Skip Navigation

Servicio especial de una Quinceañera

Por Aquiles Martínez
 

INTRODUCCIÓN

Un motivo muy especial nos ha traído a este lugar. Hace quince primaveras, Dios obsequió al mundo a una linda persona, con el fin de bendecirnos a todos los que habríamos de conocerla. Su nombre es __________________

En este inolvidable día, unimos nuestros corazones para festejar los años de vida que el Creador le ha regalado a esta jovencita y para agradecerle por quien ella es. También nos congregamos para pedirle a Dios su protección y guía, para que el paso de la niñez hacia la madurez, que hoy simbolizamos sacramentalmente, sea fiel reflejo del amor por Dios y los demás.

INVITACIÓN A CELEBRAR LA VIDA

Líder:
El Creador ha soplado el aliento de vida en cada uno de nosotros y nos ha moldeado conforme a su imagen de matices tornasoles y muchos sabores. ¡Esto es una bendición!

Pueblo: La vida es el rocío mañanero que viene y se va, la brisa fresca del occidente, la lluvia que irriga los campos, el calor del verano, la nieve y el granizo del invierno, el follaje, las flores y los frutos de la Madre que a todos nos cobija. ¡Esto es una bendición!

Líder: La vida somos tú y yo, la familia y los amigos, almas únicas y gemelas de paso por este mundo hacia el otro mundo, siguiendo las huellas de quien nos hizo de un trazo y los latidos del corazón que nos regala cada segundo. ¡Esto es una bendición!

Pueblo: Cada día que se añade al calendario es un milagro. Nuestro peregrinaje está repleto de ellos. Sin embargo, desde nuestra venida al mundo hasta nuestra partida, cruzamos ríos que forjan nuestro carácter y que recordamos con el paso de los años. En esta velada, una jovencita cruza hacia la otra ribera de uno de los ríos de la vida. ¡Esto es una bendición!

Líder: Por todo esto, a una voz declaramos...

Quinceañera: &ellipsis;Que te alabamos y te damos gracias, amado Creador, por el precioso y misterioso don de la vida.

Todos: &ellipsis;Que te alabamos y damos gracias porque en días como este podemos recordar de quien venimos, quienes somos, hacia donde caminamos y a quienes nos debemos.

Quinceañera: &ellipsis;Que hoy y siempre queremos disfrutar, recordar y compartir la dádiva de la vida conforme a tu voluntad; que hacemos votos por vivir la vida a plenitud y compartirla con otras personas hasta nuestro feliz reencuentro contigo al final de nuestros días.

Todos: ¡Amén!


ORACIÓN DE APERTURA


LECTURAS BÍBLICAS (la quinceañera pudiera leer algunos de estos pasajes: Salmo 148; Lucas 2:41-52)

QUINCE AÑOS PARA RECORDAR

Parte I: Presentación

De niña a joven mujer (aquí sugerimos algunos símbolos o regalos que ilustren el paso de la niñez hacia la juventud)

Palabras de estímulo (los convidados comparten algunos consejos con la quinceañera)

Parece que fue ayer (se puede pasar un video o una presentación en Power Point con fotos selectas de los quince años de la joven)

Parte II:  Aquí también se podría tener música especial o cantos congregacionales.


LA ENCOMENDAMOS EN TUS MANOS

Líder:
Querida ______________, alégrate en tu juventud pero también en el mañana. Busca siempre la felicidad. Sigue y realiza tus sueños. Que nadie tenga en poco tu juventud. Acuérdate de tu Creador hoy y siempre.

Pueblo: Recuerda que los que esperan en Jehová renovarán sus fuerzas y alzarán su vuelo como las águilas.

Quinceañera: Mi Señor todo lo sabe y todo lo puede. Camina con quien le ama y le sirve. Nunca me dejará. Me pongo en sus manos y pido su bendición para el resto de mi jornada por esta vida. Agradezco a Dios y a todos ustedes por su apoyo.

Todos: Que Jehová te guíe, guarde y acompañe. Amén.


Bendición final

AGAPE: FIESTA DE AMOR EN FAMILIA

(Sugiero que el padre baile con la hija un vals o cualquier otro género musical para presentarla a la iglesia y la sociedad)


--Dr. Aquiles Martínez, es profesor asociado de religión en Reinhardt College, Georgia. AEM@reinhardt.edu



el Intérprete, mayo-junio, 2008