Skip Navigation

Mi pasión es la enseñanza

 

Por Irma R. Garza


Desde niña supe que mi don era la enseñanza. Cuando era niña, jugábamos a la escuela con mis hermanas, y yo siempre era la "maestra". Les daba tareas y simulaba que las corregía. Como adulta llegué a ser maestra de escuela, y siempre he sentido una pasión por enseñar en la iglesia.


Norma Ramírez (izquierda) con Irma R. Garza (derecha)

Ahora que estoy jubilada, dedico mis dones al servicio del Señor. Por muchos años fui profesora de Escuela Dominical, pero cuando el Rdo. Rubén Sáenz llegó a mi iglesia, me puso como facilitadora de Disciple Bible Studies (Cokesbury). Me encanta facilitar porque tengo que estudiar mucho para guiar la clase. Es a través de este material que vi a mi iglesia crecer espiritual y numéricamente. Después tomé las clases de confirmación, alargando el período de siete semanas a tres meses con clases los miércoles y domingos. En el culto de confirmación un estudiante dio testimonio de que Jesús había muerto por sus pecados, añadiendo "porque la Sra. Garza nos lo enseñó y lo vimos en la Biblia". Nada me da más gozo que verlos entender que Jesús es el camino de salvación.

El verano que pasó tomé un nuevo desafío. Enseñé clases de ESL de julio a agosto, junto a otras dos maestras jubiladas: Norma Ramírez y Celia Espinoza. Esta era la primera vez que la iglesia ofrecía este ministerio a la comunidad. Cuando llegué a este país, fui estudiante de ESL, de modo que comprendo bien las frustraciones de los estudiantes. Fue un deleite ver su entusiasmo y satisfacción de aprender. No querían que la clase se terminara. Lo mejor de todo es que los podré ver seguido porque los estudiantes han decidido asistir a las clases de estudio bíblico de los miércoles y a los servicios dominicales. ¡Un maravilloso verano! Aunque estoy jubilada, soy una discípula muy activa de Jesucristo, y seguiré usando mis dones para dar honor y gloria a su nombre.



--Irma R. Garza, IMU El Buen Pastor, Edinburg, TX, Conferencia Río Grande

el intérprete, enero-febrero, 2011