Skip Navigation

Como desarrollar una congregación multicultural

Por Nora Martínez


Hoy los jóvenes no aceptan las barreras que conforman la cultura homogénea de la mayoría de las iglesias tradicionales. Para el bien de la iglesia, es esencial que tanto las iglesias existentes como las iglesias en formación modelen una nueva forma de hacer iglesia que refleje la nueva realidad social. De esta forma, la iglesia podrá abordar un campo de misión joven y culturalmente diverso.

Durante mi ministerio, aprendí que necesitaba asociarme con iglesias anglo dispuestas a trabajar para abrir sus corazones y puertas, a fin de recibir a gente diversa, creando así un modelo multicultural efectivo. Si damos los pasos para crecer intencionalmente hacia una iglesia multicultural, siempre con la mira de establecer 'relaciones personales con gente nueva', si capacitamos líderes, delegamos responsabilidades y brindamos una predicación pertinente, podremos desarrollar una congregación efectiva en asociación con la congregación madre.

Comparto algunas estrategias que me sirvieron durante el proceso inicial de la creación y desarrollo de una congregación latina en un contexto cultural diverso o multicultural.

Contexto

  • Iglesia anglosajona con una asistencia de 120 personas los domingos en la mañana, la mayoría de 50 años y mayores, 98% gente blanca.
  • Vecindario en transición, 43% de Latinos en el área.

Proceso

  • Después de conversaciones iniciadas por el superintendente, me reuní con la pastora de dicha congregación para aclarar el proceso y las expectativas. Quedó claro que no se nos cobraría alquiler y que no usaríamos el modelo de patrón-inquilino, sino de una sola iglesia unida.
  • Después que el comité administrativo aprobó dar los pasos necesarios para empezar un ministerio con Latinos, la pastora desafió a su liderazgo recordándoles que los pastores van y vienen y que yo, como directora asociada, no podía hacer el trabajo para la iglesia local, sino que la congregación debía levantarse y formar un equipo de trabajo, tomar las riendas de este ministerio, mientras que la pastora y yo los guiaríamos en el proceso. Se formó un grupo de 7 personas. Una asumió el liderazgo, preparó la agenda para las reuniones y les recordó a la gente de las reuniones.
  • Se empezaron a reunir en abril del 2010 con el fin de aprender de la cultura latina, evaluar su propia iglesia, conducir un estudio de campo de la comunidad latina y tener un plan estratégico de trabajo. Esas reuniones incluyeron presentaciones sobre inmigración, sobre lo que la Biblia enseña, sobre hospitalidad, historias compartidas por pastores hispanos y anglos laicos involucrados en ministerio hispano, visitas a otros ministerios hispanos.
  • Como resultado del estudio de campo, el equipo decidió dar un paso inicial: Ofrecer clases de inglés con guardería infantil. Esta fue la necesidad repetida en todas las encuestas. La hora de las clases se escogió también como resultado del estudio de campo.
  • Se decidió ofrecer las clases de inglés en periodos de 8 semanas. Se decidió contratar y pagar a maestras preparadas, y usar voluntarios para ayudar a las maestras y en la guardería.
  • Se repartieron volantes solamente a los complejos de apartamentos que estaban cerca de la iglesia y en negocios.
  • Los voluntarios fueron capacitados para no sólo ser amigables, sino para recibir a las familias con amor genuino.
  • Los estudiantes se inscribieron el primer día junto con sus niños. Sólo se les pidió su número celular.

Resultado

  • Terminado este primer período, la asistencia de adultos fue entre 40 y 60, la asistencia de niños fue entre 35 y 40. Mucho más de lo que se esperaba.
  • Tenemos 4 clases, 3 para principiantes y 1 para más avanzados.
  • Decidimos concluir el último día de las 8 clases con 1 hora de clases y un corto culto de acción de gracias.
  • La asistencia al culto era completamente voluntaria. Los estudiantes fueron invitados a asistir. Los niños permanecieron con los voluntarios en el área de los niños.
  • Preparamos un culto corto, empezamos con una bienvenida por la pastora anglo y yo serví de intérprete.
  • 3 canciones en español acompañadas de guitarra: canciones positivas que nos recordaron del amor de Dios y su caminar con nosotros.
  • Imprimí el salmo 23 en media página, con anuncios al otro lado sobre eventos de navidad, clases de inglés y cuaresma. No se dieron anuncios durante el culto.
  • Compartí sermón de sólo 10 minutos sobre el salmo 23, el cual nos recuerda que Dios está con nosotros en medio de las dificultades. Les recordé que Dios los ama y que en esta época, cuando recordamos a nuestras familias que hemos dejado lejos, debemos recordar que Dios está con nosotros y con ellos. Fue un mensaje positivo. La gente recibió con los brazos abiertos lo que les estábamos dando. No se insistió que tenían que hacer nada. La base teológica para esto es que Dios es el que hace la obra, no nosotros.
  • En la mesa del altar, teníamos 2 velas grandes ya encendidas, y muchas velitas pequeñas apagadas. Yo encendí una de las velas pequeñas en símbolo de acción de gracias a Dios por los estudiantes y sus familias, porque esta iglesia estaba agradecida por haber podido conocerlos un poco.
  • Invité a los estudiantes a encender una vela en acción de gracias o petición si así lo deseaban, y aclaré que el que no se sintiera cómodo no tenía que hacerlo.
  • Todos los estudiantes, 50 adultos hispanos, pasaron adelante a encender las velas (además de los 20 voluntarios), todos visiblemente conmovidos. Algunos pasaron al altar y se arrodillaron por unos minutos (había música suave de fondo).
  • Cuando todos pasaron, les recordé que Dios los ama y les di la bendición en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
  • Después del culto hubo pastel y regalos para los niños.

Evaluación

  • Este grupo de gente recibió todo con gratitud y Dios obró de una manera maravillosa.
  • La liturgia de las velas fue significativa para ellos.
  • Ya preguntan si habrá otros cultos.
  • No se sintieron acosados u obligados a hacer nada. Recordemos que Dios hace la obra, no nosotros.

Planes futuros

  • Empezaremos otro período de clases.
  • Probablemente celebraremos un culto para el miércoles de ceniza.

Sé que esto es sólo el comienzo, pero ha sido un muy buen comienzo, gracias a Dios. Seguimos pidiendo su sabiduría para ser sensibles a las necesidades de la gente y ser instrumentos útiles para que ellos se acerquen a Dios, y para que nosotros no seamos obstáculos en ese proceso.

 

--Nora Martínez, fue directora asociada de Desarrollo de Nuevas Iglesias, en la Conferencia Anual Georgia Norte. Ahora trabaja como Secretaria General Asistente en GBGM. nmartinez@gbgm-umc.org


el Intérprete, mayo-junio, 2012