Skip Navigation

Siete formas de atraer a nuevos miembros

 

Mucha gente elige una iglesia en base a sus relaciones: familiares, gente que conocen que los invitan, miembros de la iglesia que extienden una hospitalidad genuina, preocupándose de las necesidades e intereses de los visitantes.


(Foto por Kathleen Barry)


La meta no debe ser entablar una relación con el fin de lograr que la persona asista a la iglesia. Más bien, en su momento apropiado, invite a esa persona a que sea parte de un ministerio de la iglesia, como forma de fortalecer una relación que aporte para su vida.

1. Entrenamiento en evangelización
La mayoría de la gente viene a la iglesia porque tiene alguna relación con alguien que ya asiste. Ante todo, hay que subrayar que la importancia de tener una relación con una persona antes de invitarla al culto del domingo, a ser parte de una misión, servicio o ministerio. El entrenamiento también debe incluir cómo y cuándo compartir la fe. Algunas cosas importantes:

A. Use las fortalezas e intereses de la gente
Conéctese con gente sobre la base de lo que usted sabe de ellos, sus intereses y necesidades. Para alcanzar a la gente fuera de la iglesia, hay que tener bastante conocimiento de sus vidas personales. Sólo así podremos decirles cómo el ser parte de una comunidad de fe mejorará sus vidas. Por ejemplo:

? A Kim le gusta hacer buenas obras y estar activa. Considere invitarla a una un proyecto comunitario o global donde conozca gente con la misma mentalidad de servicio. La invitación al culto de adoración podría venir más tarde.
? Jerome canta en una banda de rock 'n roll, tiene una parte espiritual y generalmente prefiere experimentar la vida en forma plena. Invítelo a un servicio lleno de energía con música contemporánea, imágenes y mensajes orientados a la acción. Si su congregación no ofrece este tipo de adoración, diríjalo a una que lo hace. Considere ir a esa iglesia con él hasta que entable amistades y se sienta cómodo.
? El domingo, Danny va al campo deportivo a jugar su deporte favorito. Sería imposible invitarlo al servicio dominical, así que invítelo al equipo deportivo de la iglesia. Dé la bienvenida a sus amigos, y hable de asuntos espirituales de manera informal. Sea una influencia positiva en su vida.

B. Construya sobre fundamento bíblico
Los líderes de la iglesia pueden compartir y animar a los miembros a ser hospitalarios en forma activa, personal y bíblica. Romanos 12 es una mina de oro sobre cómo formar relaciones:

? Sea genuino. "El amor debe ser sincero". No finjamos que amamos a otros.
? Que nuestro entusiasmo sea contagioso. Tengamos "el fervor que da el Espíritu".
? Seamos positivos, pacientes y personas de oración. Esto nos conecta con otros. Quizá nuestros amigos nunca lleguen a creer como nosotros, pero todavía podremos ser una buena influencia en sus vidas.
? "Practiquen la hospitalidad". Abra su corazón y hogar a otros. La gente hospitalaria hace que el mundo sea más pequeño.
? "Bendigan y no maldigan". Nunca hablemos mal de otros.
? Mostremos empatía. Esto evitará que parezcamos indiferentes. "Alégrense con los que están alegres; lloren con los que lloran".
? Dejemos que sea Dios quien haga justicia. Cuando queremos vengarnos, nos ponemos en el lugar de Dios, como si nosotros pudiésemos juzgar el corazón de otros.

2. Invitaciones personalizadas
Momentos especiales como Navidad, Semana Santa, bautismos y otras ocasiones nos dan la oportunidad de invitar personalmente a quienes no van a la iglesia. Las invitaciones personalizadas son un excelente estímulo para lograr participación.

3. Visite a la gente
Que los equipos de visita vayan a otras iglesias para ver otros estilos de adoración. Esto les permitirá también experimentar, de primera mano, lo que es ser un huésped y sentirse como extraños. Así podrán volver con ideas sobre qué hacer o evitar para mejorar el programa de bienvenida.

4. Dando la bienvenida
El proceso de bienvenida empieza tan pronto alguien entra al templo. Algunas ideas son las siguientes:

? Organice un equipo de hospitalidad. Invite a los visitantes a una comida en casa de algún miembro del equipo.
? Junte a una persona con dificultades de movilidad con un miembro físicamente activo que puede ayudarla a navegar las dependencias de la iglesia y ayudar al visitante, durante la semana, con las compras del supermercado o un viaje al doctor. También cuide de aquellos que cuidan a otros.
? Distribuya videos e información para visitantes. Esta información debe informar al visitante sobre los cultos, misiones, actividades y otros ministerios. Es importante incluir un mensaje de bienvenida del pastor.
? Que el boletín dominical siempre contenga una invitación a que las personas nuevas se hagan miembros de la congregación e información de cómo hacerlo.

5. Hágase parte de la delegación de bienvenida ("welcome wagon") del vecindario
Una forma es trabajar con firmas de servicios públicos para enterarse quiénes han pedido nuevos servicios (electricidad, agua, etc.). Las familias que acaban de llegar al vecindario, a menudo buscan una iglesia.

Hay todavía dos formas más de invitar a la gente. Ambas pueden generar relaciones que podrían llevar a invitaciones personales.

6. Ponga carteles
Distribuya letreros que se puedan colocar en el patio de las casas de los miembros de la iglesia. El mensaje podría ser: "Esta familia te invita a la Iglesia Metodista Unida&ellipsis; (nombre aquí)". También podrían poner letreros para eventos especiales, respetando las ordenanzas municipales.

7. La canasta de bienvenida
Hable con las escuelas cristianas. Aunque no están autorizadas a darle información, quizá puedan ayudar entregando a las nuevas familias la canasta de bienvenida de su iglesia. Comparta información sobre su comunidad, así como de su iglesia. Miembros de la iglesia podrían donar algunos componentes de la canasta. Cuando alguien se muda a una nueva casa, agradecerán una canasta que llega con papel higiénico, jabón y otros insumos de primera necesidad.


--Este artículo apareció originalmente en la edición de abril 2010 de MyCom, boletín electrónico en inglés que Comunicaciones Metodistas Unidas publica mensualmente, para proveer de recomendaciones y herramientas a los líderes de la iglesia. Suscríbase al boletín en www.umcom.org/MyComSubscribe.


el Intérprete, noviembre-diciembre, 2010