad", dijo Koroma en un discurso a la nación el 14 de agosto, cuando recordó el brote mortal de Ebola de 2014 y la inundación de Freetown de 2015.

Koroma apeló a la calma y pidió a todos evitar las zonas propensas a desastres. Dijo que se habían establecido centros de emergencia en las comunidades gravemente afectadas, así como centros de registro para sobrevivientes en varios lugares de la ciudad.

En Kaningo, la mayoría de los hogares destruidos eran chozas construidas en las orillas de un arroyo que fluye desde la cima de la montaña. Muchos hogares se los llevó la corriente de agua mientras sus residentes dormían, muriendo ahogados.

Cientos de cuerpos han sido recuperados en Regent, donde ocurrió el deslizamiento de tierra en una colina conocida como la Montaña Pan de Azúcar, y el trabajo de rescate continuó el 15 de agosto, mientras las condiciones del tiempo mejoraban.

Los residentes locales dijeron a UMNS que oyeron un fuerte ruido alrededor de las 6 de la mañana el 14 de agosto, seguido por un chorro de fango que bajó por el valle de la montaña y arropó a la comunidad en cuestión de minutos. El barro, los arbustos y las enormes rocas que rodaban desde la montaña mutilaban muchos de los cuerpos.

Unas pocas mujeres llenas de esperanza aún estaban cerca en la mañana del 15 de agosto, cuando se reanudaron las operaciones para recuperar cuerpos.

Se están creando centros de emergencia para que las personas donen a las familias afectadas por las inundaciones y los deslizamientos de tierra.

El Hospital Connaught en Freetown está abarrotado. Varias ambulancias, policías y vehículos militares con jóvenes voluntarios a bordo todavía llevaban cadáveres, pero la morgue estaba llena y muchos cuerpos los dejaban enfrente.

Un vehículo de los bomberos de Freetown aparcó cerca de la morgue, al parecer para proporcionar agua que limpiara los cuerpos que fueron cubiertos por el barro, y facilitar su identificación.

Más cuerpos todavía estaban siendo recuperados, incluso cuando la esperanza de encontrar sobrevivientes disminuyó.

Los miembros del ayuntamiento y las fuentes del hospital dijeron que se estaban enfocados en enterrar a los muertos.

Dijeron que primero se daría prioridad a las familias que podrían identificar a sus seres queridos. El gobierno está planificando un entierro general para cuerpos que no pudieron ser identificados porque fueron recuperados en pedazos, o dañados de tal manera que no se podían reconocer.

*Jusu es Director de Comunicaciones de La Iglesia Metodista Unida en Sierra Leona. Contacto con los medios de prensa: Vicki Brown al (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org.

Para leer el artículo original en inglés, visite el enlace: http://www.umc.org/news-and-media/hundreds-dead-missing-in-sierra-leone-mudslides-flooding

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org.