Skip Navigation

Foto cortesía de Texas Methodist Found (TMF).

De izquierda a derecha: Rev. Joe Stabile pastor asociado en la IMU Highland Park, Revda. Elizabeth Mosely pastora asociada en la IMU Highland Park, Rev. Owen Ross, Director de Desarrollo de la Iglesia en la Conferencia Anual del Norte de Texas, y Elena Ríos compañera de Latinx Planter en la IMU Elmwood/El Buen Pastor.

Adorando a un Dios en medio de la crisis en la frontera

 

Por TMF*/ Traducción y adaptación: Leonor Yanes**
01 de agosto de 2018

Una Entrevista con el Rev. Dr. Owen Ross

Hace un mes se tuvo noticias de que más de 10.000 menores fueron retenidos/as en centros de detención en la frontera sur de los Estados Unidos, muchos/as de ellos/as habían sido separados/as por la fuerza de sus familias y otros/as habían llegado a la frontera sin acompañantes. Muchos de nosotros estábamos desconsolados y confundidos acerca de por qué sucedía esto y nos preguntábamos qué podíamos hacer.

Clay Jenkins, metodista unido y Juez del Condado de Dallas fue una de estas personas. Mientras reflexionaba sobre cómo podía cuidar a los/as jóvenes inmigrantes en la frontera, se acercó a algunos de sus contactos en BCFS (anteriormente conocida como Servicios Bautistas para Niños y Familias), y aprendió que esta organización sin fines de lucro y que cuida de los menores en el centro de detención en Tornillo, Texas, podría proporcionar servicios de adoración para los/as jóvenes, pero el gobierno no podría pagar por esas actividades religiosas. En ese momento, un ministerio comenzó a tomar forma.

Pronto se conectaría con la Revda. Elizabeth Moseley, una de sus pastoras en la Iglesia Metodista Unida Highland Park. Elizabeth a su vez se conectó con pastores/as y líderes religiosos/as como el Rev. Dr. Owen Ross, Director de Desarrollo de la Iglesia en la Conferencia Anual del Norte de Texas, y con otros/as que compartieron la pasión de Clay por llevar un servicio de adoración en español a los/as jóvenes de Tornillo.

Durante el fin de semana, estos líderes de alabanza viajaron a la frontera por tercera semana consecutiva para ofrecer alabanzas a Dios y esperanza a los/as jóvenes con un futuro desconocido. Cuando Owen se preparó para su tercer viaje con este equipo, se detuvo para una entrevista rápida con TMF (Texas Methodist Foundation) y compartir más acerca de este ministerio y cómo las iglesias podrían hacer una diferencia en la vida de los/as menores, quienes están esperando la determinación de su futuro. TMF hizo una donación de $5.000 para ayudar con los costos de transporte.

¿Qué estás haciendo exactamente y qué está involucrado? ¿Cómo están respondiendo los adolescentes que participan?

Cada semana que ingresamos en el centro de detención dirigimos un servicio de adoración a las 10am, para aproximadamente 340 muchachos. La mayoría son menores no acompañados, pero algunos llegaron con sus familias y fueron separados. Luego almorzamos y tenemos un servicio de adoración por la tarde con aproximadamente 35 muchachas. Buscamos canciones que ellos/as conozcan y canciones que sean relevantes. Cuando cantan una canción que se saben, llenan la sala con sus voces y cantan entusiasmados/as. Ellos/as ven a Dios como su única esperanza; la adoración se vuelve muy poderosa cuando las personas tienen hambre profunda y una necesidad muy presente de que Dios intervenga en su nombre. 

Cuando llegamos al momento de comunión y oración, la mayoría del equipo fue por todo el local contactando personalmente a los/as adolescentes que querían que se orara por ellos/as. Creo que ese es el servicio más importante que estamos brindando. La primera petición de oración de la mayoría es “ore por mi caso” y la segunda es “ore por mi mamá u otros miembros de la familia”. Ellos/as tienen miedo; tienen miedo de ser enviados/as de vuelta a su país de origen después de haber hecho un viaje tan complicado. Temen por los miembros de su familia que se quedaron allá, y están asustados de lo que sucederá si son deportados/as. 

¿Por qué crees que este ministerio es importante?

Creo que este ministerio es importante porque todos/as deberían poder adorar a Dios, y todos/as necesitan esperanza. También estamos brindando un lugar seguro para una liberación emocional. Las lágrimas fluyen libremente, incluso en el servicio de los muchachos. Durante el tiempo de oración, hay permiso para pedirle a gritos a Dios.  

¿Cómo estás financiando su ministerio?

El único gasto en el que incurrimos es el transporte a El Paso. Afortunadamente, American Airlines ha ofrecido una tarifa humanitaria para nuestros vuelos; aun así, es caro. Hemos recaudado fondos a través de la Iglesia Metodista Unida Highland Park, que también han creado un formulario de donación en línea para nosotros. Adicionalmente TMF nos dio el regalo más grande a la fecha, una generosa donación de $5.000. Muchas personas quieren ser parte de este ministerio, pero no hablan español o no son líderes de adoración, entonces queremos darles a las personas una forma de participar incluso si no pueden ingresar al centro de detención.  

¿Qué estás aprendiendo de esta experiencia?

Estoy aprendiendo cuánto las personas se preocupan por estos niños y cómo personas de todas las tendencias políticas, cuando les he compartido cómo es la adoración y cómo estos/as adolescentes están orando por la libertad y por sus padres, de repente no ven la política sino cómo esto trata es de personas. Hay un factor del Reino de Dios que nos conecta a todos; cuando adoramos juntos se nos recuerda poderosamente a un Dios sin fronteras.

También estoy aprendiendo cuán asustados están los que se encuentran en los centros de detención; temen lo desconocido. Ese miedo puede ser combatido solamente con amor y esperanza; por eso es que vamos. 

¿Quiénes son algunos de sus socios?

Nuestro socio principal es la IMU Highland Park en Dallas, Texas. También nos hemos asociado con el Distrito El Paso de la Conferencia Anual de Nuevo México, el Rev. Eddie Rivera Superintendente del Distrito El Paso, la Revda. Laura Merrill miembro de la directiva TFM, de las conferencias anuales de Rio Texas y Norte de Texas.  

¿Cuál es tu esperanza?

Estamos orando para que nuestras acciones generen un ministerio que alentará a otros centros de detención para que nos permitan ayudar con las necesidades espirituales de los/as que están detenidos/as.

¿Cuáles son las mejores formas para que una iglesia responda a la crisis actual en la frontera?

Hay cuatro categorías en las que te pueden ubicar si llegas a la frontera como inmigrante: 1) si tienes esposo/a, un padre/madre o un familiar directo que sea de los Estados Unidos; 2) si tienes familia extendida aquí, como una tía o un tío; 3) si eres menor de edad, tienes un/a amigo/a de la familia que ha sido autorizado por sus padres/madres para recibirlo y esa persona ha pasado una verificación de antecedentes; y 4) si no tienes a nadie que pueda ser tu fiador/a.  

Algunos de los/as jóvenes en el centro de detención en Tornillo no tienen fiadores/as en los Estados Unidos; sin embargo, el Servicio Mundial Iglesias (CWS) está trabajando actualmente ayudando a encontrar fiadores/as. Las iglesias pueden identificarse como fiadoras y ayudar a las personas a salir de la detención. Las personas también pueden servir como fiadoras. Si usted o su iglesia están preocupados por la crisis en la frontera, pueden actuar ahora mismo a través de CWS y serán una oración respondida para alguien que está atrapado/a en la frontera.

¿Hay algo más que quieras compartir?

Comparto con los/as jóvenes cada semana que no creo haber estado antes en un lugar donde tantas personas están orando por otras en un mismo espacio físico. Cuando entro cada semana, puedo sentir cómo ese espacio está saturado de oración. No deje de orar por los/as jóvenes que se encentran en estos centros de detención, ya que los medios de comunicación cambian de tema. Estos/as jóvenes necesitan creer en un Dios que tiene buenos planes y un propósito para sus vidas. No dejen de orar. 

TMF está agradecida de tener líderes como Owen. Él es miembro de nuestra directiva y su testimonio nos recuerda nuestro llamado a servir a los menos favorecidos. Lo invitamos a considerar en oración las formas en la las que usted y su iglesia podrían apoyar este ministerio.

* Para leer la noticia original, oprmia aquí

** Leonor Yanez es traductora independiente.