Skip Navigation

Preguntas más frecuentes sobre la Conferencia General: Segunda parte

En esta segunda parte, proseguimos el análisis de la asamblea legislativa de mayor rango en la Iglesia Metodista Unida es la Conferencia General, cuya tarea es fijar la dirección que seguirá la denominación cada cuatro años. La Conferencia General es el único cuerpo de gobierno que puede hablar en forma oficial a nombre de toda la Iglesia Metodista Unida.

¿Cuál es el costo de la asamblea?

La reunión de 2008 tendrá un costo de más o menos seis millones de dólares.

¿Cómo se atiende a todos los participantes?

Unas 4.000 personas sirven en muchas funciones en calidad de voluntarios, para dar la bienvenida e inscribir a los participantes, para hacer diligencias y como seguridad. Otros trabajan como traductores, guías, chóferes, músicos, técnicos, reporteros, etc.

¿Cuáles serán los discursos principales?

Cada día se empezará con un culto y durante la primera semana habrá tres presentaciones: el discurso episcopal, a cargo de la obispa Sharon B. Christopher (área de Illinois); el discurso laico, por Lynn Powell (conferencia Georgia norte) y el discurso de la gente joven (por anunciarse).

¿Se ofrecerá orientación para los delegados?

Tres agencias proveerán de entrenamiento para que la asamblea promueva integración internacional, racial y de sexo. Los delegados también recibirán un DVD explicando los reglamentos y procedimientos para la asamblea, los deberes de los comités y otros consejos. También se dará orientación a las mujeres y las minorías étnicas.

¿Cómo opera el proceso legislativo?

Cada petición es tratada por uno de los 13 comités legislativos, donde se vota si se rechaza o remite la petición. Los primeros cuatro días son para evaluar las peticiones o propuestas. El siguiente paso es que la asamblea en pleno considera las propuestas de los comités. Una propuesta que viene de un comité es llamada "ítem de calendario". Los ítems calificados pasan a ser parte del "calendario autorizado". Entonces, la asamblea pasa a tratar las propuestas.

La Conferencia General es el único cuerpo de gobierno que puede hablar en forma oficial a nombre de toda la Iglesia Metodista Unida. Si se aprueba una propuesta que tiene implicaciones económicas, se remite al Concilio General de Finanzas y Administración. La agencia evalúa la propuesta y emite una recomendación. Entonces los delegados dan la aprobación final al ítem o lo modifican.

Las sesiones de la asamblea se traducen al alemán, francés, portugués, Suahili, español, ruso y coreano.

¿Quiénes son los oficiales que presiden?

Los obispos activos se turnan para presidir las plenarias, siendo elegidos por un comité de delegados. Con todo, los obispos no tienen derecho a voto y sólo pueden dar su opinión una vez que un asunto ha sido aprobado.

¿Cómo funciona el proceso de peticiones?

Cualquier individuo u organización de la iglesia puede elevar una petición a la asamblea. La petición debe ser concreta en referencia a un solo párrafo de la Disciplina o tema del Libro de Resoluciones.

¿De qué se trata la propuesta de convertir a la iglesia de los Estados Unidos en un cuerpo regional?

Se ha propuesto que la iglesia en este país pase a ser un Conferencia Central, como ocurre en África, Europa y Asia. Si esto se aprueba, la asamblea del año 2012 creará nueva legislación para este efecto. La propuesta viene como reconocimiento de que el 30% de la membresía de la IMU ahora viene de fuera de los Estados Unidos. El cambio haría que los asuntos que preocupan a la iglesia de este país pasen a ser materias de su propia conferencia central, sacándolos de la Conferencia General.

Para más información, visite la página web de la Conferencia General www.gc2008.umc.org

El Daily Christian Advocate informará quiénes son los delegados y sus asignaciones a comités, junto con las peticiones y los informes de las agencias. Durante las sesiones, la misma publicación imprimirá todos los días la agenda, noticias y toda otra información pertinente, a fin de mantener a los delegados bien informados del devenir de la asamblea. Un sistema de computación permite que los delegados y visitantes se informen del estado de las peticiones o ítems de calendario.


--Amanda Bachus, Directora de El Intérprete

el Intérprete, enero-febrero, 2008