Skip Navigation

Foto: Paul Jeffrey

Decenas de manifestantes que exigían una iglesia más inclusiva, interrumpieron la sesión plenaria del 03 de mayo del 2012, en el marco de la Conferencia General de La Iglesia Metodista Unida celebrada en la ciudad de Tampa, estado de Florida. los/as manifestantes celebraron la comunión alrededor de la mesa de centro y entonaron canciones, haciendo que el obispo presidente de suspendiera la sesión matutina.

Conferencias anuales debatieron sobre sexualidad

 

Por Kathy Gilbert * / Traducción y adaptación: Rev. Gustavo Vasquez **
21 de julio de 2015

El pueblo metodista unido, en sus reuniones regionales anuales, hablaron de muchas cosas, pero algunos de los debates más apasionados giraron en torno a lo que la escritura y el Libro de Disciplina de la denominación dicen sobre la sexualidad humana. En el calor de estas reuniones durante el verano, vino la controversial decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que establece como un derecho constitucional el matrimonio civil igualitario en todos los estados. La decisión atizó los encendidos debates que desde hace mucho tiempo se vienen dando sobre si las congregaciones de La Iglesia Metodista Unida deben llevar a cabo las ceremonias matrimoniales igualitarias y si los/as ministros/as ordenados/as deben oficiarlas. Actualmente ambas cosas están prohibidas de acuerdo a la legislación de la iglesia.

Los Estados Unidos tiene 56 conferencias anuales, que pueden cubrir todo un estado, parte de un estado o incluso partes de dos o más estados. Hay 76 conferencias anuales en África, Europa y las Filipinas. Las conferencias están preparando una legislación que se llevará a la Conferencia General de 2016 sobre este tema. Dicha conferencia se reúne cada cuatro años para tomar decisiones legislativas para la iglesia. La próxima reunión es entre el 10 y el 20 mayo 2016, en la ciudad de Portland, en el Centro de Convenciones de Oregón, dentro de territorio de la Conferencia Anual de Oregón-Idaho.

El fallo de la Corte Suprema llegó como cuando la Conferencia Anual del Pacífico-Noroeste se reunía. El Obispo Grant J. Hagiya detuvo la reunión y pidió paréntesis para hacer frente a la decisión del tribunal y reflexionando sobre el texto de 1 Corintios 12, dijo "(I) celebremos con quienes recibieron con alegría la decisión del tribunal y unámonos al lamento de quienes no estuvieron de acuerdo él".

Dejando el rebaño

Muchos metodistas unidos han expresado preocupación de que iglesias e individuos pueden salirse de la denominación por los debates que se avecinan acerca de cómo la iglesia debe abordar y atender a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Eso pasó aparente en la Conferencia del Este de Pensilvania, donde la Iglesia Metodista Unida Wesley en Quarryville, ha decidido dejar la denominación presumiblemente y de acuerdo con informaciones publicadas en la página web de la conferencia, por la controversia sobre la homosexualidad que se ha desatado en la iglesia y su desacuerdo en la forma como se ha desafiado las posiciones y políticas establecidas en el Libro de Disciplina.

La conferencia está en negociaciones con la congregación disidente sobre el futuro de la propiedad y del resto de los bienes y activos que se mantienen en un fideicomiso a nombre de La la Iglesia Metodista Unida.

La Conferencia Anual de Great Plains que incorpora a los/as metodistas unidos/as de los estados de Kansas y Nebraska, votó a favor de pedir a la Conferencia General de 2016, reconocer que hay "diversas perspectivas con respecto a la homosexualidad". La petición tendría un impacto directo en las referencias a la homosexualidad como incompatible con las enseñanzas cristianas y eliminaría las restricciones contra los homosexuales practicantes para ser certificados/as como candidatos/as, ministros/as ordenados/as o para cualquier otro nombramiento para servir en la iglesia. Esta petición solicita sacar de la lista de delitos que ameritan juicio eclesiástico, a los matrimonios igualitarios.

Durante el debate, el Rev. Rob Schmutz de La Iglesia Metodista Unida en Park City, estado de Kansas, habló en contra de la petición diciendo que renunciaría la propuesta era aprobada. Después de que los votos fueron contados y la resolución recibió la aprobación de la mayoría, entregó sus credenciales ministeriales a Obispo de Scott Jones y se retiró.

Cambiar, reorientar io mentener el curso

Conferencias debatieron la ratificación, la eliminación o el replanteamiento de la frase "la homosexualidad es incompatible con la enseñanza cristiana" en el libro de Disciplina vigente, la cual fue añadida en la Conferencia General de 1972.

La Iglesia Metodista Unida de Hope Hull trajo una resolución a la Conferencia Anual de Alabama-West Florida llamando al liderazgo de la iglesia a "comprometerse responsablemente los unos/as con los otros/as en mantener el orden y la disciplina bíblica como base de nuestra conexión". Por su parte, una resolución de la Conferencia Anual de Mississippi será enviada a todos los obispos activos, alentando a todos/as los/as delegados/as de la Conferencia General, a de defender lo establecido en el texto disciplinario en relación con violaciones de las normas de la sexualidad humana establecidas.

La Conferencia Anual de Holston votó a favor de una propuesta petición para eliminar el texto del Libro de Disciplina que hace referencia a la homosexualidad, como incompatible con las enseñanzas cristianas. También las conferencias anuales de Baltimore-Washington, Virginia, el norte de Illinois, Gran Nueva Jersey y Desert-Southwest votaron a favor de eliminar este texto. En adición a ello la  Conferencia Anual de la Gran Nueva Jersey, aprobó seis resoluciones relativas a la sexualidad humana y al final de la votación, el obispo John Schol dijo a la asamblea "quiero que otras conferencias nos conozcan no por nuestros coincidencias o diferencias, sino porque nos amamos". La Conferencia Anual Desert-Southwest propuso cambios en los párrafos 161 Sección F sobre sexualidad humana; 304 sobre Requisitos para la ordenación; 341 sobre conducta no autorizada y 806 Responsabilidades Fiscales.

La conferencia declaró: "(Nosotros) Afirmamos que los cimientos de la tradición judeo-cristiana y wesleyana animan al pueblo de Dios a recibir a todas las personas a la vida plena y el ministerio de la Iglesia y que la historia de nuestra fe nos enseña que la gracia de Dios se muestra, cuando los/as excluidos/as o marginados/as son bienvenidos/as y aceptados/as plenamente en el Cuerpo de Cristo".

El Rev. Joseph DiPaolo, pastor de la Primera Iglesia Metodista Unida de Lancaster en Pennsylvania, instó a la conferencia a exigir la rendición de cuentas del clero, al cual le pidió desafiar esas reglas "sólo a través de los canales legítimos de la santa conferencia". La resolución fue aprobada con 266 miembros que votaron por el sí, 166 que votaron no y 12 abstenciones.

Tanto la Conferencia Anual de Memphis como la de Susquehanna llamaron a los distritos al diálogo sobre la inclusión de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en la vida de la iglesia. Mientras la Conferencia Anual de la Florida, alentó a tomar resoluciones justas, en lugar de entablar juicios para la resolución de las querellas interpuestas, contra pastores/as ordenados/as que ofician bodas entre personas del mismo sexo o en contra de las congregaciones que las acogen.

La reducción de daño a los adolescentes LGBT

Al adoptar una resolución sobre la reducción de daños para los adolescentes LGBTQ, dos pastores en la Conferencia Anual del Norte de Alabama, trabajaron juntos para escribir la propuesta que no era acerca de la homosexualidad, sino para atender a las familias y dar respuesta a las personas que se encuentran en situaciones difíciles. Los reverendos John Kearns y Dave Barnhart dijeron que trabajaban para encontrar un lenguaje que expresara una posición de común acuerdo en este aspecto, entre los sectores que tienen posturas divergentes. El objetivo era ayudar al fortalecimiento integral de los adolescentes y adultos jóvenes que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. La resolución "pide a las familias e iglesias no rechazar o condenar a estos/as adolescentes”.

En la presentación de esta propuesta que trabajaron, los pastores añadieron: "estamos plenamente conscientes de que tenemos reales y profundos desacuerdos en aspectos psicológicos, bíblicos, teológicos y éticos en torno a este asunto (la homosexualidad). Sin embargo, creemos que podemos mantener relaciones de amor Cristiano a pesar de estas diferencias”.

 

* Kethy Gilbert es reportera de noticias multimedia para United Methodist News Service. Puede contactarle al (615) 742-5470 o por el newsdesk@umcom.org.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el gvasquez@umcom.org.