Skip Navigation

¿Todavía tiene miedo a las computadoras?

Por Amanda M. Bachus



Pienso en aquellas personas que no se atreven a usar una computadora y me pregunto, ¿Cómo es que hoy todavía hay quienes no han dado el paso desde el siglo XX al XXI?

Es impensable que, en el día de hoy, un profesional no sepa manejar un sistema básico de computación. Para que un pastor o pastora, un o una líder de la iglesia puedan realizar su trabajo de una manera efectiva, es imprescindible que esté al tanto de la tecnología.

No es un asunto de lujo o de edad. La tecnología no es solo para los jóvenes. Tampoco podemos decir que las computadoras son muy caras. Si tenemos dinero para comprar un TV-LCD, también podemos comprar un sistema de computación básico. Hay sistemas sencillos a precios razonables, los precios ya no son inalcanzables. No existe excusa para no aprender a escribir en un teclado. Sólo hay dos opciones: Aprender o quedarse en el siglo pasado.

Es vital que en nuestro diario vivir tengamos la tecnología que nos ayude a estar en contacto con nuestras redes de trabajo, familiares y personales. Hoy no se puede prescindir de los siguientes medios: teléfono celular con Internet incluido y capacidad para enviar mensajes y fotos; computadora laptop o de escritorio; una cámara digital para tomar fotos de las actividades en la iglesia; proyector, impresora, cámara de video.

El uso del e-mail es hoy algo rutinario. Espero que el lector me escriba y me envíe un artículo, historia o informe sobre su iglesia para publicarlo en el Intérprete. Y deseo que me lo envíe por email y con fotos digitales como adjuntos. ¡Atrévase!

Alcance a quienes buscan una iglesia por el Internet. Ingrese al sitio oficial de la IMU, Finda- Church, y registre a su iglesia, las actividades y ministerios que ofrecen. Quienes están en busca de una iglesia interesante, activa y llena del Espíritu, se animarán a llegar a la suya si leen la información de los ministerios que su iglesia ofrece y que están listados en la página de Find-A-Church.

Quizá usted se haga estas preguntas: ¿cómo puedo lanzar mi campaña de invitación y alcanzar nuevas personas?¿Cómo puedo hacer que mis hermanos/as anglos celebremos juntos en un culto unido? ¿Cómo hago para invitar a la gente a servicios especiales? ¿Cómo me comunico con los miembros de los comités de la iglesia? Ya no puede seguir usando los mismos medios de hace veinte años.

La gente responde más rápidamente a las invitaciones y mensajes por Internet. La juventud crece aprendiendo lo más nuevo en tecnología. Llegue a las nuevas generaciones por los medios que ellos utilizan. Entonces, ¿cómo hacerlo? Primero debe repensar su modo de operar, luego planificar su tiempo y las finanzas. Después prepararse mental y físicamente para aprender a tecnificarse y, por último, emprender. Al comienzo será difícil, pero pronto se animará al darse cuenta de cuánto puede realizar con la tecnología: enviando mensajes por e-mail, creando una página Web con información de su iglesia, anotándose en una página social como Facebook, transmitiendo noticias instantáneas por Twitter, etc. Así podrá compartir sus experiencias e intereses a su iglesia y comunidad.

Los metodistas hispano-latinos estamos viviendo un momento donde deberíamos repensar cómo vamos a alcanzar a la comunidad, cómo vamos a plantar nuevas iglesias, cómo vamos a mejorar nuestros ministerios.

Espero que este número sea una pequeña ayuda a quienes todavía no han dado el primer paso. Si siente que es un paso difícil, no se desanime. Pida ayuda a los jóvenes y con gusto le darán una mano. Deseo de corazón que se tecnifique para reavivar su ministerio. Anímese a repensar y a aprender algo nuevo.


-Amanda Bachus, Editora


el Intérprete, septiembre-octubre, 2009