Skip Navigation

Foto: Rvda. Ande I. Emmanuel, Servicio Metodista Unido de Noticias (SMUN).

Ataúdes alineados frente a una morgue en Makurdi, Nigeria. Más de 70 personas fueron asesinadas por presuntos pastores Fulani , a principios de enero, en los condados de Guma y Logo en el estado de Benue.

Al menos 48 metodistas unidos/as muertos/as en ataques en Nigeria

 

Por Rev. Ande I. Emmanuel */ Traducción y adaptación: Rev. Gustavo Vasquez **
08 de febrero de 2018

Un reciente ataque de pastores vaqueros de la etnia Fulani en Lau ha dejado más de 55 personas muertas, incluidos 48 metodistas unidos/as, según la Rvda. Irmiya Bako, Superintendenta del Distrito de Yugorobi, donde tuvo lugar el incidente. Bako describió enero como el mes más triste en el estado de Taraba, y agregó que seis aldeas fueron sistemáticamente sitiadas por los presuntos pastores Fulani.

"Este triste evento dejó más de 55 personas muertas y, en este momento, 44 personas siguen desaparecidas en estas aldeas. Los cadáveres de personas, la mayoría de los cuales son mujeres y niños - además de personas mayores indefensas - estaban dispersas por todas partes. Se están descomponiendo (así que) no tenemos otra opción que enterrarlos en una fosa común", dijo Bako.

La mayoría de los pastores musulmanes, principalmente del grupo étnico Fulani, y los agricultores cristianos, se han enfrentado por la tierra en la región durante años. Según la BBC, el ejército nigeriano desplegó fuerzas especiales en los estados de Benue, Nasarawa y Taraba en las últimas semanas a medida que se intensificaban los ataques.

Familiares y amigos/as de las íctimas del ataque a principios de enero en el estado de Benue, se preparan para el entierro masivo en una morgue en Makurdi, Nigeria. Foto: Revda. Ande I. Emmanuel, SMUN.

El máximo ejecutivo de la Junta General de Ministerios Globales (GBGM) de La Iglesia Metodista Unida, Thomas Kemper, dijo que la agencia está explorando cómo ayudar a quienes quedaron sin hogar por los ataques: "Nuestras oraciones y nuestro espíritu de solidaridad están con todos/as aquellos/as que sufren violencia y persecución por parte de grupos extremistas en Nigeria. También hacemos un llamado al gobierno central nigeriano para proteger a todas las personas en el país".

El director de Amnistía Internacional Nigeria dijo que la respuesta de las autoridades a la violencia comunitaria es totalmente inadecuada, demasiado lenta e ineficaz y, en algunos casos, ilegal. "Cientos de personas perdieron la vida el año pasado, y el gobierno aún no está haciendo lo suficiente para proteger a las comunidades de estos violentos enfrentamientos. Peor aún, los asesinos se salen con la suya con sus crímenes", dijo Osai Ojigho.

La organización de derechos humanos dijo que los enfrentamientos entre pastores y granjeros en Adamawa, Benue, Taraba, Ondo y Kaduna han resultado en 168 muertes sólo en enero de 2018. A menudo, armados con fusiles AK-47, machetes y espadas, los atacantes invaden aldeas en las primeras horas de la mañana cuando todos/as están durmiendo. El ataque más reciente en Lau, un área del gobierno local en el estado de Taraba en Nigeria, dejó completamente quemadas las aldeas de Lavoro, Katibu, Mako, Nega, Bang y Lushi.

"A las 2 a.m. Comenzamos a escuchar disparos en las aldeas vecinas... Vimos que las casas habían sido incendiadas y escuchamos a mujeres y niños llorando. No tuvimos más alternativa que huir", dijo Gabriel Zinas, que vive cerca de Katibu.

Las víctima fueron llevadas a una fosa común en la aldea de Katibu en Lau, Nigeria. Un reciente ataque de pastores en el estado de Taraba dejó más de 50 personas muertas, incluidos 38 metodistas unidos/as, según la Revda. Irmiya Bako, Superintendenta del Distrito de Yugorobi. Foto: Rvda. Ande I. Emmanuel, SMUN.

La Escuela Bíblica Didango, de La Iglesia Metodista Unida en Lau que entrena evangelizadores de la iglesia local, también fue destruida por el fuego, según el Rev. Baziel Y. Yoila, asistente administrativo de la Conferencia del Sur de Nigeria. También se produjeron ataques adicionales en los condados de Guma y Logo del estado de Benue a principios de enero.

"Hombres armados sospechosos de ser pastores Fulani atacaron estas comunidades, asesinaron a unas 73 personas, destruyeron por completo sus casas y alimentos, forzando a más de 1.760 personas a huir de las aldeas para buscar refugio en las aldeas vecinas", dijo el Rev. Moses Yev de la Iglesia Cristiana Reformada en Makurdi.

Elizabeth Yohanna, presidenta de las Mujeres Metodistas Unidas de la Conferencia Anual del Sur de Nigeria, calificó la situación de trágica: "Nunca he visto algo como esto en toda mi vida. Mientras observo a las 73 personas que recibieron un entierro masivo, vi lágrimas brotar de los ojos de las personas mientras observaban a sus seres queridos siendo enterrados en una fosa común. Le pedimos a Dios, en su misericordia, que restablezca la paz en nuestro país ", dijo.

Según el informe del superintendente de distrito, un total de 48 miembros de la Iglesia Metodista Unida fueron asesinados y 14 aldeas fueron destruidas entre el 2 y el 23 de enero en el estado de Taraba. Más de 6.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, han sido desplazadas de sus hogares. Entre los desplazados internos se encuentran mujeres embarazadas y madres lactantes, dijo Bako, y agregó que las personas desplazadas viven en campamentos al aire libre y están expuestas a muchos peligros.

Mapa de Lau, Nigeria, donde se produjeron los recientes ataques. Ilustración courtesía de Google Maps.

La situación en Nigeria fue discutida en una presentación del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) el 30 de enero, titulada "Cambiando la Narrativa: Medios, Migrantes y Refugiados". Entre los/as asistentes se contaron representantes de grupos eclesiales, las Naciones Unidas y una organización de medios cristianos.

Bako dijo que cerca de 3.700 metodistas unidos/as están actualmente desplazados/as y necesitan ayuda urgente mientras las personas buscan refugio en las instalaciones metodistas unidas en Jen, Jalingo, Kunini, Garin Dogo y Kufai: "Lo que ha sucedido en estas aldeas es tan desgarrador. Se puede ver cómo personas inocentes están sufriendo de hambre e inanición en los campamentos de personas desplazadas). Necesitamos materiales de ayuda urgentes como comida, ropa, medicamentos de primeros auxilios... para ayudar en el proceso de recuperación”, dijo Driver B. Jalo, Director de Ministerios Conexionales para la Conferencia Anual del Sur de Nigeria".

* La Revda. Ande I. Emmanuel es la Secretaria de la Conferencia Anual del Sur de Nigeria, de la Junta General de Iglesia y Sociedad de La IMU y Ministra para el Compromiso entre Congregaciones y Comunidades para Nigeria. Contacto de prensa: Vicki Brown, Nashville, Tenn., (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el gvasquez@umcom.org.