Skip Navigation

¿Ansiedad?

Por el Pastor Rubén Kassabián
 

¿Es usted una persona ansiosa?

Día a día debemos enfrentar la tentación de caer en las “garras” de la ansiedad, ese sentimiento de vértigo en el que todo pareciera resumirse en las expresiones: -“Lo quiero ahora, ya, en este momento, ¡no puedo esperar más!”

Ahora bien, es interesante descubrir que la ansiedad no hace que las cosas se aceleren. Al contrario: suele generar desequilibrios físicos, emocionales y espirituales, llevando irremediablemente a la pérdida de la paz que tanto necesitamos para vivir en plenitud.

¿Cómo vencer la ansiedad?
Le recomiendo buscar un ejemplar del Nuevo Testamento y leer el evangelio según San Mateo, capítulo seis, versículos 25 al 34. En las palabras de Jesús expresadas en aquellas líneas encontramos cinco principios para vencer la ansiedad:

1.- Coloque a Dios en primer lugar en su vida. “Pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, y recibirán también todas estas cosas (necesarias para la vida)” (Mateo 6.33). ¡Busque a su Creador y permita que Él sea el número uno en todo!

2.- Tenga una actitud positiva ante la vida. “No se preocupen por lo que han de comer o beber para vivir, ni por la ropa que necesitan para el cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa?” (Mateo 6.25). Valore aquello que es lo más importante. ¡La vida tiene mayor valor que todo lo demás!

3.- Confíe en que Dios conoce sus necesidades. “Ustedes tienen un Padre celestial que ya sabe lo que necesitan” (Mateo 6.32). ¡Nuestro Creador es bueno, misericordioso y jamás abandona a quien se acerca ante Él con fe y confianza!

4.- Crea que Dios proveerá lo necesario para sus necesidades. “…y recibirán también todas estas cosas” (Mateo 6.33b). ¡Dios, que nos da la vida, también dará el sustento para que podamos vivir en paz!

5.- Evite especular con el futuro. “No se preocupen por el día de mañana, porque mañana habrá tiempo para preocuparse. Cada día tiene bastante con sus propios problemas” (Mateo 6.34). La ansiedad nos lleva a vivir preocupándonos por lo que no tenemos, cuando en realidad debemos vivir un día a la vez, proyectándonos – es cierto – hacia el futuro, pero sin permitir que la ansiedad carcoma nuestra paz y nuestra felicidad.

Comience hoy mismo a aplicar estos principios prácticos a su vida, y verá cómo la ansiedad dará lugar a la tranquilidad de espíritu que tanto necesita para vivir en forma plena.

¡Vivamos una vida al 100%!

 

--Pastor Rubén Kassabián
www.jesus100x100vida.org
Usado con permiso del Pastor Rubén Kassabián


el Intérprete Online – septiembre-octubre, 2011-10-05