Skip Navigation

La Conferencia General 2008

 

Por Germán Acevedo Delgado


El pueblo de Dios evalúa su trabajo y busca formas de tener más efectividad en el cumplimiento de su misión. La Iglesia Metodista Unida se reúne cada 4 años para decidir prioridades, aprobar su presupuesto, revisar la ley de la iglesia, elegir personas al Consejo Judicial y al Senado Académico, considerar propuestas de cambio constitucional, recibir informes de trabajos realizados y muchas otras cosas.

Las resoluciones aprobadas se convierten en guías para el trabajo de toda la iglesia. Para los hispanos es importante lograr que la Conferencia General apruebe programas y resoluciones que respondan a las oportunidades y problemas que enfrenta nuestro pueblo. La Conferencia General es la única entidad que puede hacer pronunciamientos a nombre de la Iglesia Metodista Unida. Las resoluciones aprobadas se convierten en guías para el trabajo de toda la iglesia.

Por tanto, un grupo de líderes relacionados a MARCHA (Metodistas Asociados Representando la Causa de los Hispano Americanos), la Conferencia de Río Grande y la Iglesia Metodista de Puerto Rico participamos como observadores de la Conferencia General celebrada del 23 de abril al 2 de mayo. Invertimos 11 días de nuestro tiempo en reuniones desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche, con el fin de asegurarse que se creen oportunidades para el crecimiento y fortalecimiento de nuestras iglesias y buscar que la agenda hispano-latina sea tomada en consideración. Es por esto que desde la creación de MARCHA se selecciona un grupo de personas para que trabaje durante la Conferencia General tratando de influenciar las acciones de la Conferencia.

En esta Conferencia General, promovimos la aprobación del Plan de Ministerios Hispano-latino y se logró la aprobación del mismo. El Plan Nacional de Ministerios Hispano-latino ha sido un instrumento efectivo para el desarrollo de muchos ministerios nuevos dentro de la Iglesia Metodista Unida.

Otra prioridad fue lograr que la Conferencia General se pronuncie en favor de una reforma a las leyes de inmigración de los Estados Unidos. La iglesia pide cambios a la ley de inmigración para asegurar que menores no sean separados de sus madres y/o padres debido a las redadas efectuadas por agentes de inmigración, para asegurar que las familias de inmigrantes tengan acceso a servicios de salud y educación, y para que se cree algún mecanismo para legalizar el estatus migratorio de tantas personas que llevan muchos años residiendo y trabajando honradamente en los Estados Unidos sin tener documentos. La Conferencia General aprobó varias resoluciones sobre inmigración a las cuales el Concilio de Obispos, la Junta General de Iglesia y Sociedad y la Junta General de Ministerios Globales ahora deben darle seguimiento a tan importante asunto para nuestra gente.

Otro de los logros alcanzados para toda la comunidad inmigrante es que ahora las agencias de la iglesia no pueden poner requisitos de ciudadanía o residencia permanente como condición para que nuestros estudiantes participen de los programas de becas de la Iglesia Metodista Unida. Esta petición fue una iniciativa de MARCHA, algo por lo cual hemos estado luchando por muchos años. No tenía sentido que nuestra gente ofrende, pero que no pueda participar de los beneficios de la iglesia.

La Iglesia Metodista Unida definió su misión como la de hacer discípulos de Jesucristo para la transformación del mundo. La Conferencia General, según lo aprobado, estará trabajando alrededor de 4 énfasis o iniciativas claves: 1) desarrollo de lideres cristianos efectivos, 2) comenzar nuevas congregaciones y fortalecer las existentes, 3) establecer ministerios con los pobres, 4) mejorar la salud mundial atacando principalmente enfermedades que hacen estragos entre las personas pobres. En relación a la salud mundial, la Conferencia General dio mucha visibilidad al programa para erradicar la malaria mediante la distribución mosquiteros.

Mediante los cambios al Libro de la Disciplina de la Iglesia Metodista Unida, se modifica la ley de nuestra iglesia. Entre los cambios en la Disciplina, que ocurrieron en esta Conferencia General, está el darle más participación a las pastoras y pastores locales. Algunos de los cambios requieren modificaciones a la constitución de la iglesia. Por lo tanto, tienen que ser ratificados por la mayoría de las conferencias anuales. Algunos de los cambios permitirán que las personas en la categoría de pastor local tengan derecho a votar en la elección de delegados a la conferencia general y jurisdiccional.

Durante el último día de la Conferencia General, la Iglesia Metodista Unida celebró el centenario del primer credo social de la Iglesia Metodista. También se aprobó una forma del Credo Social para ser utilizada como parte de la liturgia de la iglesia.

La Conferencia afirmó la continuación del Fondo Permanente Encuentro con Cristo en América Latina y el Caribe. Este fondo busca donativos que vienen a formar parte de dicho fondo. Los intereses que dicho fondo produce son distribuidos entre distintos proyectos de misión para quienes solicitan dicha ayuda. También se aprobó dar seguimiento a las recomendaciones traídas por el grupo que estudió la relación entre las iglesias autónomas afiliadas del Caribe y América Latina con la Iglesia Metodista Unida. Una de las recomendaciones va dirigida a establecer un mecanismo de consulta entre líderes de CIEMAL y personas de la Iglesia Metodista Unida involucrados en apoyar proyectos de misión en dicha región.

Se aprobaron varias resoluciones sobre Puerto Rico. La resolución titulada "Política de los Estados Unidos en Vieques" solicita que la limpieza de los terrenos previamente ocupados por la Marina de los Estados Unidos se haga sin hacer explotar al aire libre las miles de bombas encontradas sin detonar. Dicha resolución pide que también se limpien los terrenos de la isla de Culebra y el establecimiento de nuevos programas de salud para la gente de Vieques. Las otras resoluciones sobre Puerto Rico cubren dos temas, la liberación de los presos políticos puertorriqueños y que se facilite un verdadero proceso de auto determinación para Puerto Rico.


--Rdo. Germán Acevedo Delgado
Iglesia Metodistas San Juan
Director Colegio Metodista San Juan Moderno
San Juan, Puerto Rico
Gacevedo2002@yahoo.com

el Intérprete, julio-agosto, 2008